Últimas noticias
recent
-->

ECHANDO UN OJO A HEAVY RAIN

Heavy Rain camina en la cuerda floja de ser entre una película interactiva y un videojuego. Podemos dejarlo en aventura gráfica.
Esta creación de David Cage fue muy bien recibida por las críticas y por las ventas, superando los 2 millones de copias en todo el mundo.
A continuación os expongo mi visión personal del juego, que no tiene por qué coincidir con lo dicho por crítica y ventas.

Hace poco me sentía un poco... cómo decirlo, ¿de bajón? Eso suponiendo que realmente tenga sentimientos, pero la cuestión es, que puse en la balanza "estúpida película americana" y helado en un lado, y Heavy Rain en el otro. Y como realmente no tengo sentimientos ni quiero que mi trasero sea aun más gordo, elegí el videojuego.

La historia comienza en un casoplón, eres Ethan Mars, un hombre que vive su perfecto sueño americano, con una esposa bella, hijos adorables, trabajo bien remunerado y tan flexible, que empezamos en un bonito día despertándose él cerca de la hora de la comida.

Todo es tan sumamente perfecto que me dan ganas de vomitar poner otro juego. Pero soy de ese tipo de personas que les gusta acabar lo que empiezan. Así que continúo jugando haciendo cosas como poner la mesa con mucha "delicadeza" (la mujer estuvo a punto de pedir el divorcio por la manera en que mi personaje colocó los platos), jugar con un coche teledirigido (a lo que la mujer enseguida lo critica y yo lamento que no haya pedido el divorcio de verdad), y finalmente jugar con los nenes, poniéndote ante la primera decisión difícil, elegir con quien juegas primero.

Como siempre, cuidadito, que ahora es cuando empiezo a hablar de cosas que igual no desearías haber sabido si piensas jugarlo. O visualizarlo.
Después de ese día perfecto, tenemos otra preciosa y rellena de mermelada escena en el centro comercial, donde empieza lo bueno ya que, para resumir, perdemos al niño quien va a cruzar la calle y pese a que Ethan se lanza desesperado sobre su hijo para salvarlo, son arrollados por un coche y el chico muere.

Entonces por fin comienza la historia, 2 años después, con Ethan separado y con barba, intentando ser un buen padre con el hijo que le queda vivo. Para colmar la ahora patética situación de Ethan, pierde a su otro hijo en el parque y las evidencias relacionan la desaparición con el asesino del origami, un serial killer que lleva 8 víctimas, las cuales son todas niños entre 8 y 12 años que aparecen muertos entre 3 y 5 días, sin signos de violencia, ni pruebas y todos han muerto ahogados.

A partir de aquí vamos saltando entre los personajes Ethan, Scott Shelby, detective privado que investiga el caso, Norman Jayden, agente del FBI que se une a la investigación policial (por favor, decirme algún sinónimo de investigación), y Madison Paige, una fotógrafa con insomnio que necesita ir a moteles para poder dormir algo (si, yo tampoco lo entiendo).

Vamos, que tenemos unos días para descubrir quien es el asesino y salvar al niño, saltando entre las historias de estos personajes. Pero no me quiero enrollar con la trama puesto que eso lo podéis jugar vosotr@s, sino empezar con mis impresiones, que puedo resumir en una decepción.

Para ser un juego basado en quick time events, la jugabiliad es absurdamente horrible, desesperante en algunas ocasiones, de no entender por qué el personaje va hacia un lado cuando claramente quieres que vaya hacia el otro, pero lo peor no es eso, sino esto:



Os juro que hay personajes que he dejado morir y alguna que otra herida sin desinfectar por no pulsar sin soltar las endemoniadas teclas. ¿Y sabéis qué? Me ha dado perfectamente igual.

Hay algo que me ha dejado extrañada y es esa obsesión por hacer las escenas en los baños interactuables, quiero decir, nada aporta a la trama tanta ducha, maquillaje y afeitados, ni siquiera valen para dar un poco de relax en la trama porque suceden al principio, o entre una escena con alguien espiando o porque el maldito maquillaje más complicado ponerlo que hacerte la raya del ojo perfecta en la vida real. Esto por no hablar de los meados que te puedes echar durante todo el juego... ¿para qué? Solo provocan que un@ mism@ quiera ir al baño a formar parte de la comunidad.

También hay sufrimiento innecesario como la pesadilla de Madyson, si, aquella que sufre de insomnio, tiene pesadillas así que algo duerme, con ducha incluida por supuesto. Y de aquí quiero encadenar con una de mis mayores quejas sobre el juego, no hay absolutamente ninguna parte de relajación entre escena y escena, salvo el polvazo que se marcan (si quieres) Madyson e Ethan. Cualquiera que haya estudiado un poco de guión, teoría de la imagen o simplemente hayáis leído un par de trepidantes novelas, sabe que es importante meter relax entre tanta tensión para que el espectador pueda prestar una buena atención y estar dentro de la historia. Ya de por si es bastante agobiante el hecho de que tengas (y tal vez no consigas) salvar al niño y te intenten matar constantemente por ello con todos los personajes, así que sí, es horrible que no haya respiro alguno y el único que podía ser, que es la susodicha escena de cama, también se vuelve estresante porque por supuesto tienes que darle a los botoncitos para darle candela a Madyson.

En la parte de lo que me ha parecido bueno (por supuesto, no todo me parece horrible), está la increíble banda sonora que afortunadamente viene como complemente en la move edition (el cual espero que mejore enormemente la experiencia del juego). Los personajes, a excepción de los niños y la ex mujer de Ethan son maravillosos, personalidades y rasgos bien definidos. Sobre todo me ha caído muy bien Lauren Winter, la prostituta (debo tener algún problema mental porque todos los personajes que se prostituyen me caen automáticamente bien), es de ese tipo de personas inconformistas que no se rinden ante nadan y enfrentan la vida con persistencia. Una superviviente. Lástima que la dejara morir ahogada por cansarme de pulsar tanto botón.

En definitiva, un juego que hay que jugar al menos una vez en tu vida, pero que para nada es un must have, tal vez sea porque me han hablado tan bien de él y recomendado tanto, que esperaba mucho más, sobre todo en la jugabilidad, la cual, es tan importante en los videojuegos que puede arruinarte una buena historia. 

Igone Martínez

Igone Martínez

Viajar, cine y videojuegos es lo que más me gusta. Me dedico al mundo de la Comunicación y Marketing Comercial y espero aprender mucho con www.chicasgamers.com
Si quieres contactar conmigo: Twitter | Facebook | Escríbeme

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.