CAZAFANTASMAS: IMPERIO HELADO (GIL KENAN, 2024) - CRÍTICA

Añade este post a una revista de Flipboard

Portada crítica Cazafantasmas: Imperio helado

Tras intentar quitarle el hielo al congelador y descubrir que estaba poseído por un espíritu esquimal que se negaba a perder su temperatura, nos dirigimos a Sony Pictures para regresar a entornar la famosa pregunta que tanto define a los personajes de su última película: Cazafantasmas: Imperio Helado (2024). «¿A quién vas a llamar?», quizás sea una de las preguntas más reconocidas del mundo fílmico. Esta es la primera producción que se estrene en gran pantalla sin su creador, ya que falleció en 2022 (y al que aparece dedicada la obra). Tras su regreso con Más allá en 2021, que continuaba las historias originales obviando la obra con cazafantasmas femeninas, volvemos a esa estación de bomberos de Nueva York para que nuestros héroes se enfrenten a una nueva amenaza que proviene del lejano pasado. 

Cazafantasmas: Imperio Helado se estrenará mañana mismo en los cines españoles, el día 22 de marzo. ¿Quieres saber si hemos pasado frío? ¿Si hemos disfrutado de los ectoplasmas?

Muchos personajes contra una única amenaza

La familia Spengler ha estado ejerciendo de cazafantasmas durante los últimos tres años y, a pesar de evitar que estos molesten por la ciudad, se ganan la animadversión del alcalde por los daños ocasionados. Además, instan a que Phoebe se aleje de ese trabajo por ser menor de edad. El problema es que ella lleva la esencia en la sangre y no cederá tan fácilmente. Es entonces cuando descubren un artefacto misterioso que, con incidentes a sus espaldas, libera un espíritu antiguo y malvado que pondrá en jaque a toda la ciudad. Para enfrentarse a ello, el nuevo grupo tendrá que unir fuerzas con los veteranos mientras intentan encontrar una solución ante el caos que se ha generado.

Investigar el artefacto será uno de los grandes detonantes de la aventura.
Si quieres saber algo, ¿dónde vas a mirar?

Al igual que ocurría con su predecesora, estamos ante una aventura en la que la nostalgia jugará un papel interesante, recuperando la localización original de la saga e incorporando alguno de los grandes ausentes de la pasada película. Lo bueno, y esto es mi opinión, es que ese gran fan service se utilizó en la pasada historia para asentar al nuevo grupo y que aquí, como debe ser, se presenta un avance en el que utiliza todos los personajes para resolver el conflicto. No digo que no haya momentos que generarán emotividad, pero las alas creativas han tenido más libertad a la hora de encarar la idea del producto.

Aunque eso no significa que no tenga problemas. El misterio atrae desde su primera escena, con un regreso al pasado para mostrarnos de lo que es capaz ese antiguo artefacto, y las siguientes escenas están cargadas de acción y humor, manteniendo un buen ritmo y reconectando rápidamente con los personajes. Es justo tras ello cuando comienza a bajar el ritmo y a surgir algunas inconsistencias que, a pesar de sonar convincentes, quedan extrañas (como el caso del alcalde queriendo eliminar la figura de cazafantasmas por dañar algunos elementos al intentar capturarlos. ¿Cómo evitarán los daños que causan los fantasmas por sí solos?). Esta fase de descubrimiento y preparación para lo que se viene augura algo épico, mientras poco a poco avanza en las tramas de los múltiples personajes. 

Míralos todos vestidos de nuevo
¡Mirad cómo corren! ¿A que no se notan nada los añitos?

Porque aquí están todos y todos tienen sus minutos en pantalla. Es cierto que a nivel protagónico, el gran foco se lo lleva Phoebe Spengler -Mckenna Grace-, con un conflicto que la llevará a recorrer un camino en el que transitará el filo de la vida. El hecho de escoger que recaiga sobre uno gran parte del peso es algo acertado, ya que con tantos personajes a los que guiar, hay que encontrar el más interesante para el espectador. Aunque hay que decir que está bien medido el tempo, pudiendo ahondar en sus personalidades y permitiendo que el humor fluya en las secuencias, pero que algunos momentos echaremos de menos más concreción.

Caso contrario al final, el cual se desarrolla con gran vertiginosidad y finaliza con el apoyo de todos los personajes. Es un momento catártico para varios personajes y acaba volviéndose emotivo, dejando un buen sabor de boca (y más si contamos la escena post-créditos). Lo único que podría criticársele es lo rápido que acaba todo. Tras presentar al villano y mostrar su poder, no se llega a notar su verdadero impacto (algo entendible si hablamos de conservar la vida de ciertos personajes). Es una pena, porque podría haber sido algo más determinante para el desarrollo de la saga en el futuro.

50 sombras de abuela
¡50 sombras de abuela! Nada más que añadir.

Como ya he comentado, las actuaciones están fantásticas, cada uno metido en su papel y trabajando para que todos comprendamos de qué pie cojea cada uno. El gran peso lo tiene Mckenna Grace, que completa una actuación sobresaliente, combinándose bien con las escenas que comparte con Melody -Emily Alyn Lind-. La aportación de la familia Spengler es más liviana que en la obra anterior, cediendo minutos a los antiguos cazafantasmas que, acompañados de Janine Meltniz -Annie Potts- y del alcalde Walter Peck -William Atherton-, completan el cupo de nostalgia (además de varias referencias al pasado). No puedo evitar el hablar del personaje de Kumail Nanjiani, Nadeem, que aporta un grado más de fantasía a la cinta y que acompaña con bastantes secuencias de humor (y alguna evolución de poderes conveniente).

A la caza de ectoplasmas en NYC

La obra anterior ocurría en Oklahoma, con espacios más abiertos y naturales (todavía recuerdo al Ecto-1 atravesando praderas), pero ahora toca regresar de nuevo a la gran manzana y recuperar ese ambiente urbano que caracterizó a las primeras películas. No solo volveremos a la sede de los cazafantasmas (redecorada para mostrar el paso del tiempo, pero manteniendo ese encanto de los años ochenta), sino que se abrirán otros espacios para que vayamos recorriéndolos con los personajes. Así, entraremos dentro de los laboratorios tecnológicos en los que se trabajan en nuevos métodos de contención de fantasmas o revisitaremos bibliotecas con ciertos encantos. Todo ello, manteniendo la coherencia con la saga, principalmente en el aspecto de las herramientas de caza.

Ecto-1 de nuevo en la carretera, usando de nuevo los gadgets interesantes para atrapar bichos.
Ecto-1 de nuevo en marcha. Ahora con más gadgets. ¡Vamos!

Por su parte, la creación de criaturas sigue siendo con efectos especiales, pero conservando ese toque retro. Eso es algo que ya notamos desde la aparición de la dama gris o con los rayos de protones. Aun así, la llegada de la segunda edad de hielo y la malvada criatura, presentan unos acabados más realistas, que solo cojean en algunos instantes de gran tensión. Por lo demás, cualquier disfrutará de ellos, tanto como con la banda sonora. No solo repetirá el tema original, sino que se añadirán nuevas piezas compuestas por Dario Marianelli.

Conclusión

No es de menos que se acabe tratando en la obra el tema de la muerte y más teniendo fantasmas como antagonistas/personajes. La verdad es que tras 40 años, el resurgimiento de la saga parece un hecho, con una Sony Pictures que parece interesada en que el producto funcione.

Imperio Helado regresa al escenario original para continuar los pasos de los Spengler, que ahora hacen sus pinitos como Cazafantasmas oficiales. La historia avanza sobrevolando el conflicto de la pequeña de la familia, mientras se expande mostrando más elementos que serán determinantes para el desarrollo de la trama (y posibles secuelas). El problema es que ese fragmento central se vuelve algo menos llevadero, aunque el humor consigue suplir y amenizar la espera que nos lleva a un desenlace épico (aunque con rápida finalización). Cualquier fan, ya haya entrado ahora o en los ochenta, disfrutará de los efectos, pudiendo perdonar algunas situaciones menores por el bien de la trama. Y creo que ahí está su magia: sin ser perfecta en todo, consigue hacerse disfrutona durante las casi dos horas que dura.

Cazafantasmas: Imperio Helado llegará a España el día 22 de marzo de 2022. Si eres de los que todavía tararea la canción original, es tu aventura. Si quieres regresar a este mundo, también.

Antonio J. Rodríguez López

Antonio J. Rodríguez López

De tierras gallegas con un lacón bajo el brazo. La vida frente a la pantalla me entregó unas gafas con las que veo en 8K. Me gustan las cosas bien narradas, sean del formato que sean. Mis estanterías están a rebosar de juegos, libros, miniaturas...
Si quieres contactar conmigo:  Sígueme en Twitter

No hay comentarios:

¡Estamos migrando a Wordpress mientras tanto puedes seguirnos en redes!