INJECTION π23 - ANÁLISIS EN XBOX ONE | Cosas de Chicas Gamers
Lo último
recent
-->

INJECTION π23 - ANÁLISIS EN XBOX ONE

Añade este post a una revista de Flipboard

Analisis de injection pi23 No name, No number

Hoy os traigo el análisis de Injection π23 "No name, No number" para Xbox One. Injection es un juego desarrollado por el estudio Abramelin Game con varios juegos ya a sus espaldas. En un principio este juego fue creado casi enteramente por una sola persona, lo cual le concede un gran mérito. En su momento fue analizado por mi jefa Estela para PS4, pero hoy os traigo mi perspectiva de este juego de horror clásico, porteado a la consola de Microsoft.

Nuestras peores pesadillas

En Injection nos pondremos en la piel de un joven asocial cuyo mejor amigo es un perro. A lo largo de nuestra travesía descubriremos que dicha asocialidad se debe a experiencias traumáticas y a una gran ansiedad social, lo que a su vez refuerza un sentimiento de afecto en el personaje hacia su mascota con tal evitar la soledad. Es a raíz de esto, que iniciamos el juego, ya que el protagonista pierde a su amigo y será nuestra misión buscarlo. El problema es que cuando salga a la calle, observará que el mundo con el que se va a encontrar, no es el que recordaba.

Avanzando a través de todo tipo de peligros con tal de encontrar a nuestro querido compañero, escucharemos hablar de una sociedad secreta que parece tener que ver con todo lo que está ocurriendo. Por otro lado, a medida que avancemos por los capítulos, reviviremos fragmentos del pasado del protagonista que nos harán entender su situación actual. Aquí lo que vemos es una consecución de eventos gradual, empezando como un cualquiera que se ha visto envuelto en una historia de terror, hasta tomar las riendas y descubrir que está ocurriendo.
Perro Injection π23 No name, No number
Este es el perrete que deberemos encontrar.

Como dato añadido y una cosa bastante favorable, está que el juego no te da la historia y los eventos ocurridos en el pueblo durante la invasión de los monstruos de forma mascada, sino que deberemos explorar por todos los mapas para encontrar recortes de periódicos, cuadernos de apuntes o notas de los antiguos habitantes del pueblo, que a sus vez se mezclará con escenas para aportarnos una historia con una ejecución inteligente.

Vuelta a los orígenes del survival horror

Injection π23 es un survival horror como los de antes, en los que los jumpscares pasan a segundo plano y la ambientación agobiante con monstruos terroríficos nos harán sudar la gota gorda, aunque quizá parte de dicho sudor se pueda deber a la cámara. El juego tiene cuatro perspectivas de cámara, cosa que está muy bien, aunque se nota falta de pulido en las cuatro, lo que hace que ninguna llegue a rendir como debería y que hubiera sido mejor centrarse en una sola. Diferenciamos entre:

  • - Primera persona: Esta es la cámara que mejor funciona, pero no está del todo bien optimizada para el juego. Ya que cuando hablamos de espacios cerrados, éstos se perciben más pequeños de lo que deberían. 

  • - Tercera persona con cámara libre: Sin duda la mejor. No hay mucho que decir, salvo que el movimiento es un poco lento.
Matadero Injection π23 No name, No number
Algunos escenarios se disfrutan mejor cambiando las cámaras.

  • Tercera persona con cámara fija: Esta es sin duda la peor de todas. Se obceca en ponerse en la espalda siempre del personaje, lo que da lugar que la vistas a través de la pared y muchos puntos ciegos, además de volverse un poco "loca".

  • - Clásico cámara fijas: Qué más bien no es un clásico, sino un híbrido entre los primeros Silent Hill y los primeros Resident Evil, que en ocasiones puede ser muy cómodo, pero no siempre.

El juego se divide en varios capítulos, los cuales a su vez tienen asignado un pequeño escenario donde nos moveremos. Estos lugares obvian el mundo abierto y caen en ser lineales. Los tendremos que recorrer de punta a punta a medida que desbloqueamos nuevas áreas en ellos. De hecho, encontramos una mejorara en cuanto a lo de ir de punta a punta, ya que la barra/cable de energía en Xbox One se consume mucho más lentamente. Todo lo dicho hace que la mecánica de avance se vuelva la siguiente: Consigue objeto, realiza acertijo y abre nueva área, y así repetidamente. Aunque en ciertos momentos esto puede variar y darse varios objetivos.
Injection π23 No name, No number
Como podéis ver, el diseño del pueblo en el que se desarrolla, hace el juego un tanto pasillesco.

A la hora del jugar, el juego nos ofrecen tanto el uso de armas como de sigilo, pero en realidad deberemos usar principalmente el sigilo para avanzar, aspecto que incluso el propio título te aconseja que uses. La mayoría de las veces tendremos que jugar con la visión de los enemigos y ser conscientes del ruido que hacemos (cosa que sabemos a causa de un indicador) para avanzar sin despertar sospecha a través de los niveles, y en caso de que nos descubran, deberemos correr con tal de escapar de su área de visión y que dejen de perseguirnos.

Por último, hablar de los acertijos y problemas que se nos suceden. Tenemos variedad de enigmas y eventos inconvenientes que deberemos solucionar, en los que la dificultad varía, dando lugar a momentos más estresantes y a otros que resultan un paseo, lo que tiene como resultado un equilibrio que evita que nos desesperemos y que nos aburramos. Para ejemplificaros, tendremos que saber dónde colocar un cebo para atraer enemigos, usar ganzúas para abrir algunas puertas, realizar puzzles de luces o enlazar aspectos del escenario que un principio nada tienen que ver, entre otros muchos.

Tengo un déjà vu ¿Silent Hill?

Injection está ambientado en España,(pero no en una España cutre como la de Resident Evil 4), en un pequeño pueblo malagueño llamado El entredicho, el cual va a ver afectada su atmósfera pacífica por culpa de oscuros planes. Dicha atmósfera se desenvuelve como una localidad oscura y pasillesca, que no se la desearíamos ni a nuestros peores enemigos, ya que cada esquina parece aguardar un secreto trágico, aunque en muchos casos es más nuestra imaginación, lo que a su vez demuestra que el terror de antaño, el psicológico, está recreado a la perfección.
Cuna Injection π23 No name, No number
El juego es lo que se dice bastante creepy.

Como ya comentaba, disfrutaremos del juego en escenarios reducidos con calles estrechas. Aunque pueda parecer que no es lo mejor, ya que limita mucho el tema exploración, el juego aprovecha muy bien esto para dar un sentimiento de ansiedad nacido de la incapacidad de huir a causa de que realmente no puedes, y que estás confinado en ese horror: en el que sabes que a medida que avances, una nuevo monstruo o nuevo evento te acosará.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y si bien hay muy buena ambientación, hay momentos en los que por culpa de la animación, una animación un poquito cutre, se rompe la tensión y puede llegar hasta resultar gracioso el momento, aspecto que evidentemente un juego de terror no se puede permitir. Por poner un ejemplo, tenemos un momento en que al entrar a una cocina, vemos en el otro extremo un ser oscuro con los brazos levantados que avanza hacia la puerta contraría, como si fuera un muñeco inerte.
Altar Injection π23 No name, No number
El juego tiene guardado como el de antaño, es decir limitado con objetos. En este caso es en estos altares que veis que aquí.

Entre aspectos varios a destacar, el escenario vemos que está fijo en donde nos vemos, pero si miras a lo lejos, se puede ver ligeramente un poco de popping, que está más o menos camuflado por un efecto niebla que quiere recordar a Silent Hill, entre otros muchos elementos. También tenemos un buen juego de luces, que es imprescindible para el género, y unas texturas un tanto deficientes, (de la época de PlayStation 2), pero tampoco es lo más importante.

Hay dos mejoras destacables en este nueva versión para la consola de Microsoft en referente al apartado visual del HUD. La primera es que los cables de vida, han pasado a ser barras de vida, y si bien, antes lucían mejor, su forma de disminuir era muy poco orientativa, a diferencia de ahora que lo hacen como en un juego medio. Por otro lado, las franjas negras con texto pequeños de las escenas han desparecido y ahora el juego tiene texto con las mismas fuentes que en el menú y con mayor tamaño. El único problema de este apartado es que a veces la guía de botones para saber que presionas al leer los documentos, la letra es muy pequeña e ilegible.

En tema de banda sonora no tenemos realmente nada destacable en lo que viene a ser piezas musicales. Sin embargo, la parte usada para dar ambientación resulta realmente  increíble. Cada aspecto auditivo que recibidos del escenario y llega a nuestros odios, quiebra nuestra mente y nos hace introducirnos de tal manera que estemos expectantes en cualquier momento con tal de no perdernos nada o evitar cualquier horror.
Injection π23 No name, No number
Las escenas se suceden siempre con esta apariencia extraña.

Cómo añadido adicional, decir que lo que vienen a ser los sonidos FX de la interfaz y el menú, resultan bastante electrónicos, similar a lo que escuchábamos en los primeros Resident Evil, lo que a su vez hace que el sentimiento de nostalgia que provoca sea aún más fuerte. 

Conclusión

Injection π23 es un survival horror indie en el que deberemos guiar a un joven asocial por un pueblo infestado de monstruos terrorificos. La historia se va desarrollando gradualmente aunque con poco peso argumental, la jugabilidad es su punto más débil, especialmente por lo complicado del manejo de la cámara, pero en contraposición, el juego tiene una atmósfera de terror muy lograda que rememora los viejos tiempos del survival horror en el que el miedo pendía de los psicológico y de la ansiedad, y no de jumscares/screamers fáciles. Además de que encontramos mejoras en la fuente y el HUD de la barra de vida en referente a su versión de PlayStation 4.

Injection π23 "No name, No number" estará disponible el 9 de septiembre en Xbox One. También lo tenéis ya en PlayStation 4.

Lo mejor

- Vuelta a los orígenes del survival horror.
- Ambientación de terror espléndida.
- Completamente en español.
- Mejoras gráficas en el hud y los textos en referente a su versión de PlayStation 4.

Lo peor

- Necesidad de una cámara ajena al movimiento del personaje.
- Mecánica de avance muy simple.
- Animaciones sin pulir

Raúl Pinto

Raúl Pinto

Pegado a la pantalla con un mando en las manos en todas las etapas de mi vida, decidí dar un paso más y hacerme redactor de videojuegos. Si quieres RPGs, juegos tipo anime y lore de videojuegos, soy tu hombre.
Si quieres contactar conmigo: Twitter | Facebook | Instagram |

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.

¡Adblock detectado!

Nuestro sitio web se mantiene gracias a la publicidad no intrusiva. Por favor, desactiva Adblock para seguir navegando, aunque si no quieres, siempre puedes darle a la X.

He desactivado Adblock