Lo último
recent
-->

LA SOLEDAD EN LOS VIDEOJUEGOS

Añade este post a una revista de Flipboard

La soledad en los videojuegos

El mundo de los videojuegos ha ido incorporando nuevos mecanismos, cada vez más avanzados, para transmitir al usuario emociones cada vez más complejas. Del simple entretenimiento y satisfacción que genera matar enemigos a espadazos, la evolución de los videojuegos ha conseguido que sintamos un gran número de emociones mientras jugamos, hoy vamos a centrarnos en la soledad, y todo lo que ello conlleva

Ya no solamente importan las mecánicas de juego o los gráficos, sino que, para muchos, entre los que me incluyo, el argumento, los diálogos, los personajes y su evolución,  son la diferencia entre un juego entretenido y uno que nos llega hasta dentro y recordaremos con el tiempo.

A pesar de lo que me pueda gustar a mí, o a muchos otros, gran parte de la industria está centrada en que nos sintamos parte de una comunidad a pesar de no tener nadie más en nuestro cuarto, que sintamos que no jugamos solos, con aportaciones como el modo online o un sistema de logros y trofeos que incrementa esa sensación de competitividad, incluso en juegos que son para un solo jugador. Pero, contra toda lógica, hay una corriente dentro de los videojuegos que busca justo lo contrario. Que nos sintamos solos, y a poder ser desamparados. La aproximación que hace cada uno de estos títulos es bien diferente, unos se pueden centrar en grandes espacios vacíos, otros en una banda sonora lenta y emotiva, la mayoría usará la historia y la ambientación para ello. 

Dark Souls

Quizá al hablar de la saga Dark Souls, lo primero que pensamos es en la dificultad, y si tenemos que pensar en una sensación, es en la frustración de morir una y otra vez al menor descuido. Pero cuando te sumerges en el juego y su ambientación, no puedes hacer menos que sentirte solo en un mundo que está totalmente desolado.

Todos los que fueron héroes, han caído, cualquier ser que te cruzas en tu aventura, que no son muchos, parece que ha tirado por completo la toalla y tan solo le queda resignarse a seguir viviendo, eso si no intentan matarte. Tú eres el único que pretende dar algo de luz a un mundo tan oscuro, eres el único que está luchando sin descanso por no caer y convertirte en un habitante vacío y sin ningún propósito en el mundo. En esta tarea estás completamente solo. Y para colmo, la música, los decorados, los efectos de sonido, y la elevada dificultad, no paran de recordarte que pese a tus muchos esfuerzos, posiblemente todo lo que estás haciendo no vaya a arreglar ese mundo que se está pudriendo. Y aún así, los disfrutas.


Fallout

En el universo de Fallout no nos van a faltar momentos épicos, momentos de acción frenética, situaciones en las que pensaremos que de nuestras decisiones depende el destino de mucha gente, y otras de un absurdo que no podremos más que reírnos. Pero quien ha jugado a los últimos títulos de la saga recordará como una de las cosas más divertidas el caminar solo por un desierto, el explorar aquel supermercado abandonado, el buscar comida o munición en una alcantarilla mientras matamos mutarachas… Y eso es lo que diferencia Fallout de otros shooters y juegos de rol, que logra que te sientas como un superviviente en ese mundo tan destrozado y con tan pocos recursos.


Elite Dangerous

De tener tu vida en el espacio, de eso va este juego. A los mandos de tu nave tienes el Universo que ves por la noche, desde el Sol y la Tierra a otros sistemas y planetas de los que jamás has oído hablar. Es tan tan inmenso que agobia. Y una vez que lo dominas puedes llegar a jugar y a batallar de forma trepidante, pero tardarás horas en aprender a pilotar bien la nave, invertirás horas en mejorarla, horas en elegir qué misiones te son más útiles y horas en aprender a “aparcar” ese trasto en las estaciones espaciales.

Lo genial de Elite Dangerous es que pese a ser un juego online, pese a que hay otros jugadores y otros NPCs, el universo es tan gigantesco como te puedes imaginar y lo vas a pasar en grande mientras miras los mapas estelares, mientras planeas cómo hacer el siguiente salto espacial, mientras calculas cuánto combustible tienes… Y puede que en una batalla tu nave sufra una avería, y que aún así escapes, pero en muchos casos estarás en medio de la nada, con la nave sin combustible, y quizás perdiendo oxígeno. Y ahí te vas a quedar, más solo que la una en el espacio, congelándote.


Shadow of the Colossus

Un juego casi único en su género, con permiso de ICO, y si de lo que hablamos esta vez es de sentirse solitario en un mundo abierto, este se lleva la palma. Somos un niño, vagabundo, con una tierra enorme por explorar y durante la aventura vamos a interactuar con la increíble cantidad de ¡16 enemigos! Solo eso, 16. Ni más mazmorras, ni pequeñas ratas, ni soldaditos, ni nada. Solo 16 colosos descomunales e implacables. Y nuestra única ayuda en esta aventura es nuestro caballo, que nos acompañará mientras pasamos por verdes praderas, desiertos, y mapas gigantescamente... Vacíos.


Firewatch

Este título indie puede no ser muy conocido. Es un juego muy propio, como todos, muy especial. Firewatch trata sobre una historia adulta, madura, sin nada sobrenatural, ni fantástico. Trata de la vida de las personas normales. Es un juego en el que nuestro protagonista habla constantemente con alguien por radio, en medio de las montañas, es un personaje que ha tenido pareja, amigos, familia y una vida como la de cualquier otro de nosotros. Y aún así se siente solo, vacío. Es por ello que ha decidido dar un cambio en su vida, buscar una nueva aventura y en ella va a conocer a diferentes personajes, quienes a su manera, también se sienten solos, pues también lo están. No vamos a interactuar con nadie en persona, solo por radio o mensaje, lo único que vamos a hacer es explorar un hermoso bosque por nuestra cuenta y charlar por radio, mucho.


Journey

Como su nombre indica Journey es un viaje. No es solo un viaje de un punto a otro, es un viaje que haces contigo mismo. En la quietud de las dunas, y de un mundo antiguo destruido, es donde aprendemos a valorar esos momentos de tranquilidad y silencio que nos brinda Journey. Es un juego corto, sin más misterio que el de andar un camino, el juego nos anima a inspeccionarnos a nosotros mismos, a darnos cuenta que a veces, hay situaciones que debemos de resolver por nosotros mismos. Sí, Journey tenía modo online, pero no podías interactuar con los otros jugadores, estabais en el mismo camino, pero cada uno tenía su viaje.


Death Stranding.

Mucho se ha hablado de la obra de Kojima, de que como su trama trata sobre los beneficios de estar unidos, conectados unos con otros. Si Journey podía expresar que hay cosas que debemos aprender y hacer por nosotros mismos, Death Stranding lanza un mensaje muy diferente. Todos estamos de alguna manera solos, y así no vamos a sobrevivir. Es un juego en el que somos un punto insignificante en un mapa desolado y gigantesco, un mundo mezclado con el de los muertos, un mundo silencioso la mayor parte del tiempo. La mayor mecánica que tiene este especial juego es, en mi opinión, el viaje en sí mismo, esos momentos de tener que dar el paso correcto para no caer, pues si necesitases ayuda, estás solo, no vas a tener a nadie que te ayude con la carga. Es un mensaje con el que seguro muchos, nos sentimos identificados.




Si se os han ocurrido más juegos que os han transmitido esa soledad, o ese sentimiento de melancolía que lo acompaña, compartidlo en los comentarios, estaremos encantad@s de leeros.
Curro Medina

Curro Medina

Programador y diseñador tanto videojuegos como de aplicaciones, apasionado de todo ocio interactivo.
Si quieres contactar conmigo: Twitter | Facebook | Escríbeme

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.