SIR DANIEL FORTESQUE, TODO UN ANTIHÉROE | Cosas de Chicas Gamers
Lo último
recent
-->

SIR DANIEL FORTESQUE, TODO UN ANTIHÉROE

Añade este post a una revista de Flipboard

 
Tras 22 años desde el lanzamiento del primer MediEvil, hoy os traemos un reportaje sobre la figura de uno de los más célebres personajes de Playstation: Sir Daniel Fortesque.

Fortesque ha aparecido en los siguientes videojuegos: MediEvil (1998) y MediEvil 2 (2000), ambos para Playstation 1; un cameo en Everybody’s Golf 2 (1999), también para Playstation 1; MediEvil: Resurrection (2005), para PSP; y, finalmente el remake MediEvil (2019), para Playstation 4.
 

La creación del personaje

Medievil_Bocetos
Selección de diversos bocetos de Jason Wilson.
 
Su creador original Chris Sorrell, comentaba en una entrevista allá por el 2012, que una de las principales fuentes de inspiración del equipo desarrollador fue la estética de Tim Burton y la icónica película Pesadilla Antes de Navidad (1993), producida por el propio Burton y dirigida por Henry Selick. Junto con el diseñador Jason Wilson, ambos coincidían en buscar una estética a medio camino entre Burton, Pesadilla Antes de Navidad y el clásico videojuego de Capcom, Ghouls’n Ghosts. Además, ambos buscaban que el videojuego tuviese una ambientación más gótica y oscurilla. Y así fue como nació la primera versión de MediEvil y su particular protagonista, Sir Daniel Fortesque.

Pero… ¿de dónde vienen todas estas ideas?

El aspecto visual del juego es el resultado de la fusión entre las líneas retro de Ghouls’n Ghosts y los icónicos escenarios y personajes de Tim Burton. Y, a su vez, Tim Burton se inspiró en los orígenes del cine, concretamente en el expresionismo alemán. El expresionismo alemán surge dentro de las llamadas primeras vanguardias, a principios del siglo XX. Si queréis conocer más sobre esta particular corriente artística en el cine y sobre uno de sus actuales seguidores, Tim Burton, os dejamos aquí el enlace al reportaje.
Fotograma de Pesadilla antes de Navidad (1993).

Dentro del expresionismo en el cine, hay ciertos títulos casi imprescindibles que merecen nuestra atención, como El Gabinete del Doctor Caligari (1920), dirigido por Robert Weine –este film fue uno de los grandes precursores e iniciadores del género–; Nosferatu (1922), de Murnau; o Metrópolis (1927), de Fritz Lang –ya habíamos hablado de Metrópolis en otro post con motivo del Bioshock, os dejamos aquí el enlace–. Pensad que estas joyas audiovisuales datan de la década de 1920, lo que las hace todavía más asombrosas –tanto por los medios y la tan escasa tecnología con la que contaban, como por las ideas que contenían hace ya 100 años–.
Caligari_fotograma
Fotograma de El Gabinete del Doctor Caligari (1920).

Como veis, el germen de esa estética tan particular que podemos encontrar dentro de MediEvil, estaba muy presente en los orígenes del cine. Y, además, en otra figura artística archiconocida en el panorama de la pintura: El Greco. Sí, hablamos de Doménikos Theotokópoulos, más conocido como El Greco. Para hablar del pintor de origen griego, debemos movernos entre 1541 y 1614, en pleno Renacimiento español. ¿Y qué conexión hay entre El Greco, el expresionismo alemán y MediEvil? Pues… todo. Veréis, El Greco desarrollaba sus personajes con figuras y elementos muy alargados, haciéndolos mucho más estilizados y de formas un tanto angulosas. Además, sus personajes solían aparecer, en ocasiones, afligidos o atormentados, en escenarios un tanto metafísicos y con otros con cierto tono espiritual, pero siempre bajo una reinterpretación personal del artista de la realidad.
Medievil_FotogramaEd
Fotograma de Eduardo Manostijeras (1990).

Como podréis ver en las imágenes –os pongo aquí la Adoración de los pastores, ya que me parecía muy oportuno teniendo todavía relativamente cerca la Navidad, y la Vista de Toledo–, en ambas pinturas se aprecia ese uso del claroscuro, tan apreciado en el cine expresionista, pero sobre todo en la filmografía de Burton. Con esta técnica se muestran mucho más acentuados los rasgos de los personajes y del propio escenario, tratando de magnificar así las emociones, los gestos y los hechos que tengan lugar en la escena. Además, podéis apreciar esas angulosidades en la forma de los personajes, así como también las figuras excesivamente alargadas y estilizadas. Pero sobre todo, podéis ver cómo todo está envuelto en esa atmósfera oscura e incluso opresiva.
Medievil_El Greco
Adoración de los pastores (1612-1614) en el Museo del Prado y Vista de Toledo (ca. 1597-1599) en el MET; El Greco.

¿Os va sonando? Esto mismo es lo que nos encontramos en el expresionismo alemán, con otro matiz, claro. Y a su vez, en la estética de Tim Burton, aunque aquí con el componente de la ambientación gótica. Como veis, esto del arte no deja de ser un refrito a lo grande. La cuestión es qué ingredientes necesitamos para cada receta. Y tras esta mala metáfora de cocinillas, nos vamos de lleno con la figura del antihéroe.
Secuencia cinemática de MediEvil (1998).

Un antihéroe como Fortesque

Como hemos visto anteriormente, los protagonistas que suelen aparecer en este tipo de filmografía son personajes atormentados o ninguneados, en algunos casos, pero para nada se guían por el prototipo tradicional de héroe. Es más, el empleo de este tipo de estética, contribuye a acentuar más estos rasgos que lo alejan de los ideales heroicos.

Sir Daniel Fortesque es todo un antihéroe por diversos motivos. Al contrario de lo que sucede con una figura heroica –que derrocha seguridad por los cuatro costados y le preceden una buena cantidad de hazañas–, Dan no posee estas cualidades ni su aspecto se acerca al ideal de héroe
Medievil_Fortesque
Uno de los primeros bocetos de Jason Wilson sobre Dan.

Pero vayamos por partes. En cuanto al aspecto visual, los personajes del juego se conciben con formas angulosas y alargadas, haciendo de ellos figuras lánguidas y estilizadas. En otros casos, como el de los ciudadanos de Gallowmere, algunos presentan formas mucho más voluminosas. Los elementos y los escenarios también presentan estas mismas formas, haciéndolos más opresivos, misteriosos y oscurillos. Este aspecto, un tanto tétrico, también está presente en Fortesque. Su aspecto visual apenas denota seguridad, fuerza o carisma –características que todo héroe que se preste debe tener en su currículum–. Aparece como una figura lánguida –salvando las distancias que nos deja el hecho de que sea un esqueleto vestido con una armadura–, con su brazo como arma principal, salvo que vayamos adquiriendo mejores armas y objetos durante la partida. 
Medievil_Dan2
Bocetos de Jason Wilson sobre Dan para MediEvil 2.

Y, en cuanto a su personalidad… Sabemos que no derrocha mucha valentía que digamos y es la vergüenza personificada cada vez que visitamos la Galería de los Héroes.  A lo largo de la partida, casi todos los personajes se mofarán de Fortesque, tanto por su mala suerte con las flechas como por su escasa o nula valentía en el campo de batalla.

Como podéis apreciar, Dan no posee los ideales de héroe. Sin embargo, a pesar de tener todos los elementos en contra, –tanto por su apariencia como por su personalidad–, el hecho de que encarne el ideal de la figura del antihéroe hace que funcione a la perfección dentro del juego. Su humor sarcástico y su escasa paciencia, además de las mofas que genera frente a su sentido de la responsabilidad al tratar de derrocar a Zarok de nuevo, hacen que, como antihéroe, sea uno de los mejores personajes con el que hemos crecido.

Sandra Sánchez

Sandra Sánchez

Hedonista del Arte y los placeres visuales. Investigadora sobre artes plásticas, nuevas tendencias y gamer a tiempo completo.
Si quieres contactar conmigo: Instagram

2 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho conocer las inspiraciones que sirvieron en este juego, la verdad es que fui de los que se enamoraron de Medievil cuando salió para PS1 y aunque no entendía bien por qué su protagonista le atraía mucho más que otros personajes principales más "valientes" me tenía enganchado tanto por su apariencia y forma de actuar como por la ambientación que tenía.

    Muy interesante el artículo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Álvaro!
      A mí también me encandiló Medievil ya desde la PS1... La estética del juego, la trama en sí y, cómo no, nuestro prota, eran los mejores ingredientes para el éxito que tuvo -aún con los gráficos que había entonces-. Para mí, este título es una pequeña joya, imprescindible y con una suerte de Remake a la altura del primer Medievil.
      Un saludo!

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.

¡Adblock detectado!

Nuestro sitio web se mantiene gracias a la publicidad no intrusiva. Por favor, desactiva Adblock para seguir navegando, aunque si no quieres, siempre puedes darle a la X.

He desactivado Adblock