Últimas noticias
recent
-->

NIGHTMARE BOY - ANÁLISIS

Análisis Nightmare Boy

Ya sabemos que no es Halloween y que siempre es un buen momento para disfrutar de experiencias aterradoras, sin embargo en esta ocación en Chicas Gamers os proponemos algo diferente, adentrarnos en el mundo onírico de Billy, un chaval que, sin comerlo ni beberlo, se verá enfrascado en una gran aventura.

¡Comencemos!

UNA ALMOHADA PROBLEMÁTICA

El juego arranca con Billy en pijama asediado por su propia almohada, la cual, adquirirá rasgos humanoides, y, asegurando el increíble parecido físico de Billy con otra persona, nos lanzará una maldición que nos convertirá en dicha persona. Sin embargo, algo no sale bien, ya que pese a que nuestro aspecto físico (y habilidades) ha cambiado, aún conservamos la personalidad y los recuerdos de Billy. La almohada, asegurando que nuestros caminos se volverán a encontrar, escapa.

Posteriormente podremos ver como, en realidad, estamos en un sueño (o pesadilla) y al poco daremos con un personaje de nuestra nueva raza que nos confunde con su hermano, quien parece ser el príncipe de dicho reino onírico. Tras contarle lo que nos ha pasado, y sorprenderse por nuestra similitud con su hermano, decide ayudarnos dándonos la primera de las magias del juego. Nos informa que estamos bajo un maleficio y que no podemos despertar de nuestro sueño, y que para eliminarlo sería recomendable dar con la dichosa almohada.

NIGHTMARE BOY - ANÁLISIS

El desarrollo del juego es de mis géneros favoritos, un Metroidvania, de manera que nos encontramos con un título de plataformas 2D con elementos laberínticos, en plan "a esta zona no puedo llegar aún hasta que consiga algún power up que me permita hacer esto".

La trama es cuanto menos interesante, ya que no te suelta todo de golpe y va dejándote con ganas de conocer un poco dicho mundo onírico; y pronto descubriremos que este mundo de pesadilla en el que estamos atrapados no es solo el nuestro, ya que varios niños están también atrapados e interconectados con nosotros. Rescatarlos nos dará a su vez más power ups de los antes descritos.

El diseño artístico del juego es genial, gráficos dibujados a manos y un aspecto muy de Tim Burton, sin embargo, la gran pega de éste he de decir que se trata de las animaciones. Billy al andar da la impresión de que le "faltan" frames de animación, haciendo que dicha animación parezca tosca y rara, además a la hora de atacar parece que tenemos que abalanzarnos sombre el enemigo obviando por completo el ataque selectivo o táctico.

NIGHTMARE BOY - ANÁLISIS

No contento con esto, el control de salto no es del todo lo preciso que debería de ser, lo notaremos desde el principio del juego y tendremos que acostumbrarnos mucho a él. A parte de la curva de aprendizaje, que al principio nos parecerá un juego de niños, pero posteriormente nos sorprenderá con más dificultad, casi toda aderezada por el control tosco de Billy.

Sin duda lo más gracioso y curioso del juego es el sistema de guardado, ya que nos presentará un gran dilema: la muerte (o parca, como queráis llamarla), nos pedirá dinero para grabar (moraleja: nada es gratis y menos en un mundo chungo), eso sí, no contenta con cobrarnos, cada vez que lo hagamos el precio será más caro, por lo que tendremos que meditar cuando hacerlo para no perder nuestras preciadas gemas, las cuales, afortunadamente, abundan (aunque si sois de los de grabar 1000 veces no quiero ni pensar a que precio os lo pondrá la cap%&&%).

Resultado de imagen de nightmare boy switch
El mundo de los muertos también está en crisis 
¡Suelta la pasta!

El tema del rendimiento es otro punto aparte, el juego fue probado en su modo portátil, y he de decir que ha habido momentos en los que el juego ha sufrido de ralentizaciones, especialmente en jefes en donde hay gran carga gráfica a modo de sprites en pantalla, lo cual nos indica la poca optimización del mismo en modo portátil. Sin embargo en modo dock no he vuelto a notar esas ralentizaciones y no es un juego que requiera mucho, pero da la impresión que no han limado el aspecto portátil pensando que el público lo jugaría en tele de 55" (normal, pensando que vivimos en la época del 4K).

Otra gran pega que he encontrado es que no es compatible con el mando Pro de Switch, aunque espero que esto lo solucionen con alguna actualización...

En conclusión, el juego está bien pero es mejorable, da la impresión de estar un poco a medio fuego y que le falta limar muchos aspectos (sobre todo el control), sin embargo, para los que adoren el aspecto gráfico del mismo y el arte, adelante, ¡es vuestro juego!

Planetgradius Sheppard

Planetgradius Sheppard

Los videojuegos, cine y música son mi pasión. He empezado a jugar desde mi más tierna infancia con mi MSX y Game Boy, pasando a mi adolescencia con la Megadrive para luego jugar a las consolas de Sony, de modo que mi base jugona es muy "pixel art" y bandas sonoras consistentes en "pitiditos solo aptos para frikis". Encantado de colaborar aquí y donde sea con tal de transmitir esta pasión al resto de la gente.
Si quieres contactar conmigo: Twitter | Facebook | Escríbeme

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.