LA CHICA SALVAJE (OLIVIA NEWMAN, 2022) - CRÍTICA | Cosas de Chicas Gamers

LA CHICA SALVAJE (OLIVIA NEWMAN, 2022) - CRÍTICA

Añade este post a una revista de Flipboard

Portada crítica La chica salvaje

Tras un pequeño paseo por las marismas, nos hemos acicalado para ver la nueva película de Sony Pictures: La chica salvaje. En clave de suspense, nos introducimos en un pueblo para desvelar el misterio de un asesinato y de la principal culpable: una chica abandonada en el pantano que ha sobrevivido sola. Olivia Newman encabeza este proyecto, que cuenta con Resse Witherspoon como productora, que adapta a la gran pantalla el exitoso libro homónimo de Delia Owens.

¿Qué nos ha parecido? ¿Hemos descubierto el misterio? ¿Hemos sobrevivido en las marismas? Vamos a ello.

Prejuicios salvajes

Nos encontramos en un pequeño pueblo de Carolina del Norte, Barkley Cove. Dos niños han salido a pasear en bici por el borde del pantano cuando se encuentran con la fatalidad, un cadáver. La conmoción no tarda en aparecer rompiendo la monotonía, planteando pronto la opción de que todo ello haya sido un asesinato. Y todos tienen su cabeza de turco: la chica salvaje que vive en las marismas, Kya -Daisy Edgar-Jones-. 

Tras la pandemia, muchos pagaríamos por regresar a los entornos verdes.
El pantano se convertirá en un personaje más de la obra

Aunque todo parece indicar que así es el caso, un abogado local que ya se había jubilado se presenta en su defensa, pero para ello tendrá que conocer el pasado de la muchacha. Así, tendrán que regresar a sus orígenes, descubriendo por el camino todo el daño que ha tenido que sufrir por su condición de huérfana, inocente y mujer.

De este modo, la trama se dividirá en dos épocas: el presente relatará los hechos ocurridos en la corte, donde se estará juzgando el posible asesinato a manos de Kya, mientras que en el pasado observaremos los hechos que le han colocado en esa posición, siendo conscientes de que las imposiciones sociales destruyen cualquier ser que se aleja de la norma. 

Aunque no nos costará empatizar con el personaje de Daisy Edgar-Jones, el desajuste evidente entre las dos líneas temporales se hará pronto latente, notando que el ritmo al que avanzan las escenas no es del todo recomendado, alargando alguna secuencia que no acaba de aportar mucho a la trama. Por el contrario, y como historia juvenil que es, el aspecto romántico está muy marcado, mostrando dos arquetipos masculinos que caminarán junto a la protagonista en distintos momentos de la historia. Aunque su peso es importante para el desarrollo del personaje, el verdadero objetivo será el de evidenciar que Kya se sirve por sí misma, ofreciendo una imagen de mujer fuerte, figura que su productora, Resse Witherspoon ha tratado de acercar a la gran pantalla durante los últimos años.

El arte de observar el alrededor, conocerlo y vivir de ello.
El arte de dedicar tiempo a observar alrededor, aprender y documentarlo

Frente a ella, como ya he avanzado antes, se posiciona una sociedad con un esquema vital desarrollado y que acaba repudiando lo diferente, lo especial. Con perspectivas muy polarizada en el bando urbanita, nos presentan en el centro unos grises que servirán de soporte para que Kya logre sobrevivir en el elemento donde es feliz: las marismas. El final, como no podía ser de otra manera, esconde un giro de guion más o menos predecible, pero que responde a la perfección todo lo visto en la cinta.

Salvajismo humano

El pueblo de Barkley Cove está lleno de personajes interesantes que salen a relucir por sus actos y los acontecimientos de la cinta. 

El primero de ellos es la propia Kya, Daisy Edgar-Jones, una joven que quedó sola en las marismas de pequeña y que buscó la manera de vivir y sobrevivir sin requerir de nadie más. Aunque al inicio contamos con una Kya niña, Jojo Regina, es la joven la que se lleva la mayor atención en la cinta, mostrando una evolución y algunas escenas interesantes.

Kya nunca está sola del todo, tiene el apoyo de diferentes personajes a lo largo de la obra.
Kya recibe la ayuda de diferentes personajes a lo largo de la obra

Junto a ella, como ya dijimos están Tate y Chase. Tate, Taylor John Smith, se presenta como un chico amable y apasionado, con un corazón bondadoso y, aunque con sus problemas, buena persona. Caso contrario el de Chase, Harris Dickinson, alguien más hipócrita. Ambos ofrecen un buen soporte sobre el que construir los romances.

Como siempre, me gusta destacar alguna buena actuación entre los miembros del reparto, como puede ser la David Strathairn, como el abogado Tom Milton, o Michael Hyatt y Sterling Macer Jr., como Jumpin' y Mabel, los dueños de la tienda a la que acude Kya desde pequeña a por víveres y que cuidan de ella cuando se queda sola.

En un lugar de las marismas

Aunque los personajes de carne y hueso son extremadamente importantes para la cinta, hay uno que prevalece y se hace notar con escenas llenas de gran belleza: el escenario.  Desde el inicio vemos el influjo del terreno dentro de la vida de Kya, incluso su evolución y desarrollo a través de él, convirtiéndose en algo más que el lugar donde está viviendo. Han logrado que su visión sea interesante e imponente.

¡Qué bonita es la naturaleza!
Los planos de la naturaleza añaden ese plano luminoso y tenebroso, fascinante y misterioso.

Acompañando, una banda sonora compuesta por Mychael Danna, que sirve para rellenar las escenas y aportar matices en alguna de ellas, pero sin sobresalir. Cuenta, eso sí, con una canción de Taylor Swift para la cinta: "Carolina", creada en exclusiva para la película, ya que la cantante es fan del libro.

Conclusión

Con un fiel reflejo de los prejuicios que pueden sobrevolar la sociedad, La chica salvaje se sirve de un disparador clásico, el hallazgo de un cuerpo en un pequeño pueblo, para trazar una historia de crecimiento, empoderamiento y descubrimiento. La aparición constante de flashbacks rompe el ritmo de la cinta, propiciando una lentitud que se alarga durante las dos horas que dura. Eso sí, el ambiente y escenarios son más que fascinantes y una delicia para la vista, acompañados de unos actores que cumplen en sus papeles a la perfección.

La chica salvaje llegará a los cines españoles el viernes 30 de septiembre de 2022. Si eres de los que disfruta de una historia de superación con buenas dosis de romanticismo, aquí tienes plan para ese fin de semana.

Antonio J. Rodríguez López

Antonio J. Rodríguez López

De tierras gallegas con un lacón bajo el brazo. La vida frente a la pantalla me entregó unas gafas con las que veo en 8K. Me gustan las cosas bien narradas, sean del formato que sean. Mis estanterías están a rebosar de juegos, libros, miniaturas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.