Lo último
recent
-->

BLOODSTAINED RITUAL OF THE NIGHT - ANÁLISIS

Añade este post a una revista de Flipboard


Koji Igarashi ha necesitado cinco años para crear Bloodstained: Ritual of the Night (del que podéis leer su guía aquí) y es que tras dejar Konami decidió embarcarse en un proyecto en solitario para conseguir crear al verdadero heredero espiritual de Symphony of the night, considerado por muchos como el mejor Castlevania. Tras su lanzamiento, la pregunta está clara, ¿lo habrá conseguido? Vamos a verlo, aunque también os animamos a leer el análisis de su precuela, Bloodstained Curse of the Moon:



Antes de comenzar el análisis queríamos agradecer a 505 Games por cedernos una copia del mismo para analizar. En un primer momento el juego estará disponible en todas las plataformas salvo Nintendo Switch, que llegará a partir del 27 de junio, además, todas las versiones serán iguales, irán a 60fps, salvo en Switch, donde irá a 30fps.

¿Quién es Miriam?

Una de las cosas que más difíciles tiene Bloodstained: Ritual of the Night es superar la fama de los protagonistas de Symphony of the Night y es que Alucard y Richter tienen muchos años ya a sus espaldas y muchas entregas de ventaja frente a Bloodstained: Ritual of the Night.

Miriam es una unefragmento, un experimento de los alquimistas que, temerosos de como estaba evolucionando la ciencia en plena era industrial, intentaron obtener nuevos poderes intentando la fusión entre humano y cristales de poder, cristales usados para rituales oscuros como invocar demonios. Los alquimistas sacrificaron a los unefragmentos para abrir la puerta al mundo de los demonios, lo cual hizo que la Tierra se sumiera en caos y hubiera una matanza, finalmente la iglesia logró controlar la situación y expulsar a los demonios.

Análisis Bloodstained: Ritual of the Night

Casi todos perecieron en el ritual, excepto dos, Gabel y Miriam, esta última sobrevivió porque durante el ritual entró en un trance y en un sueño que duró muchos años, hasta que finalmente despierta a la vez que aparece un extraño castillo rebosante de demonios y es aquí cuando inicia Bloodstained: Ritual of the Night.

Un encuentro entre Miriam y Gebel la hace ver como Gebel ha cambiado todo en el tiempo que ha durado su letargo, especialmente su amigo Gebel, quien no parece el mismo, y es que además de incontables hordas de demonios también ha invocado un castillo, donde la invita a ir a entrevistarse con él. Así pues, se dirige hacía allí para la cita.

Como podéis ver el paralelismo entre la historia de un Castlevania y Bloodstained: Ritual of the Night es más que evidente. Pero no acaba ahí la cosa, ya que al poco de tomar el control de Miriam os iréis encontrando con diversos personajes secundarios o NPC.

Análisis Bloodstained: Ritual of the Night

Jugabilidad

Miriam tiene prácticamente las mismas acciones que Alucard, atacar, saltar, deslizarse hacía atrás... También tiene el mismo sistema de subida de nivel, es decir, acumulando experiencia acribillando enemigos. Sin embargo, nuestra protagonista nos va a recordar más a Soma, protagonista de Aria of Sorrow y Dawn of Sorrow, debido a sus habilidades arcanas.

Miriam, debido a los cristales a los que ha sido fusionada, tiene el poder de hacerse con las habilidades de los demonios que va derrotando. Estas habilidades se absorben de forma aleatoria y hay de varios tipos tipos: disparador, efecto, direccional, encantado y familiar. Con estas habilidades veremos progresar a nuestro personaje, ya que sus ataques o la forma que tengamos de jugar con ella cambiará notablemente depende de lo que tengamos equipado.

Análisis Bloodstained: Ritual of the Night

Algo que nos ha gustado mucho es el mapeado. En éste podremos ver como hay una inmensa cantidad de rutas que nos llevarán a tesoros o a caminos que abren atajos a rutas anteriores de forma que se crea un mapa interconectado de una forma muy cómoda e inteligente.

Respecto al mapa aquí veremos otro de los paralelismos con Symphony of the Night, como el poder acceder a él en cualquier momento al pulsar select, aunque en esta ocasión se nos permite dejar marcas en el mapa para recordarnos luego volver a esa zona por haber un posible punto de interés como son las zonas propias del castillo, como la biblioteca, la torre del reloj, el laboratorio...

Los escenarios y los pequeños detalles, al igual que en Symphony of the Night, han estado muy cuidados, como las pequeñas interacciones que puede hacer Miriam con el entorno, como por ejemplo leer notas de librerías que encontramos en el fondo, y que de alguna manera nos adentran más en el lore del juego. Sin embargo, hay algún pequeño detalle que empaña la belleza del juego como por ejemplo cuando Miriam se sumerge en una piscina de sangre y sale completamente limpia.

Análisis Bloodstained: Ritual of the Night

Pero esto no es más que un fallo mínimo, ya que Bloodstained: Ritual of the Night es un juego en el que, como hemos dicho antes, priman los pequeños detalles, como por ejemplo pequeños homenajes de algunos objetos o interacciones con más elementos del escenario. Sin querer estropearos la experiencia hablaré de un objeto anecdótico de Symphony of the Night que hacía crecer a Alucard unos centímetros o de como Alucard instaba a un familiar a cantar poseyendo una partitura de música...

Los gráficos y su banda sonora

Gráficamente el juego es muy normal, no en vano recordaros que partió como una especie de indie con una gran acogida en Kickstarter y que contó de un buen presupuesto inicial. Pese a que sufrió varios retrasos y que la cosa pintaba muy mal, he de decir que me alegra comprobar que se trata de un buen juego y que si os gustan los metroidvanias es muy entretenido y divertido de jugar.

Bajo mi punto de vista hubiera quedado más llamativo que las conversaciones entre personajes hubieran sido ilustraciones en lugar de imágenes tridimensionales, de manera que se hubiera aprovechado más el arte de Ayami Kojima, quien se encargó de la dirección artística de numerosos juegos de Castlevania como Symphony of the Night, Aria/Dawn of Sorrow, Lament of Innocence o el más reciente Order of Ecclessia.

Aunque en un primer momento Bloodstained: Ritual of the Night pueda parecer tosco e incómodo en cuanto a movimientos, sorprende con todo lo contrario. Sus controles son ágiles y fáciles de manejar, algo que es de agradecer puesto que la dificultad es bastante alta. En este juego no nos servirá ir al ataque sin cabeza. Muchos enemigos requieren de cierta estrategia, observar sus patrones de movimiento y atacar cuando sea más apropiado.

En cuanto al apartado sonoro del juego es más que bueno. Cierto es que volvemos al mismo problema, es difícil de batir las míticas melodías de Symphony of the Night, pero en este campo Bloodstained: Ritual of the Night cuenta con melodías orquestadas y que son francamente muy buenas, aunque nos encontramos con alguna que pasa sin pena ni gloria, no podemos decir que ninguna sea mala. 

Conclusión

Para finalizar, he de decir que Bloodstained: Ritual of the Night es un muy buen juego y un metroidvania obligatorio, alegrándome de decir que es bueno ver como una campaña Kickstarter de tantísimos años haya salido tan bien cuando todo pintaba lo contrario.

Lo mejor

- El mapeado entrelazado del castillo.
- La jugabilidad
- El diseño artístico del juego.

Lo peor

- Personajes con los que no llegamos a empatizar debido a la sombra de Symphony of the Night.
- Dificultad bastante alta en algunos jefes.
- Pequeños detalles que afean la experiencia.

Planetgradius Sheppard

Planetgradius Sheppard

Los videojuegos, cine y música son mi pasión. Empecé a jugar con mi MSX y Game Boy, pasando a Megadrive para luego jugar a las consolas de Sony, de modo que mi base jugona es muy pixel art. Encantado de colaborar aquí y donde sea con tal de transmitir esta pasión al resto de la gente.
Si quieres contactar conmigo: Twitter | Facebook | Escríbeme

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.