BLEEDING EDGE - ANÁLISIS EN PC | Cosas de Chicas Gamers
Lo último
recent
-->

BLEEDING EDGE - ANÁLISIS EN PC

Añade este post a una revista de Flipboard

Análisis de Bleeding Edge en PC

Hoy os traemos el análisis de Bleeding Edge para PC (Windows 10) la nueva IP de Ninja Theory, creadores de Hellblade: Senua's Sacrifice o DMC: Devil May Cry entre otros grandísimos títulos. Aunque esta vez han decidido alejarse un poco de su zona de confort para traernos un juego multijugador competitivo PVP al puro estilo Overwatch. 

¿Habrán conseguido dar con la tecla y crear un juego que desbanque a los grandes? Pues te lo contamos a continuación

Historia

Bleeding Edge es un grupo de criminales huidos de la justicia y que gracias a sus habilidades y conocimientos han sido capaces de mejorar sus aptitudes, tanto físicas como psíquicas a niveles considerados ilegales por el gobierno. El juego se sitúa en La Tierra en algún universo paralelo donde la tecnología se mezcla con lo humano al más puro estilo cyberpunk y esto hace que la gente pase de tener una vida aburrida a tener ganas de pegarse.

Bleeding Edge - Historia

Y es que Bleeding Edge no es más que una especie de club de la lucha de personas digital y cibernéticamente aumentadas que han encontrado en las peleas un modo de entretenimiento y de ingresos de dinero gracias a sus espectáculos. Es la lucha libre del futuro donde todos son amigos hasta que entran en el ring.

Bleeding Edge es un juego multijugador puro, es decir, no tiene una historia como tal, solo esta introducción que Ninja Theory nos presenta a modo de cinemática la primera vez que iniciamos el juego. Si bien cada uno de los personajes tiene su trasfondo y biografía que nos puede dar una idea de cual fue su motivación para entrar en este club, no tendremos más lore que el que los fans del juego sean capaces de adivinar de conversaciones entre los personajes mientras luchamos o futuros contenidos.

Jugabilidad

Nos encontramos ante un juego competitivo jugador contra jugador por equipos. Equipos de cuatro componentes cada uno, no repetibles y sin restricciones de rol. Estos, serán los habituales del género: tanques, soporte y daño. Si bien los tanques en este título no serán los típicos main-tank con barreras sino más bien grandullones lentos y con mucha vida que deberán ser los encargados de recibir el daño.

Bleeding Edge - tanque

Una particularidad de Bleeding Edge es que se juega en tercera persona y “no es necesario apuntar”. El estilo de juego se ha pensado para que sean combates de disparo cercano y de cuerpo a cuerpo según el personaje elegido. Para poder controlar a nuestro héroe y olvidarnos un poco de la cámara, tendremos la posibilidad de fijar un objetivo y hacer que esta lo siga automáticamente. Del mismo modo, los disparos irán directos al enemigo sin tener que apuntar o ajustar la retícula. Solo algunas habilidades de área o control de área nos obligarán a seleccionar la zona objetivo a la que queremos apuntar, por lo demás es casi como un Hack & Slash

Otra de las particularidades del juego es que no habrá restricciones de rol o composición de equipo, y tampoco habrá baneo de héroes o role queue. Esto nos permite jugar con cuatro personajes de daños, tres héroes de soporte, etc. Lo que ofrece muchas posibilidades estratégicas y a la vez muchos problemas para jugar en solitario, pero eso lo trataremos más adelante.

Modos de juego

Por desgracia, nos encontraremos con solo dos modos de juego, control de zonas y recuperación de células de energía. El objetivo en ambas será el mismo, ser el primer equipo en completar el objetivo de puntos señalado antes de que se acabe el tiempo. Ambos tipos de batallas darán comienzo en las áreas de reaparición separadas en esquinas diferentes de los mapas y tras una cuenta atrás (para ponerse de acuerdo con el equipo de la estrategia tomar) dará comienzo el juego. Hasta ese momento podremos calentar las habilidades o familiarizarnos con el personaje si aún no lo hemos hecho.


El modo de control de zonas no será el típico donde todas las zonas están abiertas a la vez y hay que ir capturándolas o recuperándolas en una especie de bucle infinito. En Bleeding Edge las zonas se irán abriendo de manera aleatoria según una cuenta atrás y el un anunciador nos avisará de qué zona es la siguiente a capturar, entonces los equipos iniciarán una carrera para ser los primeros en llegar y controlarla. Solo cuando no haya ningún enemigo en el círculo, el equipo vencedor empezará a ganar puntos de victoria. Pasado un tiempo, la zona se reiniciará y todo el sistema comenzará de nuevo. Si bien las muertes de enemigos darán puntos, serán tan pocos que no podemos basar nuestra estrategia en el acoso y derribo nada más.

Bleeding Edge - Celulas

En el caso del modo de recuperación de células de energía, el sistema será parecido. Al iniciar el combate unas cajas con unas células en su interior serán marcadas en el mapa y deberemos hacernos con ellas antes que nuestros enemigos. Una vez que no quede ninguna caja sin abrir iniciará una cuenta atrás que desbloqueará una zona de entrega en el centro del mapa. Será entonces cuando los equipos lucharan para controlar la zona y poder hacer entrega de las células conseguidas. Si el personaje que está haciendo la entrega recibe cualquier tipo de daño, ésta se cancelará y si muere, dejará caer el botín que podrá ser capturado por el enemigo. Cada célula entregada valdrá un punto y sólo será posible ganar la partida cumpliendo el objetivo de células marcado o siendo el que más tenga cuando acabe el tiempo.

Personajes

Como ya hemos comentado, el juego se divide en tres categorías de héroes: daño, soporte y tanque. Además, dentro de cada uno, los héroes se diferenciarán a parte de sus habilidades propias, en su daño a distancia o combate cuerpo a cuerpo. Los tanques básicamente serán de este último estilo con algún ataque de área, mientras que el resto de héroes dispondrán de una mezcla de ambos o de uno solo de ellos.

Bleeding Edge - Personajes

Esto será un factor estratégico determinante a la hora de querer ganar una partida, ya que dependiendo de lo que haya elegido el enemigo deberemos cambiar a unos u otros para balancear la partida. Para ello podremos hacerlo en la zona de reaparición si nos dirigimos a ella o cada vez que muramos. No hay limite de cambio de personajes, más allá de no poder coger ninguno repetido en nuestro bando.

Hay una gran variedad y tipos de héroe, de modo que el propio juego nos hará una recomendación de cuáles son los más fáciles de usar o cuales requieren un cierto conocimiento o habilidad previa para poder usarlos correctamente. No nos engañemos, aunque haya ayudas al apuntado, manejar bien un personaje será imprescindible para poder ganar la partida. Lanzarse a lo loco sin saber controlarlo solo nos va a llevar a una inevitable derrota. Pero tranquilos, habrá un dojo de entrenamiento con bots para que podamos aprender a usar a nuestro personaje favorito antes de lanzarnos a la batalla multijugador.

Progresión

El juego cuenta con dos niveles de progresión, el general del usuario y el de cada personaje por separado. Cada vez que usemos un personaje en una partida recibiremos experiencia para ese personaje, para varios si hemos usado varios durante del desarrollo y con ello iremos subiendo niveles y ganando créditos. Paralelamente recibiremos también experiencia de usuario que nos otorgará un nivel de habilidad.

Bleeding Edge - Mejoras

En el caso del nivel de usuario es simple, servirá para intentar emparejarnos con jugadores de la misma habilidad en las partidas, sin embargo, el nivel de los personajes no será tomado en cuenta. En este caso los niveles individuales de cada héroe servirán para desbloquear modificadores de habilidad. Recibiremos uno nuevo por cada nivel y servirán para cambiar algunos de los efectos de las habilidades o armas. Más daños, más duración, más velocidad, mejoras en la vida, incremento de armadura, etc.

Bleeding Edge - Tablas

También según ganemos partidas iremos ganando créditos del juego que nos permitirán comprar aspectos, gestos, tablas o skins.

Control

Nada más iniciar el juego, un aviso en pantalla nos indicará que el juego ha sido pensado para ser jugado con mando, y nos instará a que usemos uno. Imaginamos que al ser versión de PC y tener cross-play con Xbox One, quieren que todo el mundo juegue con las mismas herramientas y así evitar un desbalanceo en la jugabilidad, sin embargo, creemos que el teclado y el ratón siguen ganando esta batalla.

Bleeding Edge - Ajustes

Como ya hemos comentado, para evitar tener que hacer un uso excesivo del stick de movimiento de la cámara se ha introducido el auto-lock de enemigos, pudiendo además cambiar entre estos apretando un botón. Y la verdad que es una buena idea, pero que luego al final no se lleva muy bien en la práctica, ya que habrá habilidades que nos obligarán a mover este stick para colocar el objetivo y casi siempre acabaremos olvidándonos que existe y tirándola sobre nosotros mismos.

Y es que la verdad que el control en general es bastante caótico. Mantener apretados botones mientras pulsamos otros, apretar el botón de comunicación y tener que soltar el stick derecho para dar la orden mientras que a la vez tenemos que usarlo para apuntar a lo que queremos señalar… Todo se puede configurar en las opciones para hacerlo más accesible, como por ejemplo cambiar el mantener apretado por alternar entre activado o no, el comportamiento del seguimiento de objetivo o de selección del mismo y otras muchas cosas. Sin embargo, ya nos obliga a hacer cambalaches que una persona recién llegada no tiene ganas de hacer.

Bleeding Edge - Pelea

Esto estará presente también si usamos teclado y ratón, pero en una medida muy inferior. Básicamente solo tendremos que cambiar los botones de comunicación con nuestros aliados y ya está. Por ejemplo, para el caso de las habilidades de área y su apuntado, el problema desaparece por completo, pudiendo incluso apuntar a nuestra espalda, cosa que con mando es bastante complicado.

Trabajo en equipo

Y es que llegamos al apartado más importante del juego, la cooperación y la comunicación entre compañeros. Al iniciar el juego, al igual que nos avisa de que es mejor jugar con mando, también nos dicen que la comunicación es una parte importante para mejorar la experiencia, y bueno, razón no les falta, ya que el trabajo en equipo y la coordinación entre sus miembros es imprescindible para conseguir resultados positivos.

Bleeding Edge - Multi

Es cierto que un jugador de gran nivel puede llegar a inclinar más la balanza hacia un equipo, sin embargo, ese jugador solo contra un equipo bien formado no tiene absolutamente nada que hacer. Nos lo dejarán bien claro en el tutorial (que por desgracia seguro que mucha gente omite), Bleeding Edge es un juego de equipo y un enemigo solo es un enemigo muerto.

Ya no hablamos solo de escoger bien los héroes para que se complementen y puedan contrarrestar al enemigo, hablamos de que hay que ir juntos a todos los sitios, en el momento en el que un jugador se enfrente a más de uno del equipo contrario, su muerte está asegurada y por tanto la del resto de su equipo instantes después. Y aquí es donde viene el gran problema que os explicamos a continuación.

Matchmaking

Bleeding Edge se puede jugar con amigos o con emparejamiento automático. En este último caso, se nos emparejará con gente de nivel parecido tanto en nuestro equipo como en el contrario. Hasta aquí todo bien, el problema viene cuando la gente con la que te emparejan no sabe jugar o no quiere saber jugar. En algunos juegos con tu habilidad personal puedes llegar a conseguir que la partida no se desmadre, pero en Bleeding Edge es imposible ganar una partida si no se juega en equipo.

Bleeding Edge - pantalla

Muchas veces te encontrarás con compañeros que se lanzan a lo loco a matar al enemigo, que no esperan, que no hacen caso para nada del chat y/o que no usan las comunicaciones ya sean preestablecidas o por voz, y por desgracia esto solo lleva a un camino, derrota y frustración. Por supuesto, también habrá una cantidad bastante elevada de leavers (gente que deja la partida) haciendo un suplicio el intentar acabar la partida. Por supuesto, hay penalización por abandonar una partida, pero aún así es algo inevitable. Gracias a los desarrolladores el hueco podrá ser rellenado por otro jugador, pero ya el tiempo perdido hace que esa partida esté prácticamente perdida.

En definitiva, si queréis disfrutar de Bleeding Edge de verdad, recomendamos encarecidamente que os juntéis con tres amigos más y que uséis chat por voz, cualquier otra opción ya sabemos como va a terminar en el 80% de las ocasiones.

Apartado gráfico y sonoro

Llegamos a la mejor parte del juego, y es que estaba claro que si Ninja Theory estaba a los mandos de esta nueva IP, no nos iban a dejar indiferentes. Bleeding Edge es un juego con una estética y un diseño únicos, quizá nos pueda recordar muy de lejos a Battleborn de Gearbox Software, pero en verdad tiene un estilo propio muy marcado y bien diseñado.

Bleeding Edge - estilo

Los personajes son todos únicos y de una gran variedad de formas, que además damos gracias de que se alejen de la normatividad sobre todo en cuanto a las mujeres se refiere. Diseños muy punk con su toque cyber, goth, cool… Modelados llenos de detalles, color y animaciones de diez en todos sus aspectos. No podríamos esperar otra cosa, estaba claro.

Los menús, las pantallas de selección de personaje, los previos de batalla, los tutoriales, todo lo que es el apartado visual es excelente. Todo muy bien ambientado e integrado en el conjunto. Nos parece un estilo único que han sabido cuidar hasta el último detalle, ¡bravo! Solo le ponemos una pega, la pantalla principal está tan bien diseñada que a mí particularmente me costó enterarme de que era la pantalla principal y no un previo a la selección de opciones...

Bleeding Edge - Menu

Los mapas también están muy bien cuidados, con distintos niveles para dar algo de verticalidad a las batallas, elementos móviles, trampas y vehículos que nos harán la batalla un poquito más compleja y obligarán a aprenderse bien todos sus recovecos si no queremos salir con los pies por delante. Por desgracia, serán solo cinco de inicio, lo cual se nos hacen un poquito escasos, pero imaginamos que irán añadiendo más con el paso del tiempo. Por ahora son un buen número de inicio para hacernos rápidamente a ellos.

Bleeding Edge - mapas

En cuanto a la música, sonido y voces, todo muy correcto y en el rango de calidad que cabría esperar del estudio. Por desgracia, las voces solo estarán disponibles en inglés, aunque el juego estará completamente traducido al castellano. Sin embargo, no dispondremos de subtítulos, cosa que esperamos que arreglen pronto, ya que es un básico si no dispones de voces en todos los idiomas o para la gente con alguna clase de impedimento auditivo. Lo extraño es que si han incluido voz a texto para la comunicación por voz, pero no para el resto del juego...

Conclusión

Bleeding Edge es una nueva IP que pretende traer novedades al género, con un estilo muy particular y con grandes ambiciones, pero que sin embargo, se queda corto en muchas aspectos y tiene aún muchas áreas en las que mejorar.

Lo principal lo ha conseguido, que nos entre por el ojo. La calidad gráfica y diseño va mucho más allá de lo que podrías esperar de un título de este estilo y si bien se le ha comparado con Overwatch por su estilo más cartoon, son universos completamente diferentes. Es cierto que hay un par de personajes que nos recordarán a alguno del título de Blizzard, pero es algo que a veces es imposible de evitar. ¿O quizás es una estrategia para robar jugadores? Solo ellos lo sabrán.

Bleeding Edge está disponible para Xbox One y PC, tanto en Steam como en Windows 10. Es posible jugar entre plataformas sin importar donde lo compraste, y si lo tienes en consola, automáticamente lo tienes disponible también para PC con Xbox Play Anywhere. Además, está incluido desde su lanzamiento en Xbox Game Pass, así que si ya dispones de este servicio, puedes jugarlo completamente gratis desde hoy mismo.

Si te gusta el juego y estás pensando en comprarlo, te dejamos un enlace a Amazon donde poder hacerlo y además, nos ayudarás a nosotras con un pequeño porcentaje de la venta.

Lo mejor

- Apartado gráfico impecable.
- Apuntado automatico.
- Interesante nuevo enfoque del género.

Lo peor

- Control complicado en ocasiones.
- Voces solo en inglés.
- Imposible ganar si no se juega en equipo.

 Este análisis se ha realizado en un PC de las siguientes características:
- Sistema operativo: Windows 10 Pro
- Procesador: Intel i7 7700 @4Ghz
- Tarjeta gráfica: Nvidia RTX 2060 OC
- Memoria RAM: 16GB de RAM DDR4 3200

Alba Nausicáa

Alba Nausicáa

Crecí delante de un Commodore 64, lo siguió el PC y después la Megadrive. Desde entonces soy una policonsolapecera. Mis juegos favoritos son las sagas de Tomb Raider y Final Fantasy, aunque hora me dedico a Overwatch y PES.
Si quieres contactar conmigo: Twitter |

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.

¡Adblock detectado!

Nuestro sitio web se mantiene gracias a la publicidad no intrusiva. Por favor, desactiva Adblock para seguir navegando, aunque si no quieres, siempre puedes darle a la X.

He desactivado Adblock