LA EVOLUCIÓN DE LA RELACIÓN ENTRENADOR-POKÉMON | Cosas de Chicas Gamers

LA EVOLUCIÓN DE LA RELACIÓN ENTRENADOR-POKÉMON

Añade este post a una revista de Flipboard

Evolución de la relación entrenador pokémon Judith Bea Machop Machoke Machamp Alas del Crepúsculo

Es el 25 aniversario de Pokémon y hoy os traigo un reportaje en el que os hablaré sobre cómo ha evolucionando la relación entre el entrenador y sus pokémon. Para ello, hablaré de cómo, con el tiempo, se han implementado nuevas mecánicas, que han hecho que les vayamos cogiendo más cariño a los monstruos de bolsillo y que no se queden en "solamente es un juego." Planteando una perspectiva generacional en la que pasaremos de lo frío que podía resultar al principio, hasta cómo es a día de hoy en la octava generación

Dicho esto, ¿me acompañáis en este viaje de nostalgia con nuestros compañeros pokémon?

Primera generación

Era el año 1996, el inicio de la nostalgia. Pokémon empezaba sin saber que se iba a convertir en una de las franquicias más importantes de videojuegos. Por aquel entonces, se iniciaban los títulos Rojo y Azul (Verde para nuestros amigos japoneses). En ellos, nuestro rol de entrenador se desenvolvía básicamente como el de un domador y cuidador de bestias, ya que, solo teníamos que combatir con ellos para que evolucionaran (salvando las excepciones con aquellos que necesitan de piedras o intercambios) y obtener nuestro objetivo. Sin embargo, era increíble. Todos le cogíamos cariño a uno o más de nuestros monstruos en la aventura, a pesar de lo mecánico que resultaba. La relación entrenador-pokémon empezaba con buen pie.
Elección de iniciales Pokémon Rojo Azul Profesor Oak
El inicio de la aventura. La primera decisión difícil que debemos tomar.
(Bueno para mí no. Cogí a Charmander y lo volvería a hacer)

Dos años después llegó Pokémon Amarillo, un juego casi idéntico a los anteriores, pero que tenía una particularidad y era que irías acompañado durante toda la aventura de un Pikachu, el cual sería tu Pokémon inicial. Obviamente, esto fue una estrategia de Game Freak o Nintendo para aprovecharse del éxito garrafal que estaba teniendo el anime. Sin embargo, lo importante aquí es que se introduce por primera vez el concepto de la amistad con los pokémon, aunque no en el sentido en el que lo conocemos a día de hoy.

El único pokémon que tenía amistad era el Pikachu en cuestión, que llevábamos desde el inicio. Nos seguía a todos lados, siendo la primera vez que nos acompañaba un pokémon fuera de su Pokéball, lo que hacía que le cogiéramos aún más cariño. Además, podíamos interactuar con él para saber si estaba triste o contento, siendo un elemento indispensable para conseguir a Bulbasaur. Al final, gracias al tan criticado anime, se asentaron las bases reales de la que sería la relación de afecto que sopesaríamos hacia nuestros pixelados amigos.

Segunda generación

La segunda generación destaca por un aspecto importante y que es justo del que os acabo de hablar: la implementación de la amistad en toda regla. Ahora todos los pokémon tendrían un grado de amistad, que variaría según cómo los cuidáramos. No se basaba sólo en combatir con ellos y evitar que se debilitaran, sino que su grado de amistad también dependía de cómo los alimentáramos, quien lleváramos en primer lugar o si los mimábamos. Con mimarlos, me refiero a llevarlos con Dalia (la hermana de Azul) para que les lavara el pelo o contratar a los peluqueros para que se lo arreglaran. Pequeñas muestras de afecto para que nuestro Pokémon se sintieran bien.
Dalia Pokémon Oro Plata y Crystal
Aquí tenéis a la hermana de Azul en Pokémon Cristal

También vinieron un nuevo conjunto de especies conocidas como los pokémon bebé, los cuales, no se podían capturar salvajes, sino que se debían cuidar desde que eran un huevo, lo que nos hacía tomarles aún más cariño, puesto que, los criaríamos desde su nacimiento. De hecho, estos pequeños junto con las nuevas eeveevoluciones, evolucionarían por amistad. Espeon y Umbreon se volvieron muy queridos y a día de hoy mucha gente seguro que os pueden contar los maravillosos recuerdos que guardan de ellos.

También se introdujeron los pokémon variocolor o shiny, pero que hasta generaciones posteriores, mucha gente no conoció por su ínfimo ratio de aparición. Lo importante aquí es que, si conseguías uno, ahí sí que le ibas a pillar mucho cariño a ese pokémon. Sería tu estrella, tu as en la manga, El Pokémon. Da igual que fuera un Sunkern, el peor de todos (lo sigue siendo). También hay algunas personas tontas de remate (sí, estoy hablando de mí) que apagaron la consola nada más ver uno porque se pensaban que era un bug del juego (En serio, ¿qué me pasaba? XD).

Tercera generación

Pokémon Ruby, Zafiro y Esmeralda, la generación de los villanos tarados, que fue, sin duda, una auténtica innovación para pokémon. Pasábamos a una nueva consola de Nintendo y por ello, un amplio repertorio de posibilidades se expandía. Todo había cobrado una mejor apariencia. El mundo era mucho más colorido, los efectos visuales eran mejores, los modelados estaban más definidos y sobre todo, los pokémon tenían su propio sprite cuando los veíamos por el mundo, en el PC y especialmente en nuestro equipo. Ahora sí, ese pokémon al que le habíamos puesto un mote y que nos llevaba acompañando desde X momento, era único y diferente a los demás en cualquier contexto.
Gardevoir Shiny Movimientos de Concurso Pokémon Zafiro Ruby Esmeralda
Esta es la nueva variante de tipos para los movimientos, adaptada a los concursos pokémon. Esto hacía que nos preocupáramos aún más de lo que llevaba nuestro pokémon

Se introdujo una mecánica que la odias o la amas, no hay término medio. Los Concursos Pokémon eran la novedad. Era la primera vez que podíamos hacer una actividad alternativa a los combates y que fuera común y fácil de acceder a ella. Diversos centros de concursos se extendían por la región Hoenn. A ellos llevábamos a nuestros pokémon con el fin de que consiguieran una cinta, haciendo un espectáculo con sus ataques. Para ello debíamos cuidarlos al máximo, dándoles pokécubos que nosotros creábamos y currárnoslo para que lucieran bien durante los certámenes. Ver a nuestro amigo con una cinta nos llenaba de orgullo y hacía que le cogiéramos aún más cariño.

Cuarta generación

Saltamos a la cuarta generación, amada por muchos y odiada por otros tantos (puristas que creen que es el inicio del declive de Pokémon...). Se trajeron muchas cosas nuevas, siendo la más destacable la división de movimientos físico y especial, lo que hizo que muchos pokémon fuera más viables y que por ello, tuviéramos más opciones. Pudiendo disfrutar de más especies y entablar una relación entrenador-pokémon que no exploramos en pasadas generaciones por su inviabilidad.

Aquí los concursos se mantienen, pero pasaron a llamarse Super Concursos. Se volvieron más largos, gracias a que el propio evento tenía dos fases nuevas previas a la exposición de movimientos. La primera se basa ponerles sus mejores ropas y que ellos se exhiban, mientras que la segunda es una competencia de baile. Los concursos se volvían más emocionantes y hacían que nos ilusionáramos viendo a nuestro Pokémon, vestido de forma curiosa y bailando al ritmo de una canción. En parte se debe nuevamente al anime, que gustó con las competencias en las que participaban Aura/May y Jessie.
Aura May vs Maya Dawn Pokémon Diamante y Perla
Volver a ver Aura/May en el anime de Sinnoh para una nueva competencia y ver todo lo que había evolucionado, fue increíble

Hay que añadirle al tema mencionado dos pequeñas adiciones. Se sustituyen los pokécubos por pokochos, unos bizcochitos por los que nuestros pokémon se ilusionaban y que haríamos a través de un minijuego mucho más divertido. Lo segundo es la posibilidad de decorar las Pokéballs para que cuando salgan de ellas, lo hagan entre luces y letras (recuerdo pasarme tardes enteras atrapando cada unkown para que me dieran la pegatina de la letra correspondiente y que cuando mis pokémon salieran, apareciera su nombre).

Como punto adicional, se dio preevoluciones y evoluciones a pokémon de primera, segunda y tercera generación, fomentando el proceso la crianza, a la par que la nostalgia, al ver otras fases de nuestros pokémon más queridos. Un ejemplo es Budew, que es una preevolución de Roselia, que a su vez evoluciona en Roserade, teniendo que capturar al primero casi al inicio del juego, cuidarlo para que evolucione por amistad y luego conseguir una piedra día para que llegue a la fase final.

Termino con la Plaza Amistad, un lugar donde podíamos ir con determinados Pokémon y que nos acompañaran fuera de su pokeball durante un rato. Lo que no sabíamos, es que era el preludio de la mecánica más querida la saga. Llegaron los remakes de Johto con dicha mecánica, pero a lo largo de toda la aventura, recuperando lo que ocurría en Pokémon Amarillo, viajaríamos con nuestro compañero pokémon fuera de su Pokéball. Lo único que teníamos que hacer era poner al elegido en el primer puesto (en cierto modo esto refuerza la idea de uno de los métodos para subir amistad, que es andar 256 pasos con un pokémon en el primer puesto de nuestro equipo). 
Totodile fuera de la Pokebal Eco Profesor Elm Pokémon Oro HeartGold y Plata SoulsSilver
Este momento en el que el personaje se movía y veías que tu inicial salía de su pokeball... Pura ilusión y nostalgia

Quinta generación

Voy a ser claro, esta generación no sirvió para nada del tema del os hablo hoy

¿Por qué? ¿No hubo nuevas mecánicas? ¿No afianzaron las relaciones con los pokémon? Pues nada que ver con eso. Se debe a que la quinta generación ha sido hasta la fecha la generación más odiada de todas en lo que se refiere a su lanzamiento. Si bien, a día de hoy, es muy querida entre el fandom (yo como uno de sus adoradores), la aversión inicial por parte de los jugadores, impidió que se disfrutarán de cualquiera de sus mecánicas, fracasando en parte de su cometido.

Sexta generación

Pokémon X e Y son los juegos que marcaron un antes y un después en la saga, debido a la evolución gráfica que sufrió. Siguiendo paralelamente lo que os comentaba en la tercera generación, el cambio del 2D al 3D implicó un aumento hacia el cariño que les procesábamos a nuestros monstruos de bolsillo. No lo podíamos creer. Por fin el 3D en las consolas portátiles (recordamos que ya pudimos verlos así en Pokémon Stadium o Pokémon Snap de Nintendo 64). Ahora sí que podíamos verlos en todo su esplendor y, si bien, hubo gente que no estuvo contenta con ello (que raro...), la mayoría lo adoramos. Ahora sabríamos cómo son de verdad. Pequeños detalles en sus diseños que ni el anime nos había mostrado, se nos revelaban, 

Se incluyeron dos nuevos minijuegos que conllevaban ciertas ventajas para nuestros amigos. El primero era el Poké Recreo, que es una de las mejores ideas que han tenido y que ha ido en evolución. Teníamos una pequeña zona donde cuidaríamos a nuestros pokémon y aumentaríamos su nivel de afecto (distinto de amistad). Lo mejor era poder darles dulces, ver cómo se los comían y sonreían feliz (era una ternura). Además, los niveles altos de afecto tenían efectos positivos en combate, como evitar que un Pokémon se debilitara. Un ejemplo "Greninja aguanta el tipo para mostrar a Chicas Gamers de lo que es capaz." También servía para evolucionar a Eevee en Sylveon.
Eevee de Serena evoluciona a Sylveon Anime Pokémon X Y
El Eevee de Serena evoluciona a Sylveon por el afecto que le tiene. Curiosamente, en el anime de Pokémon el afecto y la amistad significan lo mismo, ya que, Lem/Clemont le dice a Serena que es el único pokémon que evoluciona por tener una relación muy cercana

Por otro lado, enfatizando el competitivo que llevaba ya unos años siendo especialmente popular (quinta generación fue un hito en el competitivo pokémon), se implementó el Superentrenamiento, que servía para aumentar los EVs de nuestro pokémon. Ciertamente, era más lento que las hordas pokémon, pero mucho más entretenido. En ellos, tenías que derrotar al globo de un pokémon a balonazos con el que quisieras mejorar, mientras evitabas los ataques que el primero te lanzaba. Según como lo hubieras hecho, los EVs aumentaban más o menos, además de que te daban sacos de boxeo para subirlos aún más. Incluso en algo tan frío como el competitivo, procesábamos afecto por nuestro pokémon viendo como se hacía más fuertes. 

Los remakes Ruby Omega y Zafiro Alfa no aportaron mucho al tema de este reportaje, fuera de añadir más nostalgia. Y ya que hablamos de nostalgia, hablemos de una de las cosas favoritas del fandom, las megaevoluciones. A través de una megapiedra y un mega-aro, ciertas especies tenían una evolución temporal que duraba el combate o hasta que fuera derrotados. Esto aportó aún más cariño a viejas especies como Absol, Ampharos o los iniciales y dársela a algunos olvidados como Bannete (este pokémon solo era llamativo por su oscura historia), Mawile o Lopunny (a éste sí le querían, pero otras cosas turbias...).

Séptima generación

Encadenamos con su predecesora a través del Poké Relax, una evolución del Poké Recreo, pero con las opciones extra de poder acicalarlos y curarlos de problemas de estado, lo que indicaba hacia a una relación más cercana al preocuparnos por ellos y por salud. En caso de querer, también podíamos usar el Fotoclub de Alola (Ultrasol y Ultraluna) para hacernos fotos guays con nuestros amigos, poniendo posturitas y decorándolas. Era algo muy secundario, pero que enternecía mucho hacerlo.
Machamp Pokémon UltraSol y UltraLuna PokéVisor
Las fotos con el Fotoclub eran realmente chulas

Además, para los que estuvieran en el PC, se incluyó la nueva función del Poké Resort. Un lugar donde los pokémon que no fueran en nuestro equipo, podrían disfrutar y hacer todo tipo de trabajos. En un principio solo tendríamos una zona, pero con el tiempo, podríamos conseguir más. Cada una tenía una función y en ella trabajaban los pokémon capturados, ya fuera la recogida de Pokéhabas, cultivo de bayas, minería, creación de bebidas o producción de huevos. 
ACLARACIÓN: Fuera de parecer una tierra esclavista, se planteaba, como bien dice su nombre, como un Resort, pero en el que se podían hacer los trabajos. Por ejemplo, la producción de huevos era a través de un balneario en el que se relajaban.
Se introduce un aspecto que se llevaba años de años pidiendo: una alternativa a las MOs. Era terrible tener que ensuciar a uno de nuestros compañeros con una MO (Máquina oculta casi imposible de eliminar) mala como Corte o Destello, así que, acabábamos por tener una prostituta MO (Sí, para los que no estéis muy metidos en la saga, se le llama popularmente así a un pokémon que llevas solo para usar MOs). Entonces las MOs pasaron a ser MTs (maquina técnica que se puede eliminar fácilmente) y se sustituyeron por Pokémonturas, pokémon situados en zonas específicas que harían su misma función.

Por último, en Sol y Luna, también se implementaron los Movimientos Z. Un movimiento realizable una vez por combate y que se basaba en que nuestro protagonista hacía una serie de gestos con los que le daba energía al pokémon, para convertir uno de sus ataques es un Movimiento Z. Aquí vemos que estos simbolizan la sincronía y amistad entre el entrenador y el pokémon.
Bewear Rafaga Demoledora Pokémon Sol Luna
Bewear con Ráfaga Demoledora fue uno de los Movimientos Z presentados en el tráiler de Sol y Luna

Ciertamente, debería hablar de Pokémon Let's Go! Pikachu & Eevee, pero aquí hay un conflicto. En un bando está que son juegos nostálgicos, que nos permitían caminar con todos los pokémon de primera generación y sus versiones alola con los gráficos 3D, pero en el bando opuesto, está que muchas personas (entre las que me incluyo) estábamos y estamos hartos del bombo y el platillo que se le ha dado a la generación original, haciendo que el juego perdiera mucho interés entre los fans. Aun así, se sitúan en el puesto número 12 en la lista de juegos más vendidos de Pokémon. Fuera de lo dicho, remarcaría que se explota la amistad con Pikachu o Eevee de forma más cercana y única, similar a lo que ocurría en Pokémon Amarillo.

Octava generación

Espada y Escudo son últimos juegos de la línea principal sacados hasta la fecha. La octava generación ha sido muy criticada y aun así, ha gustado mucho a los fans, situándola como la tercera más vendida hasta la fecha. Para estos títulos se eliminó por completo el Poké Recreo/Relax para dar pie a algo mucho más grande, los Poké Campamentos. Son tiendas de campaña que podemos poner en cualquier parte y con las que todo nuestro equipo sale de su Poké Ball para descansar en el recinto próximo.

Tras montarlo, tenemos varias opciones mientras los pokémon interaccionan entre ellos. Es muy gracioso verles interactuar, porque a veces juegan, se enfadan e incluso más de uno se lleva un disgusto (no os digo la penita que da ver a un Sobble triste). Lo bueno aquí, es que podemos hablar con ellos, jugar e incluso darles de comer. A la hora de jugar, podemos sacar distintas pelotas o un palo con un trocito tela con el que se vuelven locos. 

Sin embargo, lo genial es cocinar. Podemos hacer únicamente curry, pero muchos tipos: Curry a la marinera, con legumbre, con pan tostado, con pasta, a las finas hierbas, con manzana, etc. Y cada plato tiene un gusto entre picante, amargo, ácido, seco o dulce, dependiendo de lo sabores de las bayas que hayamos usado, al igual que pasaba con los Poké Cubos y Pokochos. Lo mejor llega ahora, se ve el plano y luego como tú con el primer pokémon de tu equipo, lo coméis poniendo distintas caras dependiendo de si está más rico o más horrible. Las escenas son realmente graciosas.

Y hasta aquí hemos llegado. Pokémon ha evolucionado en muchos aspectos, pero me agrada ver que aquello que nos hacía tanta ilusión de pequeños, no se ha quedado en el olvido. Nosotros queríamos hacernos amigos de los pokémon, reírnos con ellos, disfrutar con ellos, correr aventuras con ellos... Todo muy influenciado por el anime que más de uno nos marcó mucho. Y si bien, esto sigue siendo un videojuego, Game Freak ha sabido cómo hacer que la saga evolucione para que cada vez estemos más cerca de los monstruos de bolsillo. 
Anime Pokémon - Ash y sus pokémon
Y la última imagen de este post, es la escena que a más de uno cuando éramos niños, nos llegó al corazón y nos rompió un poco por dentro

Dicho esto, me despido. Espero que os haya gustado y también espero vuestras opiniones en la cajita de comentarios.

¿Estáis satisfechos con la evolución? ¿Opináis distinto? Espero veros en otro de mis posts de Pokémon. 

¡Alola!
Raúl Pinto

Raúl Pinto

Pegado a la pantalla con un mando en las manos en todas las etapas de mi vida, decidí dar un paso más y hacerme redactor de videojuegos. Si quieres RPGs, juegos tipo anime y lore de videojuegos, soy tu hombre.
Si quieres contactar conmigo: Twitter | Facebook | Instagram

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.