Últimas noticias
recent
-->

LA EVOLUCIÓN EN LA FORMA DE JUGAR - AÑOS 90

La evolución en la forma de jugar - años 90
Llegamos a mi época dorada de los videojuegos y no porque las anteriores no me gustasen sino porque fue en los años 90 cuando me regalaron mi primera consola de verdad, y con eso me refiero a la SEGA Mega drive, ya que antes tuve las típicas clónicas con joysticks que se rompían con solo mirarlos. Así que tras este inciso y haber pasado por los años 70 y 80 nos paramos en los 90 donde hay mucha tela que cortar.

Todo cambió en esta época, los juegos empezaban a evolucionar y por tanto, necesitaban los mandos también necesitaban su particular cambio y la primera que impuso una revolución fue Nintendo con su Super Nintendo.

Super Nintendo - SNES (1990)

La consola de Nintendo fue la que más éxito tuvo en la era de los 16 bits y es que gracias al chip Super FX contó con los primeros videojuegos tridimensionales con Star Fox a la cabeza. Seguro que a más de un@ le sonará el eslogan 'El cerebro de la bestia' porque fue el mensaje con el que nos la querían vender.

Mando Super Nintendo


Pero centrándonos en la forma de jugar, el mando con el que llegó SNES era mucho más refinado que el de su antecesora que tan solo contaba con dos botones. El mando de la Super Nintendo introdujo dos botones más que acabarían sentando las bases de los controladores que conocemos hoy en día. También incorporaron dos gatillos y un estilo más redondeado y ergonómico.

Neo-Geo AES (1991)

La Neo-Geo AES es la versión doméstica que se lanzó al mercado a raíz de las arcade de SNK. Llegó a tierras niponas en 1991, aunque su elevado precio y corto catálogo hicieron que se convirtiera en una máquina de culto deseada por muchos y poseída por pocos. En España salió a la venta por 79.990 pesetas con un mando y cada juego costaba 24.000, ahí es na'.

Neo-Geo AES

Pero como lo que nos atañe este reportaje son los mandos, vamos a hablar de cómo eran los que venían con esta consola y que como veréis en la imagen estaban pensados para simular jugar en una máquina recreativa. Por eso, se distribuía con joysticks, de los cuales, había dos modelos:

- Estilo antiguo: Mantenía la disposición de los botones y la palanca de la recreativa. Era de color negro.

- Estilo nuevo: Cambió la disposición de los botones y su tamaño, era más pequeño que el original y fabricado con materiales de peor calidad.

Sega Mega Drive (1993)

Antes de que llegase Mega drive, llegó la Sega Master System (1988) con un diseño mucho más tosco, algo que arreglaron con su sucesora, la Sega Genesis y a la que aquí conocimos con el nombre que da título a este encabezado. 

Mando Master System


Sega Mega Drive apareció para competir con SNES y para ello hay que ser diferentes, pero ¿cuál fue el cambio que introdujo Sega?

Mandos Mega Drive

Como vemos en la imagen Sega prescindió de un cuarto botón y le bastó con sólo tres para su controlador, además de no contar tampoco con el botón Select, ni con los gatillos. Esto provocó que algunos juegos como Street Fighter II no pudieran pausarse al utilizarse el botón Start para cambiar entre dar puñetazos o patadas. Para solucionar el problema lanzaron un mando con seis botones en dos filas de tres cuyo diseño acabaría siendo heredado por la Sega Saturn en 1994.

Por aquel entonces Sega revolucionó un poquito la industria al lanzar una versión inalámbrica del mando de Mega Drive que evitaba usar cables y al que conocimos bajo el nombre de Sega Remote Arcade System.

Guerra de Consolas

La aparición de estas consolas dio comienzo a la primera guerra de consolas en la historia de los videojuegos. Mientras que SNES dominaba en Japón, Sega Genesis lo hacía en Norteamérica creando campañas publicitarias de lo más agresivas con mensajes como "Genesis does what Nintendon't" (Genesis hace lo que Nintendo no puede). Sin embargo uno de los factores claves del éxito de la Genesis en Estados Unidos fue la incorporación del videojuego Sonic the Hedgehog en el paquete de la consola en 1991.

Sega Saturn (1994)

Fue la sucesora de Sega Mega Drive, pero tras la aparición de PlayStation y posteriormente de Nintendo 64, perdió fuelle y nunca consiguió convertirse en un éxito de ventas, quizá por eso o por la dificultad de programar para ella a contar con dos procesadores de 32 bits en paralelo y un tercero de apoyo.

Su primer controlador seguían la línea de su predecesora pero de más tamaño. Tenían la pega de que eran de menos calidad y por eso no era raro ver mandos con los cables pelados.

Sega Saturn

Tras él, llegó un rediseño, más pequeño pero de la misma calidad, ya que los disparadores seguían sin ser plenamente funcionales.

Sega Saturn

Finalmente, Sega apostó por un mando redondo y bastante grande lo que como podréis imaginar impedía jugar muy bien a los juegos. Pero tenía un punto a su favor, y es que es el primer mando en incorporar un stick analógico para controlar a los personajes de una manera más precisa. Sinceramente es un mando que nunca he tenido entre manos pero creo que de hacerlo lo soltaría al instante de lo incómodo que parece.

Sega Saturn

PlayStation (1994)

Sony decidió embarcarse en el mercado de los videojuegos y lo hizo marcando un estilo propio que a día de hoy es una de sus señas de identidad. Creó su primera consola de 32 bits con un mando que incorporaba muchos más botones que los que habíamos visto hasta ese momento cuya novedad eran los 4 triggers. El mando era ligero y ergonómico, algo que era de agradecer a la hora de jugar. El encargado de este diseño fue Teiyu Goto por consigna del presidente de entonces, Norio Ohga, quien creía que el mando era la parte más importante de cualquier juego.

PlayStation

Pero este mando no sería el definitivo, ya que Sony lo rediseñó (casi al final de la generación) y lanzó el DualShock que todos conocemos, un mando que pasaría a la historia. Contaba con dos sticks analógicos en el centro, uno para mover al personaje y otro para controla la cámara ofreciendo así mayor precisión en los escenarios 3D. Era un poco más pesado que su predecesor, pero contaba con la ventaja de añadir la función de vibración para sumergir más a los jugadores. Y desde entonces nació el mejor mando de todos según mi opinión.

PlayStation

Antes de pasar a la siguiente, os dejamos con una imagen que muestra todas las variantes de su diseño hasta que se logró dar con la tecla y elegir el modelo definitivo.

Los diferentes diseños de mando

Virtual Boy (1995)

En 1995 llegó una de las peores consolas de la historia y el mayor fracaso de Nintendo, según el público. Hablamos de Virtual Boy, una consola que usaba un proyector como si fueran gafas virtuales para generar un efecto estereoscópico. Fue diseñada por Gunpei Yokoi, el mismo de la Game boy. Además de su revolucionario concepto de jugar, también introdujo novedades en su controlador.

El mando parecía un 2 en 1 con una configuración en espejo. Contaba con dos controladores direccionales y dos pares de botoneras para jugar a los juegos de una manera un tanto más compleja. Podríamos decir que sería el antecesor de los mandos analógicos, pero además de esto también contó con las famosas empuñaduras que han formado parte de los mando de Sony desde sus inicios.

Virtual Boy

Nintendo 64 (1996)

La nueva consola de Nintendo revolucionó el mercado con el primer juego de plataformas que utilizaba una cámara de 360º, os hablamos nada más y nada menos de Super Mario 64 y esto fue algo que sólo era posible con el nuevo mando que Nintendo creó para la ocasión. Como veis, incorporó un stick analógico para esta nueva función que nunca más abandonaría los mandos que conocemos hoy en día. Hay que destacar la calidad del mismo era dudosa y que  también contaba con botones dispuestos en cruz que se añadían a los ya clásicos A y B de los mandos de la compañía nipona y con dos disparadores L y R, más un tercero en la parte trasera de la protuberancia central, el botón Z. Pero por si esto os parece poco también podía utilizar la función de vibración gracias al Rumble Pak o tener más memoria con tarjetas especiales. De hecho, podíamos utilizar los cartuchos de Pokémon de la Game Boy para tener a nuestro equipo en el Pokémon Stadium, el juego para la Nintendo 64.


La Nintendo 64 incorporaba en su arquitectura un procesador de 64 bits con el objetivo de plantar cara a Sega Saturn y PlayStation, pero no logró el éxito que se esperaba de ella por varios motivos. El primero fue debido a que muchos de los juegos tenían que programarse en estaciones de trabajo SGI, que elevaban los costes de desarrollo, y el segundo que Nintendo informó a las desarrolladoras que tenían que trabajar con cartuchos de 64Mb en lugar de 128Mb para lanzar juegos a precios ecónomicos, algo que limitaba mucho los elementos que se podían incluir en ellos. Todo esto unido a los retrasos en su lanzamiento conllevó a la cancelación de la mayoría de juegos planeados inicialmente siendo el caso más llamativo el del cese de relaciones entre Nintendo y SquareSoft, que provocó que Final Fantasy VII se lanzase en exclusiva en PlayStation. Y antes de pasar a la siguiente, romperé una lanza en su favor porque a pesar de que muchos me consideréis Sonyer, jamás tuve la primera PlayStation, sino que tuve ésta, la Nintendo 64 y para mí fue una pedazo de consola que quizá sucumbió ante la falta de catálogo pero juegazos como The Legend of Zelda: Ocarina of Time no se los quita nadie.

Sega Dreamcast (1998)

Por esa época Sega ya empezaba a mostrar signos de flaqueza pero no por ello iba a dejar de intentarlo, así fue como llegó Dreamcast. Se creo para suceder a Sega Saturn y ganar terreno a Sony y Nintendo, aunque debido a las reestructuraciones internas que sufría Sega y las perdidas económicas de muchos de sus proyectos, Sega finalizó oficialmente su producción y dejó de fabricar consolas para sólo dedicarse al desarrollo de software y la producción de arcades.


Aún así, vamos a hablar de su mando que contó con importantes novedades como la Visual Memory Unit (VMU), un dispositivo con pantalla LCD que servía para guardar partidas y de miniconsola. Se introducía en el mando y nos mostraba información útil de los juegos como por ejemplo en el Resident Evil: Code Veronica que veíamos el electrocardiograma de la vida del personaje. También podíamos descargar minijuegos y llevárnosla donde quisiéramos. Otro uso de esta pantalla era conectarla a recreativas para jugar con nuestros personajes desbloqueados en la consola, eso sí, esto era algo que sólo podíamos hacer si vivíamos en Japón.

Su mando era bastante grande, con un diseño original pero con una cruceta pequeña y con un cable que salía por debajo. Contaba con un stick analógico de una calidad aceptable.

Si te ha gustado el reportaje no te pierdas otras épocas:

Estela Villa

Estela Villa

Mi pasión por los videojuegos me llevó a terminar una Ingeniería T.Informática y un Máster de modelado y animación 3D para videojuegos. Soy gamer de nacimiento y fan incondicional de la saga Metal Gear. Además de jugar, en mis ratos libres me dedico a otros de mis hobbies como el cine, las series y la lectura.
Si quieres contactar conmigo: Twitter | Facebook | Escríbeme

8 comentarios:

  1. Que feo el mando redondo de la Saturn, mirándolo no sé como podían jugar cómodamente con eso.

    Siempre le he tenido un cariño especial al de la SNES, para mi uno de los mejores que he probado, sobre todo por las eternas partidas que jugaba con mi hermano, papá y tío al Mortal Kombat II e International Super Star Soccer Deluxe.

    Sin embargo, mi favorito es el Dualshock. Creía que el ds4 había mejorado, pero después de recuperar mi ps3 y volver a tener el ds3 en mis manos (que difiere del 2 ergonómicamente en muy poco) es ooootra cosa.

    Excelente artículo, me produce nostalgia, ya que disfruté mucho más mi Super Nintendo (como se le conocía acá) que la vieja Atari.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feo es poco, no sé a quién se le ocurrió semejante idea xD.

      Yo tengo cariño a la MegaDrive por ser mi primera consola y al igual que tú mi preferido es el DualShock también, es el más cómodo.

      Muchas gracias por leerlo!!

      Eliminar
    2. El control de la MegaDrive siempre me gustó, por diseño al menos, pero nunca tuve la oportunidad de usar uno, igual que el rediseño más pequeño de la Saturn.

      El redondo lo encuentro un poco parecido al nuevo de la switch cuando montas ambos controles pequeños a sus costados. Me da la idea que es incómodo como ese.

      Eliminar
    3. Yo creo que el de Switch no es incómodo, no lo he probado pero me da la impresión de que no será como ese redondo de Saturn xD

      Eliminar
  2. Buen artículo, un buen repaso a las consolas de la década. Solo un apunte, Mega Drive no salió para hacer frente a Super Nintendo, más bien fue al revés, porque Mega Drive salió antes, en el 88 en Japón.

    ResponderEliminar
  3. Espero no reiniciar la guerra de consolas, pero hablando de mandos el de la Megadrive era mucho más cómodo que el de la Super Nintendo. En cuanto al mejor mando, para mí que todavían quedaban unos añitos para que saliera, pero es una maravilla ver la evolución de los sistemas de control.

    Saludos fremen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he visto tus preferencias jugonas xD. Yo también prefiero el de Megadrive y la consola también :P

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.