ALICE, CARIÑO (MARY NIGHY, 2022) - CRÍTICA

Añade este post a una revista de Flipboard

Crítica de Alice Cariño

¿Cómo puedes volver a ser  cuando desconfías de todo a tu alrededor, hasta de ti misma? A través de Alice, cariño (2022), la opera prima de Mary Nighy, nos introducimos en la piel de Alice (Anna Kendrick), una mujer que está sufriendo abuso psicológico por parte de su pareja, y donde la protagonista se verá cada vez más atrapada en una telaraña de la que parece imposible escapar. 

Alice, cariño llegará a las salas el próximo 19 de mayo, donde podremos ver este thriller dramático y psicológico, que fue presentado mundialmente en el Festival de Toronto. 

¿Quién es el culpable?

Alice vive en Nueva York con su novio Simon (Charlie Carrick) un artista de gran talento. De puertas para fuera, parecen ser la pareja perfecta: son guapos y tienen buenos trabajos. Sin embargo, esta fachada se desintegra enseguida al conocerlos un poco más en profundidad: Simon se siente un fracaso en su trabajo y Alice, sin motivo aparente, miente a Simon en las cosas más nimias, como la celebración del cumpleaños de Tess (Kaniehtiio Horn) en una casa que tiene su familia. 

Crítica de Alice Cariño

Desde el principio y sin tener idea previa de la trama, la narración busca que sospeches de Alice, ya sea por una posible deslealtad a su pareja o porque le oculta información que, en una relación sana, no habría motivos para ello. Sin embargo, conforme avanza la cinta, comprendes que ella se está culpabilizando por cosas de las que no debería, simplemente para justificar el comportamiento abusivo de su pareja, quien no deja apenas en paz a Alice cuando tiene la menor oportunidad. 

La atmósfera es en todo momento densa y asfixiante: sólo con ver a Alice arrancándose el pelo de pura ansiedad sabes que algo no va bien, que esa imagen impostada de perfección se está convirtiendo en su martirio y, por supuesto, su pareja es sólo un controlador que tiene que intervenir hasta en cada alimento que ella ingiere, provocándole problemas a corto plazo. 

Una escapada clave para Alice

Por supuesto, a Simon no parece agradarle demasiado la relación que mantiene con sus amigas Tess y Sophie (Wunmi Mosaku), así que cuando van a pasar una semana juntas de retiro a la casa de una de ellas y, de paso, celebrar el cumpleaños de Tess, Alice finge un viaje de trabajo para poder escapar con ellas libremente. Los remordimientos acompañan todo el rato a la protagonista, y la defensa a ultranza de su relación provoca rencillas entre las amigas, quienes sospechan constantemente que algo no va como debería. 

Crítica de Alice Cariño

Nada más llegar, descubren la desaparición de Andrea, una chica del pueblo. Las chicas poco a poco se involucran junto a los equipos de rescate, mientras que también van hablando acerca de cómo las relaciones entre ellas han cambiado, aunque Alice lo sienta así para justificar una vez más la situación de abuso psicológico en la que está sumergida y de la que es muy complicado salir. 

Conclusión

Alice, cariño es una opera prima con un par de imágenes que se te quedan en la retina, junto con la actuación de Anna Kendrick, quien te transmite su confusión y ansiedad de tal forma que quieres involucrarte para ayudar a que salga de esa relación malsana. El ritmo de la película es lento, aunque adecuado para lo que se narra y cómo se narra. Sin duda, lo mejor de la película es ver cómo se desarrolla la amistad entre Alice, Tess y Sophie, el círculo que hace que Alice no termine por caer en un pozo y saber que tiene un núcleo que está ahí para ayudarla. 

Crítica de Alice Cariño

A su vez, la actuación de Charlie Carrick también está muy lograda, mostrando un narcisista controlador que sólo quiere tener a Alice para él, a pesar de que su compañía sólo hace que se desdibuje más y más. Por otra parte, la trama de la desaparición se queda muy vaga, no parece tener ningún sentido con lo narrado, quedándose en un relleno con el que pueda alcanzar los 90 minutos de duración. A pesar de esto, la primera película de Mary Nighy se me queda un poco pobre, a pesar de que transmite bien esa atmósfera asfixiante de verse sumergida en una relación que no te hace ningún bien. 


Alice, cariño se estrenará en las salas de cine de nuestro país el próximo 19 de mayo. Si quieres ver a Anna Kendrick en un papel muy distinto a los que ha interpretado, con una actuación bastante destacada, no puedes perderte esta película. 
Laura Briones

Laura Briones

Periodista, locutora, podcaster fallida (gracias a Dios, aunque estaba bien montado) y todo lo que quieras. No sería la misma sin haber crecido pegada a una GBA amarilla con un cartucho de Pokémon Oro y viendo a mi padre jugar al Zelda y al Super Mario All Stars.
Si quieres contactar conmigo:  Sígueme en Twitter

No hay comentarios: