THE KINDEMAN REMEDY - ANÁLISIS EN PC

Añade este post a una revista de Flipboard

The Kindeman Remedy - Análisis en PC

Los pasillos de la prisión por la noche son un remanso de paz. Miras cada celda de reojo mientras te diriges con paso firme hasta el acceso escondido de la habitación privada donde sabes que tu dulce ángel Anna te estará esperando para comenzar con los experimentos. Y nuestro análisis de The Kindeman remedy para PC te va a desvelar si el buen doctor Carl Kindeman va a ser capaz de redimirse y encontrar la cura que busca.

El remedio del doctor

La gente de Troglobytes Games lleva más de dos décadas dedicadas al desarrollo de videojuegos empezando por sus primeros pinitos para Gameboy Advance hasta títulos más modernos como Hyper Parasyte o Blind Fate: Edo no Yami. Siempre moviéndose en la escena indie, pero con el objetivo de crear títulos innovadores para todas las plataformas intentando centrarse en mecánicas menos convencionales. Y este The Kindeman Remedy no iba a ser menos, ya que nos pone en la piel del antiguamente respetado doctor Carl Kindeman, caído en desgracia después de un error médico que le lleva a acabar trabajando en una prisión. Para intentar salir de este infierno se aprovechará de sus conocimientos y de sus pocos escrúpulos para usar a los presos en sus macabros experimentos siempre junto a su fiel compañera, la hermana Anna.
The Kindeman Remedy - Anna
Anna destila dulzura por todos los poros

Y así es como comienza nuestra aventura en el juego con un doctor con métodos muy cuestionables y una monja que ve en el buen doctor su manera de aplicar castigos divinos a todos los pecadores que pueblan la prisión. Para ello, tendremos que trabajar día y noche fabricando todo tipo de remedios y suministrando estas medicinas a los presos sin olvidar que no siempre debemos curarlos, sino que quizás nos interese que misteriosamente fallezcan. De esa manera tendremos cuerpos para realizar nuestros experimentos poco éticos e ir avanzando en el descubrimiento que consiga sacar al doctor Kindeman de esta prisión en la que él también se ve encerrado. Por el camino forjará una relación muy especial con la hermana Anna en la que despierta todo tipo de sentimientos lascivos que harán que su fe se tambalee por momentos.
The Kindeman Remedy - Amor imposible
Los dos cogidos de la mano...

Vamos a poder visitar todo tipo de estancias en la cárcel, desde los laboratorios secretos en el subsuelo de la misma a enfermerías, salas de operaciones a una particular sala de torturas donde daremos rienda suelta a nuestros más bajos instintos. Como podéis imaginaros el juego no es para todos los públicos, ya que las imágenes, diálogos y situaciones que vamos a vivir no son nada agradables, aunque siempre van a estar bajo el prisma de un fino humor negro que el juego sabe conjugar muy bien. Pero no os penséis que esto va a ser un camino de rosas puesto que tendremos detrás nuestra al doctor Simon Jonathan Black quien nos estará vigilando de cerca intentando descubrir qué nos traemos entre manos. Además, vamos a poder conocer a toda una galería de personajes secundarios como Norton (el director de la prisión) que está muy interesado en hacer que Carl descubra su remedio, o Ronnie, un guarda corrupto encargado de proporcionarle al bueno del doctor todo lo que necesite.
The Kindeman Remedy - Ronnie
Ronnie es otro angelito

Todo por la ciencia

La mecánica del juego puede parecer simple, pero se va complicando mientras progresamos en nuestra aventura. En un primer momento empezaremos manejando a Carl y a Anna con dos misiones bien diferenciadas, en el caso del doctor nos encargaremos de preparar remedios para los pacientes y en el caso de Anna de administrarlos a los pacientes... O bien de envenenarlos de vez en cuando. Y así transcurre el día porque cuando llega la noche el papel protagonista lo coge Carl para experimentar con todos aquellos cuerpos muertos que diligentemente se ha encargado de conseguir Anna a través de sus envenenamientos. Por supuesto, durante la noche Ronnie y el doctor se van a tener que poner de acuerdo para conseguir otro tipo de sujetos vivos para sus experimentos más especiales gracias a una droga que fabrica el doctor durante la noche. 
The Kindeman Remedy - Mascota
Carl también tiene una mascota

Y esto es básicamente lo que debemos hacer... Hasta que empiezan a llegar cada vez más pacientes y algunos de ellos tienen que ser operados y nos debemos de ocupar de administrar drogas para fingir la muerte de otros y poder experimentar por la noche con ellos. Carl y Anna van a tener que trabajar a fondo para aprovechar todo el tiempo de la mejor forma posible y como si de un Overcooked macabro se tratase tendremos que encolar hasta tres acciones para que el doctor y la monja optimicen lo que hacen en cada ciclo de día y de noche. Por si nos olvidamos cómo realizar algún remedio o alguno de los procesos que Carl y Anna vamos a contar con un diario donde encontraremos descrita la secuencia de acciones a realizar. Y según vayamos avanzando en The Kindeman Remedy podremos ir fabricando más remedios o desbloqueando nuevas acciones que nos permitirán sembrar el caos de manera encubierta en la prisión.
The Kindeman Remedy - Medicina especial
Carl es un tipo mesurado

Como ya os hemos comentado, Carl tiene que mantener un delicado equilibrio entre sus mortales investigaciones y el tratamiento de los pacientes en la prisión. De hecho, es necesario que salve a un buen número de presos ya que eso nos permitirá ganar prestigio y desbloquear mejoras en la prisión. Estas mejoras irán desde tiempos de fabricación de medicinas más cortos a contar con más herramientas de tortura en nuestra sala de tratamientos especiales. Pero no todo va a ser trabajar y de vez en cuando tendremos unos momentos de relax en los que Carl, Anna y el resto de personajes secundarios cogerán protagonismo para protagonizar unas divertidas escenas en las que la relación entre los personajes se irá forjando... Y quién sabe si el amor casi imposible entre los dos protagonistas
The Kindeman Remedy - Confidencias
Compartiendo confidencias

Tú asesina que nosotras limpiamos la sangre

The Kindeman Remedy no es un juego que se caracterice por tener un aspecto visual espectacular, pero sí que capta perfectamente ese espíritu sórdido y macabro de los experimentos de Carl y Anna. Los escenarios son bastante detallados y las animaciones son sencillas, pero efectivas. Además, el juego de vez en cuando incluye algunas escenas cinemáticas usando un estilo de cómic bastante atractivo que le da un toque muy particular. 
The Kindeman Remedy - Cinemáticas
Carl se esfuerza mucho

Los controles del juego están muy bien optimizados para usar tanto teclado y ratón como un mando si así se necesita. Moverse por el escenario es muy sencillo utilizando el teclado o el joystick del mando o los accesos directos que irán apareciendo durante el juego. El mecanismo de encolado de acciones y eliminación de las mismas en caso de error funciona muy bien, aunque a veces se eche de menos poder encolar más de 3 acciones consecutivas. Otra cosa que nos ha llamado la atención es su ausencia de un modo cooperativo en la que uno de los jugadores pudiera manejar a Anna y otro a Carl que quizás hubiera sido un añadido de lo más interesante.
The Kindeman Remedy - Ciclo de día
Un día normal en la prisión

En el apartado de sonido tenemos una serie de temas que acompañan bien a esos momentos de estrés intentando atender a todos los pacientes a la vez que hacemos otras tareas, mientras que la melodía se vuelve mucho más macabra cuando damos rienda suelta al sociópata que lleva dentro Carl por la noche. Por desgracia las voces del juego no llegan dobladas al castellano, aunque sí que tendremos todos los textos del juego traducidos a nuestro idioma. Por suerte el doblaje en inglés es bastante bueno y nos mete mucho en el carácter de los personajes.
The Kindeman Remedy - Textos en castellano
Discusiones metafísicas

Conclusión

The Kindeman Remedy es un juego realmente adictivo a pesar de su aparente simplicidad. Es muy normal empezar una partida y que el tiempo se pase muy rápido, ya que te verás envuelto en una dinámica que no te dejará muchos momentos de respiro. Si a eso le sumamos el humor macabro que destila a raudales nos encontramos con una propuesta de lo más interesante para todos aquellos jugadores que disfruten con los juegos de simulación, pero esta vez con un tono bastante más adulto.

The Kindeman Remedy está disponible desde el 16 de noviembre para PC (Steam).

Lo mejor

- El sentido del humor macabro
- La galería de personajes secundarios
- Es realmente adictivo
- La historia de "amor" entre Anna y Carl

Lo peor

- No tener un modo cooperativo
- No tener las voces dobladas al español
- Puede pecar de ser algo repetitivo


Este análisis se ha realizado en un PC con las siguientes características:

Equipo de sobremesa
- Sistema Operativo: Windows 11
- Procesador: Intel Core i7-6700 CPU @ 3.40GHz
- Tarjeta gráfica: Nvidia GeForce GTX 1070
- Memoria RAM: 32 GB
JuanMa Luengo

JuanMa Luengo

Miembro de la Orden Jedi dispuesto a perderse en mundos virtuales desde que tiene uso de razón. Cuando tengo tiempo libre me dedico a disfrutar de una cantidad ingente de pasiones que van desde los comics a la música clásica pasando por las series de más rabiosa actualidad.
Si quieres contactar conmigo:  Sígueme en Twitter | Sígueme en Instagram

No hay comentarios: