CAZAFANTASMAS: MÁS ALLÁ (JASON REITMAN, 2021) - CRÍTICA | Cosas de Chicas Gamers

CAZAFANTASMAS: MÁS ALLÁ (JASON REITMAN, 2021) - CRÍTICA

Añade este post a una revista de Flipboard

Crítica de los cazafantasmas más allá

"¿A quién vas a llamar?" Recibimos la llamada de Sony Pictures para informarnos de un avistamiento fantasmal por sus instalaciones y no hemos dudado en enfundarnos los trajes y montarnos en el Ecto-1 con el objetivo de disfrutar de la película: Cazafantasmas: Más allá (2021). Con un plantel más que sobresaliente cargado de algunas estrellas reconocidas (y nostálgicas), la saga volverá a luchar contra terroríficos monstruos ectoplásmicos. ¿Habrá conseguido Jason Reitman simular el trabajo de su padre en las dos películas originales?  ¿Echaremos de menos el (injustamente valorado) reboot femenino de 2016?

Intentaremos encontrar la respuesta a estas preguntas en esta crítica, quédate a leerla para saber más.

El poder de la nostalgia

Pero empecemos por saber de qué va esto...

Callie -Carrie Coonn- es una madre soltera con dos hijos: Phoebe -Mckenna Grace- y Trevor -Finn Wolfhard-. Tras ser desahuciada de su piso en la ciudad, tiene que mudarse a la casa de su fallecido padre en el pequeño pueblo de Summerville. Es aquí donde comenzarán a ocurrir extrañas situaciones que les llevarán a conocer la conexión existente entre ese lugar y los acontecimientos ocurridos en 1984
Unos pequeños Fans services
¡Hola! Sabes a quién hacemos referencia y nos encanta que disfrutes de nosotros.
(sobra decir que es una de las escenas más divertidas de la película)

Y hasta aquí puedo leer de la trama sin hacer spoilers. ¿Es poco? Eso es porque podríamos hablar de esta película (salvando las distancias, eso sí) con Star Wars: Episodio VII (2015), una película que, a través de referencias con las películas pasadas, empieza a articular una nueva historia donde tiene cabida el pasado y el presente. Y, sin lugar a dudas, ese testigo se ha entregado de manera sobresaliente.
La actriz de Phoebe se come la pantalla (junto con Podcast).
Mckenna Grace se come la pantalla en cada escena que aparece

Aun así, ya hemos hablado hace unas semanas en la crítica de Santos Criminales sobre el poder de la nostalgia y sobre cómo Hollywood comienza a darle mucha importancia a ésta para acabar de vendernos algo. Es imposible, pero imposible, no acabar escribiendo aquí lo mismo. ¿Nadie tiene nuevas ideas allí? 

Pero sigamos con esta película... ¿Aquí funciona bien esta nostalgia?

Una herencia no solo en pantalla

Cuando se anunció que este proyecto iba a estar capitaneado por Jason Reitman, muchos de los seguidores de la saga respiraron algo más tranquilos. No solo porque no encontremos antes un director solvente que ha llevado a cabo producciones tan sobresalientes como Juno (2007) o Up in the air (2009), sino porque, siendo el hijo del director original, se espera que haya respetado el canon de la saga y haya mantenido el estilo de las originales. Y no es para menos, según sus declaraciones, su padre, Ivan Reitman, tenía una silla de director al lado durante el rodaje para garantizar (y criticar) cualquier decisión creativa que considerase inoportuna. ¿Y cuál es el resultado? Muy satisfactorio.
Paul Rudd nos representa como fans.
El Sr. Grooberson representa a los fans de la saga, sorprendiéndose ante la aparición
de referencias al incidente de 1984

Desde el inicio de la cinta comenzamos ya a sentir que estamos ante algo que nos suena y con cada secuencia que pasa, la estética o los elementos de la pantalla nos recuerdan que todo lo que vemos es consecuencia de algo. Y esto es porque se mantiene esa armonía y esa comedia que hizo de las primeras algo tan satisfactorio: esa manera de acercar a todos los públicos esas películas de terror de criaturas. Los que hayamos visto las películas originales entraremos rápidamente en una búsqueda de "huevos de pascua" que sacien nuestro apetito de cazadores (y hay algunos para MUY fans). Aún así, los que lleguen de nuevas, aunque puede que no comprendan estos detalles, no se moverán entre niebla, pues la historia se reserva unos minutos para ir rememorando algunos detalles que sirven de puente para esta trama
El Ecto-1 es una de las muchas referencias a la película original.
¿Quién no va a disfrutar viendo al Ecto-1 recorriendo el mundo de nuevo?

Y esto es un gran acierto, pues cualquiera que se acerque al cine podrá comprender lo que se está viendo y sentirse parte de la historia, pudiendo salir con ganas de conocer ese previo que tanto se menciona. Es comprensible entonces que podamos hablar del gran trabajo de guion realizado por Jason Reitman y Gil Kenan [director de películas como Monster House (2006) o Poltergeist (2015)], que saben unificar la novedad y lo clásico, sin olvidar la fórmula que consiguió que esta saga se convierta en lo que es. Eso sí, deciden obviar el aporte realizado por la película de 2016.

Nuevos cazadores, grandes artistas

Ya centrándonos en los personajes, el reparto está lleno de grandes actrices y actores. Sin embargo, si alguna destaca y se come la pantalla es Mckenna Grace. Su personaje, Phoebe, es el de una niña que desea ser científica y que presenta ciertos problemas para relacionarse socialmente. Aún así, consigue tener el carisma y la suficiente soltura para que todos disfrutemos escuchando sus conversaciones y chistes. A su lado, su hermano Trevor, caracterizado por Finn Wolfhard, haciendo gala de su personaje de Stranger Things (2016-act.), se viste el mono y completa un personaje creíble, aunque falto de más protagonismo. Junto a ellos destaca un divertido Logan Kim en su papel de Podcast y completa el grupo Celeste O'Connor como Lucky.
Los actores defienden sus personajes, aunque algunos ganan más protagonismo que otros.
Aunque con protagonismo diferente, los nuevos actores solventan muy bien su peso
en pantalla presentando unos personajes más que correctos

Por la parte de los adultos tenemos a Carrie Coonn que cumple en su papel de madre e hija, mezclándose muy bien con Paul Rudd, el profesor Grooberson, quien entrelaza muy bien su faceta cómica y su vertiente seria que permite informar de acontecimiento. 
El dúo de adultos va a traer mucha diversión, al tiempo que sirven como ancla al pasado.
Paul Rudd sorprende con escenas más serias, aunque encaja muy bien con Carrie Coonn

Podríamos hablar más, sí, podríamos hablar más, pero... ¿Y qué os quedaría de sorpresa? Como mucho mencionar que varios actores de la película original aparecerán a lo largo de la historia. ¿Queréis saber sus papeles? ¡Corred, insensatos!

De la ciudad al pueblo

Para localizarnos. En esta película se traslada toda la acción de unas calles saturadas de coches y de personas a un pequeño pueblo perdido en medio de las llanuras. La decisión puede parecer casual, pero le sienta como un guante. Ese típico contraste ciudad (nuevo) - pueblo (antiguo) se utiliza aquí para mantener esa estética de los años ochenta, además de justificar el poco uso de las nuevas tecnologías (relegadas a servir de fuente de información sobre las películas pasadas). 

Eso sí, hay que decir que toda la dirección artística está muy cuidada, presentado unos escenarios con gran cantidad de detalles. Además, los efectos especiales sientan especialmente bien a la trama, presentando unas criaturas que no destacan por su mal implementación, si no por todo lo contrario.
La caza de los fantasmas es importante para evitar el caos
Los efectos destacan por lo bien implementados que están, trayendo, en algunas ocasiones,
elementos del pasado a la actualidad tecnológica

En el apartado musical, Rob Simonsen recupera canciones del difunto Elmer Bernstein y las adapta en una composición que acompaña la historia, dotando de verdadera emotividad ciertas secuencias que, sin lugar a dudas, erizarán los pelos a muchos o harán que caigan las lágrimas. Porque caerán, eso seguro.

Conclusión

Miedo. Este es el sentimiento que tienen la mayoría de los fans de cualquier saga cuando se anuncia un reinicio o una secuela tardía. Últimamente nos hemos acostumbrado a la decepción con estas producciones, saliendo del cine con un sentimiento de incomprensión: ¿no era mejor dejarla sin mancillar su pasado? ¿No sería mejor no querer sacar tajada enfadando a los fans originales?


Y, de vez en cuando, entre ese mar de lágrimas, aparece un producto que sabe cómo hacer las cosas. Sabe recoger el guante del pasado y lanzarlo al futuro, pudiendo abrir camino para más películas. Cazafantasmas: Más allá puede lograr que esos fans que acabaron molestos por los cambios de 2016 se reencuentren con su saga, al tiempo que los que disfrutaron, encontrarán una historia que hace honor a una saga que ha gustado a muchos. 

Cazafantasmas: Más allá llegará únicamente en los cines el próximo 3 de diciembre de 2021. Si quieres disfrutar de una película familiar donde los fantasmas (del pasado y de los ectoplásmicos) están presentes, no dudes en acudir con tus palomitas.

Y, si eres muy fan... con unos pañuelos.
Antonio J. Rodríguez López

Antonio J. Rodríguez López

De tierras gallegas con un lacón bajo el brazo. La vida frente a la pantalla me entregó unas gafas con las que veo en 8K. Me gustan las cosas bien narradas, sean del formato que sean. Mis estanterías están a rebosar de juegos, libros, miniaturas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.