POKÉMON PÚRPURA Y ESCARLATA - ANÁLISIS EN NINTENDO SWITCH | Cosas de Chicas Gamers

POKÉMON PÚRPURA Y ESCARLATA - ANÁLISIS EN NINTENDO SWITCH

Añade este post a una revista de Flipboard

Portada crítica Análisis Pokemon Púrpura

¡Hoy traemos el análisis de Pokémon Púrpura y Escarlata para Nintendo Switch! Hemos tenido esperar veinticuatro años viendo como las diferentes generaciones recorrían regiones basadas en lugares cercanos para, por fin, encontrarnos con uno de los sueños de la infancia de muchos: un territorio basado en nuestro país. Es normal que, desde el mismo momento del anuncio, este juego haya pasado a denominarse Pokémon Españita y la atención del público se haya volcado con el trabajo que Game Freak ha preparado para todos.

Desde el 18 de noviembre ambas ediciones están en manos de los jugadores, convirtiéndose en una de las entregas más vendidas de todas. La gran pregunta es: ¿ha logrado cumplir con todas las expectativas o "emosido engañados"? Veamos cuáles son nuestras impresiones.

La búsqueda de nuestro propio objetivo

La entrada en Paldea la haremos, como viene acostumbrando la saga, en el interior de nuestra casa. Somos un joven que vive en el sur de la región y que ha sido admitido a la Academia Uva (en mi caso, que he podido jugar la versión Púrpura), donde iremos a formarnos sobre temas del mundo Pokémon. Para finalizar los papeles, recibimos la visita del director Clavel, que nos entregará nuestro primer compañero entre: Sprigatito, Fuecoco o Quaxly. A diferencia de otros juegos, aunque todavía tenemos que hacer pequeñas paradas obligadas (para conseguir a Miraidon/Koraidon o conocer a Mencía) y recibir el encargo de la búsqueda del tesoro, ya tendremos a nuestra disposición un gran área de tránsito por la que podremos movernos libremente, algo que se expandirá tras nuestra primera visita a la Academia.

¿Clavel o Cael? Ese es el gran misterio

La sensación de libertad será uno de los grandes exponentes de esta entrega, pudiendo alcanzar fácilmente cualquier lugar del territorio (con algunos es necesario tener desbloqueadas habilidades de la montura). Aunque esta faceta es una de las más maravillosas, buscando y rebuscando en cualquiera área (ya no llamadas rutas) y dejándose llevar por la mera curiosidad. Aun así, por mucho que queramos, llegará el momento en el que tendremos que asentar la cabeza y comenzar a completar los caminos que el juego ha planteado para nosotros, tres historias que, al completarlas, darán paso a un final excelente, emotivo y que propone un lore muy interesante (del que no diré mucho más por no caer en spoilers).

La primera de ellas es el típico camino de los gimnasios. La libertad propuesta por el juego favorece que cada uno lo podamos realizar en el momento que queramos, pudiendo encontrarnos con alguno que nos supera en nivel y nos haga morder el polvo fácilmente (aunque, curiosamente, te avisa de su fuerza antes del combate). Un añadido interesante es el examen inicial ante de cada combate con el líder, originales y, al menos, se aleja de la sucesión de combates. Al conseguir las ocho medallas, nos enfrentaremos a la Liga Pokémon y a la Campeona Mencía (una rival menos prepotente que los originales, pero que sabe ganarse el corazón de los jugadores). La segunda historia es el camino del Equipo Star, una suerte de grupo de alumnos que no para de liarla a pesar de las recomendaciones de los profesores y el director Clavel. Me gusta mucho cómo introducen aquí temáticas de acoso escolar, justificando los combates automáticos y finalizando con un combate bastante duro. La tercera y última se basa en derrotar a los pokémon dominantes de la región para ayudar a Damian a conseguir unas especias. Si hay que apoyar a uno de los personajes de este juego, este sería un gran candidato.

Los enfrentamientos en los campamentos Star son divertidos y pueden ser un reto.
Combatir contra un coche. Si es que, al final, hay que quererlos

Lo interesante es que, a diferencia de otros juegos donde el objetivo es convertirte en el mejor por encima de todo, aquí se trabaja mucho ese factor humano, reflejado siempre con el positivismo y la esperanza propia de los juegos de pokémon de los últimos años. También destaca la apuesta por la implementación de cinemáticas para el avance de las historias (además de las conversaciones mediante cuadros de texto). Sin duda, y por gusto personal, una de las mejores narrativas tratadas desde Pokémon Blanco y Negro.

Un cristal en el que verse reflejado

Tras la llegada a finales de enero de la entrega de Leyendas Arceus y lo mostrado anteriormente en Espada y Escudo, muchos jugadores éramos los que esperábamos que la mayoría de mecánicas existentes se mantuvieran o se trasladaran a la serie principal. La promesa de un territorio abierto donde poder buscar los pokémon se antoja algo atractivo y aunque ya habíamos tenido algo cercano con la Zona Silvestre o las distintas áreas del spin-off, acceder al mundo por primera vez es de lo más fascinante y estimulante desde hace años. La posibilidad de perderse e ir avanzando al tiempo que vas encontrando más y más criaturas y objetos hará que haya momentos en los que pierdas la noción del tiempo simplemente por el placer de mirar un poquito más allá. La decisión de eliminar los combates aleatorios añade una facilidad para poder enfrentarse a lo que realmente queremos y cómo queremos (aunque con menos posibilidades que en Arceus), aunque en este juego hay que estar más atento de lo normal, pues hay algunos que, por tamaño, pueden pasar desapercibidos entre el terreno. La captura de las 400 entradas de la Pokédex (más de 100 nuevos diseños) se tornará otro de los grandes retos de la partida, ya no solo por la necesidad de realizar intercambios entre ediciones, si no por los nuevos requisitos de evolución (algunas realmente demenciales).

¡Qué bonito! ¡Qué estético! ¡Qué profundidad!
Que esto va justito, es algo que sabemos todos desde su anuncio,
aunque el mundo está divertido de recorrer

La posibilidad de dedicarse a explorar una zona al máximo, favorece la elección de arrancar de las ciudades los Centros Pokémon y las Tiendas, colocadas en una suerte de "gasolineras" repartidas por el mundo. Además de permitirnos curar o comprar, nos servirá como punto de viaje rápido y así desplazarnos sin problema. Y hablando de movilidad, el tamaño del mapa es lo suficientemente grande como para justificar la inclusión de la montura (Koraidon o Miraidon), que necesitará de distintas habilidades para alcanzar todas las zonas del mapa. La decisión de desplazarse por toda la región ayuda a controlar el concepto del reto de distinta manera, encontrando zonas con criaturas de nivel más alto, pero hay que remarcar la posibilidad de tener que retroceder para cumplir alguno de los objetivos que, por decisión de diseño, el juego tenía planteado para el inicio. De esta manera, la inexistencia de un sistema que vaya nivelando a tus contrincantes (al menos por abajo), hará que puedas llegar a enfrentarte a rivales muy débiles y se acabe convirtiendo en un mero trámite. Esto viene favorecido, además, por la posibilidad de saltarse los enfrentamientos con los entrenadores (tienes que hablar con ellos para iniciar combate). Eso sí, sin elevarla al nivel competitivo, destaca la estrategia de los contrarios en cada batalla, aunque han perdido la posibilidad de cambiar pokémon o curarlos cuando están a punto de caer.

Y esto es el inicio, luego hay algunos más interesantes.
Los caperuchones son maravillosos. Las teraincursiones con amigos son mejores

Aunque si hay una mecánica que destaca, a pensar de que parecía un añadido rutinario a la entrega como lo fue el Dinamax, es la Teracristalización y los teratipos. Cada criatura, además del tipo básico que presenta, tiene asociado otro que puede coincidir o no con el anterior. Una vez por combate, un pokémon puede teracristalizarse y volverse del tipo secundario, ganando así sus nuevas fortalezas y debilidades (aunque conservando los ataques previos). De este modo, se añade una capa más de estrategia dentro de los enfrentamientos, permitiendo suplir la fragilidad de un equipo con esta acción. Así, será importante el conseguir buenas MT's para gestionar cada miembro de nuestro equipo y equilibrarlo de la mejor manera. Para ello, con cada enfrentamiento pokemon (que puede ser personal o automático), conseguiremos objetos que nos facilitarán crear esos nuevos movimientos. Aunque cada pokémon salvaje capturado tendrá un teratipo (que podrán cambiarse a posteriori), las combinaciones más extrañas se encontrarán en las teraincursiones, unos enfrentamientos de cuatro contra uno que podremos encarar en solitario (con tres NPCs) o con tres amigos. Viendo esto, sorprende como Game Freak, a excepción de alguna selección puntual favorecida por la narrativa, ha eliminado las batallas múltiples.

Así es Españit... Paldea, territorio de exploraciones

Cada nueva región viene acompañada de una nueva tirada de criaturas que debemos encontrar y capturar. Ya mencionada anteriormente su cantidad, nos centraremos ahora en el diseño de ellas. A pesar de contar con grandes aciertos, unificando lo épico (Bramaluna) con lo adorable (Tandemaus), no son pocos los que comienzan a acusar, en lo personal, cierta pereza, como Varoom. Por lo demás, se agradece que hayan trabajado en ofrecer algunas animaciones nuevas, incluso viendo a alguno de ellos dormir en estado salvaje.

De pokémon rojo y azul hasta escarlata y púrpura. Directo a la patata.
"Entiendo esa referencia"

No es la única decisión de diseño a comentar. Las ciudades, en general, mantienen buenas referencias a distintas capitales peninsulares, con detalles propios que las distinguen, pero cuando nos acercamos, cambian muchas cosas. Entiendo la decisión de poblar las urbes de edificios que rellenen espacio y generen callejones donde esconder objetos, pero el que no se pueda entrar y que solo puedan visitarse las mismas tiendas (a veces solo con objetos cambiados) deja que desear. Además, rellenar las calles con personajes que caminan (no siempre a buen rendimiento) con lo que no puedes conversar (aunque sí te dejan espiar sus palabras), aumenta esa sensación de vacío en un escenario concebido para que no lo fuera.

Valor y al toro: la delgada línea que separa el éxito del fracaso

Pokémon es una saga exitosa con más de veinticinco años a su espalda y es la propiedad intelectual más grande del mundo. La experiencia conseguida a lo largo de su trayectoria ha permitido que siempre entreguen juegos más o menos sólidos en lo jugable (dependiendo de las entregas), pero con cierta carencia en el desarrollo técnico y gráfico. No hay que llevar la vista muy atrás para observar la última vez que estos problemas empañaron el lanzamiento de un título: Leyendas Arceus. Aquí hablaré desde la experiencia personal, pero sin ignorar la multitud de referencias que han salido a lo largo de la semana en las redes sociales. Pokemon Escarlata y Púrpura tiene un grave problema de rendimiento

¿Dónde está el michi? Al menos no me pilló con una evolución, como con otros...
¿Dónde está el michi? ¿Dónde? ¿Dónde?

Todos somos conscientes de la limitación técnica que ofrece la Switch, pero esto se vuelve insalvable cuando este mismo año, otra compañía de Nintendo ha entregado un juego visualmente superior al actualmente analizado: Xenoblade Chronicle 3. El rendimiento no se mantiene estable en ningún momento, llegando a sorprender en escenarios reducidos en los que los personajes no mantienen la fluidez. La aparición de las criaturas en el mundo abierto pueden llevarte a tener alguna sorpresa al cargarte algún pokémon enfrente, con bastantes momentos en los que la hierba crece a tus pies. Además, al no haber calibrado bien los límites de las estructuras, la cámara se cuela y muestra los recovecos del mapa, además de llevar a realizar evoluciones pokémon en el interior de una montaña o piedra. En mi caso, estos son los errores que he ido encontrando en mi partida, que acaban sumándose a decisiones de diseño como animaciones poco trabajadas y acaban generando un aspecto descuidado en el producto. Ya han avisado de que habrá un parche con el que buscarán arreglar parte de todo esto, habrá que ver si así es.

De las buenas melodías al sonido del silencio

Por regresar con una nota positiva, la banda sonora es, en su mayoría, brutal. Recogiendo la variación de algún tema clásico, las melodías que sonarán en las distintas áreas servirá como acompañamiento a nuestras aventuras. De nuevo, los combates tendrán la epicidad y, por qué no destacarlo, la decisión de contar con Toby Fox para crear varias pistas hace que algunas destaquen y ofrezcan algo interesante.

No es Toby Fox, pero me encanta

Por su parte, el trabajo de localización lo tenía muy fácil en esta entrega y no ha dudado en sacar todo su ingenio para adecuarse todo lo posible a nuestras variantes. Desde el nombre de ciudades, tiendas (Bar Baridad) o diálogos específicos, sigue demostrando que saben hilar fino. Eso sí, en una historia donde las cinemáticas son tan importantes, resulta incomprensible la decisión de seguir sin optar por un doblaje (algo que podría hacer que alguna escena hiciera caer la lagrimita).

Conclusión

Al fin llegó el juego que, desde su anuncio, tuvo a un país atento de su evolución. Pokémon Escarlata y Púrpura se convirtió en meme antes siquiera de su salida y cada goteo de información servía para alimentar las ganas y la sensación de que sí, que este iba a ser el bueno tras muchos otros. Pero llegó el día de la publicación. Es inevitable hablar de los errores de rendimiento y fallos técnicos que pueblan el juego, ofreciendo una imagen desastrosa que, por mucho que venda, tendrá que levantar mediante parches. Creedme que es una pena que tenga que escribir esta primera parte en el texto de conclusión porque, en líneas generales y si omitiera eso, el juego sería muy divertido y tremendamente disfrutable

Pues eso. Nada que no diga Damián.
Damián, muchos te harán caso. No lo dudes

La exploración siempre viene favorecida por querer llegar un poquito más adelante o por querer encontrar ese pokémon que se resiste, queriendo buscar siempre el reto. Las historias, aunque sin llegar a una gran profundidad, cumplen y crean personajes interesantes (que no se hacen pesados). Los nuevos añadidos, como el teratipo, ofrecen capas de estrategia que habrá que ver cómo se utilizan en competitivo. Todo parecía funcionar en una dirección, pero no ha sido posible. Este podía haber sido, y haber coincidido muchos en esta opinión, el mejor Pokémon en años. Al final siempre quedará en la opinión de cada uno el decir si el vaso está medio lleno o medio vacío, aunque cada vez queda menos agua con la que dudar.

Pokémon Escarlata y Púrpura ya está disponible para Nintendo Switch.

Lo mejor

- Una historia que evita trata sobra la humanidad y que guarda giritos interesantes en su tramo final.
- Los personajes/compañeros son más carismáticos que en otras entregas.
- El mundo abierto es atractivo e invita a perderse buscando nuevas especies de pokemon.
- El bucle jugable. Cuando empiezas, no puedes parar.
- La maravillosa música que acompaña todo el juego, con melodías que pasan a top de cualquier fan.
- El diseño acertado de algunos pokémon, además de las constantes referencias a la saga.
- El trabajo de localización del juego: sobresaliente.

Lo peor

- El rendimiento de juego. Es sorprenderte ver escenas que van a tirones constantes.
- Los constantes errores gráficos y defectos técnicos que le suceden a los jugadores.
- Lo vacías que se sienten las ciudades y algunas zonas del mapa.
- Los líderes de gimnasio pasan un poco desapercibidos en importancia.
- La posibilidad de que este inicio acabe empañando una de las mejores entregas.
- La necesidad actual de que añadan ya un doblaje, con escenas que lo piden a gritos.
Antonio J. Rodríguez López

Antonio J. Rodríguez López

De tierras gallegas con un lacón bajo el brazo. La vida frente a la pantalla me entregó unas gafas con las que veo en 8K. Me gustan las cosas bien narradas, sean del formato que sean. Mis estanterías están a rebosar de juegos, libros, miniaturas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.