SUZUME (MAKOTO SHINKAI, 2023) - CRÍTICA

Añade este post a una revista de Flipboard

Portada crítica Suzume

Tras sufrir cambios corporales con otra persona y conocer a alguien capaz de controlar el tiempo, nos hemos lanzado corriendo con la invitación de Sony Pictures España para ver la última película anime que presentan: Suzume (2023). Makoto Shinkai es conocido por muchos fans de la animación japonesa tras sus últimos éxitos Your Name (2016) y El tiempo contigo (2019), obteniendo elogiosas críticas con ambas películas.

Suzume llegará a los cines españoles hoy, 14 de abril de 2023, aunque ya ha sido estrenada en Japón. ¿Qué nos ha parecido? ¿Cumple con todas las expectativas volcadas en ella? ¡Adelante!

De gusanos infernales y puertas que unen el tiempo

Suzume perdió a su madre en una catástrofe cuando solo era una niña. Desde entonces vive con su tía en un pueblo tranquilo donde no suele pasar nada raro, aunque hay unos sueños que no dejan de atormentarla por la noche. Pero aquella mañana, al salir de casa, se encuentra con un joven llamado Souta que le pregunta por unas ruinas y una puerta. Sorprendida, no tarda en volver sobre sus pasos e ir a investiga la zona, localizando allí el objetivo de la búsqueda del muchacho: una puerta en medio de una zona inundada. Lo que no sabía era que al abrirla iniciaría una cadena de acontecimientos que la llevarían a recorrer las islas japonesas acompañada del joven, convertido en una silla de tres patas, evitando que nuevas catástrofes acaben con miles y miles de vidas.

La relación de estos dos personajes es un poco extraña y me parece hasta forzada al final
Sí, hay dos personajes en la imagen. Y esa silla tiene más carisma
que algunos personajes de otras películas

Hay que reconocerlo, los primeros minutos son una declaración de intenciones y consiguen encandilar con su impacto al espectador, manteniéndolo atento para las siguientes dos horas de película. A pesar de ello, y muchos conocerán el dato, hay que comentar que toda la película tiene como antecedente claro la catástrofe que causó un terremoto y posterior tsunami en las costas de Japón en 2011. No es casual que todos los lugares que tienen que localizar sean ruinas abandonadas donde tienen que invocar los recuerdos de lo que allí vivieron momentos emotivos. Tampoco está dejado al azar que la protagonista sea huérfana a causa de la misma situación, guiando todos los pasos en esa dirección. 

Como ya se ha dicho, la película es un tránsito que Suzume debe hacer para poder salvarlos a todos, incluida a ella misma. Cada nueva localización sirve no solo como parada necesaria en su misión, si no también para conocer más detalles sobre las vidas rehechas de los personajes, al tiempo que crea una clara distinción entre la vida rural (idealizada por momentos) y la urbana (caótica en todas sus formas). Con un buen ritmo y alguna conveniencia (esa manera de aprender a correr siendo silla no es normal), la película llega hasta el arco final que, bajo mi punto de vista, aunque a nivel emocional puede ser demoledor (con posibles lágrimas), le falta cierta consistencia para redondearlo, quedando un poco conveniente. Por supuesto, no solo hay drama en la cinta: ¿has visto a una chica corriendo tras una silla que corre a su vez tras un gato? Esa mezcla aporta el equilibrio perfecto de humanidad (que no realidad, obviamente) a la trama, aunque no podemos olvidar algunos tópicos propios del anime que se utilizarán.

Es el epítome de la adorabilidad y es más mono de lo que parece de primeras
¡Por favor! Mirad qué carita más adorable. Si es que dan ganitas de... ¿Qué sea malo?

¿Qué sería de una película de camino sin personajes secundarios? Aunque algunos son meras apariciones, otros tienen cierto protagonismo y carisma que hace que acabes cogiéndoles cariño. Es el caso de Serizawa, amigo de la universidad de Souta, ofreciéndose para recorrer lo que sea con tal de ayudar (y aportando cierta comicidad a cada escena suya). También tendremos a la tía de Suzume, Tamaki Iwato, con la cual tendremos uno de los momentos más tensos y destructivos de toda la cinta. Y sí, los amantes de los michis están de suerte, habrá dos Sadaijin y Daijin, siendo este último un personaje bastante dual al que tardaremos en cogerle el truco (pero que llevaremos en el corazón al salir).

De las ruinas entre las que emergen los recuerdos

No se puede negar. CoMix Wave Films es un estudio que hace maravillas. El aparatado artístico de la película brilla en cada uno de los planos, remarcados especialmente con unos fondos detallados y cuidados al extremo. No se queda atrás el diseño y animación de los personajes, en especial los más complejos como la silla o el efecto dimensional del gusano infernal. Por su parte, y uniendo con el terremoto, resultan evocadoras cada una de las imágenes previas a la salida de la criatura del otro plano, simulando alguna de las fotografías de la época con el humo. Por su parte, aunque con cierto gusto, se echa en falta algún diseño más fantasioso (apareciendo el más impresionante solo al final).

¡Qué bonito es el diseño de la película!
Todo el apartado artístico está cargado de detalles y diseños muy interesantes

Además, la película se acompaña de una banda sonora compuesta por Kazuma Jinniuchi que mezcla toques de diferentes estilos como jazz o música coral, siendo más impactante en los momentos donde la acción está llenando la pantalla o cuando los sentimientos desbordan a los personajes. Por su parte, aunque el personaje de Serizawa nos hace un paseo por diferentes canciones (bien escogidas para ese momento), serán Radwimps y Taoka los que pondrán la guinda con su propia canción de título homónimo de la obra: Suzume, que desprende un aura de paz y relajación.

Conclusión

Makoto Shinkai ha logrado posicionarse por derecho propio como uno de los directores más importantes de la animación japonesa. Con un estilo y unos tropos marcados, regresa con una gran película con una temática clara y directa, aunque no logra finalizar con la misma potencia con la que empieza la obra. Entre medias, un camino lleno de personajes carismáticos y una trama potente. A pesar de contar con alguna conveniencia propia del anime, la mezcla entre las situaciones de humor y drama se manejan con maestría, no abusando del uno ni del otro. A nivel visual, como vienen acostumbrándonos, nos entregan una joya artística con planos y secuencias bellísimas. Además, la música y banda sonora redondea el producto. No lo negaremos, aunque es una buena obra, no logra alcanzar la redondez que consiguió con Your name, aunque eso son palabras mayores.

Suzume llegará a los cines españoles el día 14 de abril de 2023, hoy mismo. Si te gustan las obras previas de este director, estás tardando en comprar la entrada. Si quieres una aventura donde el pasado deja marcas que hay que sanar revisitándolas, esta también es tu película.

Antonio J. Rodríguez López

Antonio J. Rodríguez López

De tierras gallegas con un lacón bajo el brazo. La vida frente a la pantalla me entregó unas gafas con las que veo en 8K. Me gustan las cosas bien narradas, sean del formato que sean. Mis estanterías están a rebosar de juegos, libros, miniaturas...
Si quieres contactar conmigo:  Sígueme en Twitter

No hay comentarios: