FLASH (ANDY MUSCHIETI, 2023) - CRÍTICA

Añade este post a una revista de Flipboard

Portada crítica Flash (DC)

Tras enfundarnos en un traje ajustado y colocarnos en una pose épica que nos permita iniciar una carrera, salimos corriendo a velocidad normal hasta las oficinas de Warner Bros España para disfrutar de la nueva película del Universo Cinematográfico de DC: Flash (2023). Siendo la adaptación de la serie de  cómics titulada Flashpoint (2011), sirve para comenzar a asentar el reseteo, encaminándonos a la nueva línea temporal que encabezarán James Gunn y Peter Safran. Esta será la primera y la única entrega protagonizada por este personaje, el cual debutó en este universo con la película Batman vs. Superman (2016).

¿Qué tal nos ha parecido? ¿Hemos acabado contentos con los cameos de la cinta? ¿De verdad lo cambia todo? ¡Veámoslo!

No tan rápido...

Ya hemos vivido los hechos que acontecieron en La liga de la Justicia de Zack Snyder y vuelve a haber un periodo de relativa paz dentro de la Tierra, aunque siguen sucediéndose pequeños actos donde nuestros héroes tiene que participar y salvar el día. Comenzamos así con Barry cumpliendo como ayudante de una Liga comandada por Batman, aunque sintiéndose poco valorado. Recuerda aquí que pronto será la sesión en el juzgado en el que dirimirán la sentencia contra su padre, acusado por el asesinato de su madre -Maribel Verdú-. Conocedor de lo ocurrido, viaja al pasado para intentar arreglar el problema, pero algo lo ataca, creando una línea temporal diferente en la que este hecho ha cambiado. Pero no será lo único que lo haga.

Michael Keaton regresa como Batman, aunque hay escenas en la Batcueva que parece que las grabó en días diferentes a los demás actores.
Vale, este no es el Bruce Wayne de Barry... ¿Qué más habrá cambiado?

El concepto de efecto mariposa cobra aquí gran protagonismo, determinando cómo un solo evento es capaz de cambiar el plano en el que vivimos de tal modo que algo que ya se tenían asentado ahora es probable que desaparezca. Es así como Barry se encuentra con un mundo muy distinto al que proviene, encontrándose con elementos y personajes que han cambiado por completo (no es sorpresa de nadie hablar del Batman de Michael Keaton o de la Supergirl de Sasha Calle). Pero sigue habiendo sucesos que permanecen a través del tiempo y a los que hay que enfrentarse (como puede ser la llegada de Zod a la Tierra). El conflicto existente entre lo conseguido y el efecto causado guiará a los protagonistas durante un último tramo vendido a la épica y a la emoción, pero que no deja de ser algo esperable.

Pero no serán estos los únicos personajes súper que habitarán este plano. Mejor dicho, serán los únicos con nombre diferente que lo harán. Una de las aportaciones más divertidas de la cinta será ver a ese otro Barry que ha vivido esa sucesión temporal y que apenas al iniciar la película consigue sus poderes. Este personaje somos nosotros, emocionándose por lo que nosotros nos emocionaríamos, sirviendo para entregarnos ese "origen" del héroe que no habíamos visto hasta ahora y, al mismo tiempo, nos ofrece esa doble visión que nos demuestra la evolución y madurez existente entre el novato y el experimentado. Aun así, resulta curioso como, a pesar de ello, la existencia de dos nombres tan poderosos a su lado pueden llegar a opacar el gran trabajo de Ezra Miller, aunque no es para menos, ya que Keaton y Calle cumplen con creces.

Sasha Calle de lleva de calle el papel de supergirl. No me extrañaría que se quedase para el reinicio de Gunn/Safran
¿Alguien más duda de que Sasha Calle se quedará para el reboot de Gunn/Safran?

Y es por ello por lo que se siente como una película más grande. Aunque el origen y el fin lo desencadena Flash, la aparición de más personajes con nombre propio dentro de DC hace que esto se acabe viendo como un proyecto mucho más grande y que muchos acabarán adoleciendo la falta de profundidad dentro del mismo. La historia, aunque interesante por quién está, no deja de ser una disculpa para probar las mieles de los universos paralelos y traer de regreso algunas leyendas propias de la franquicia. Y no me entendáis mal. Es entretenida y da gusto poder ver a todos los personajes interactuando entre ellos, pero es extraña la sensación final al acabar la película y comprobar que notas que hay algo que no ha acabado de funcionar del todo. Y es una pena, porque los cimientos para algo grande estaban ahí.

¿Acaso puedes verme a esta velocidad?

Pero a quién se le va a negar. El ver aparecer al hombre murciélago de Keaton con su traje y descubrir sus vehículos dentro de la Batcueva puede ser una experiencia religiosa para algunos fans. Y es normal, porque el trabajo de vestuario y diseño de escenarios ha estado sobresaliente. Desde los detalles en el traje de Barry hasta las diferencias entre personajes con mismo nombre, todo ello ha sido mirado a detalle y encontrando un punto de equilibrio bastante interesante. 

Aunque hay escenas que mantienen los buenos efectos, es una pena que no todas sean así y que haya muchas que se quedan incompletas.
¡Kaboom! Es cierto, hay escenas donde los efectos son más decentes.

Es una pena que todo ese trabajo haya quedado totalmente deslucido por unos efectos especiales totalmente desfasados. A pesar de encontrar algunas escenas donde estos destacan e impresionan por la carga de la secuencia, son muchos en los que acaban enseñando las costuras y arrastrándote fuera de la sala. 

Aunque si algo no defrauda nunca es la música. Siendo conscientes de la cantidad de licencias que se juntan en esta cinta, el acomodo de los temas propios de ellas durante las escenas producen satisfacción a cualquier fan. Además, Benjamin Wallfisch entrega una buena banda sonora que destaca en los momentos de mayor tensión y emoción.

Conclusión

Es cierto que estamos viendo el final de una época dentro de DC. Tras años de incertidumbre, las riendas de los proyectos parecen estar en manos de personas que buscarán elevar el resultado de esta franquicia audiovisual en la pantalla grande. Hasta entonces (2025) estaremos viendo los últimos estertores de lo que fue un posible, peor no acabó de despegar. 


Tras dos entregas menores (Shazam 2 y Black Adam), la llegada de Flash supone un soplo de aire fresco dentro de la tendencia descendente que estaba experimentando el estudio. Con una historia encubierta de origen del personaje, se nos presenta una aventura donde hay que cargar con las consecuencias de los actos y aceptar el destino de la manera que se nos ha entregado. No obstante, no todo es dramático en la cinta, mezclándolo con escenas divertidas en las que Ezra Miller destaca con su doble Barry. Sasha Calle y Michael Keaton se encuentran entre lo más sobresaliente de la película. La unión de estos personajes se siente agradable y pedirían más tiempo en pantalla. Por su parte, los efectos visuales son deficientes, contrastando con los diseños artísticos y la banda sonora. Es un pena que no pudiera alcanzar ese buen hacer que muchos esperaban (y más ahora que tiene pinta que no habrá más por motivos extraprofesionales).

Flash llegará a los cines españoles el viernes 16 de junio de 2023. Si quieres ver una historia donde hay que asumir consecuencias, esta es tu película. Si quieres ver de nuevo a Keaton repartiendo vestido de murciélago, no lo dudes ni un segundo.
Antonio J. Rodríguez López

Antonio J. Rodríguez López

De tierras gallegas con un lacón bajo el brazo. La vida frente a la pantalla me entregó unas gafas con las que veo en 8K. Me gustan las cosas bien narradas, sean del formato que sean. Mis estanterías están a rebosar de juegos, libros, miniaturas...
Si quieres contactar conmigo:  Sígueme en Twitter

No hay comentarios:

¡Estamos migrando a Wordpress mientras tanto puedes seguirnos en redes!