SILENT NIGHT (CAMILLE GRIFFIN, 2021) - CRÍTICA | Cosas de Chicas Gamers

SILENT NIGHT (CAMILLE GRIFFIN, 2021) - CRÍTICA

Añade este post a una revista de Flipboard

Portada crítica Silent Night

Acudo al cine a ver la nueva producción de Vértice Cine: Silent Night. Ya el título me lo dice todo, estamos en una época especial y, como no podría ser de otra manera, me preparo para ver una de las películas navideñas que tanto éxito tienen. Encabezada por Keira Knightley, Matthew Goode y Roman Griffin Davis, actores solventes en sus anteriores trabajos, me relajo y me dejo llevar por la alegr... ¿Qué demonios estoy viendo? ¿Cómo que un apocalipsis? ¿Y ese "silencio" del título es por...? No, para nada es lo que yo me había esperado.

La cinta de comedia y drama apocalíptica llegará a los cines el próximo 22 de diciembre de 2021 y, si quieres saber a lo que te vas a enfrentar, no te escapes y continua leyendo. 

Noche de paz, noche de amor

Como siempre, empezaremos a hablar un poquito de la trama (sin spoilers).

La película comienza como lo haría cualquier cinta publicada en esta fría época: una familia se reúne en la casa de campo para celebrar las fiestas. Allí, Nell -Keira Knightley- y su marido Simon -Matthew Goode- se encargan de arreglar y decorar el espacio para que todos puedan sentirse cómodos mientras residan allí. Uno de sus hijos, Art -Roman Griffin Davies- ayuda en la cocina, mientras sus hermanos gemelos -Hardy y Gilby Griffin Davies- juegan a la videoconsola. 
Keira y Matthew encajan a la perfección en su papeles, destacando en su actuación.

Los invitados no tardarán en aparecer. Sandra -Annabelle Wallis- y Tony -Rufus Jones- entran en escena con su hija Kitty -Divida Mackenzie-; más tarde llegarán Bella -Lucy Punch- y su novia -Kirby Howell-Baptiste-; y, por último, James -Sope Dirisu- y Sophie -Lilly-Rose Depp-. Con todos los actores de la película en la casa, comienza la comida donde todos intercambian opiniones del mundo. Aquí, cualquiera que no haya visto un tráiler o leído algo de la película comenzará a darse cuenta de que algo está ocurriendo, de que esas referencias veladas al valor de la vida o el tema de la muerte no son meras coincidencias. Porque sí, estamos en un escenario apocalíptico donde el mundo ha tenido un colapso medioambiental y, siendo ese el último día que esperan estar vivos, se han reunido para despedirse. ¡Toma regalo de Navidad!

A partir de este descubrimiento por parte del espectador, el guion, escrito por Camille Griffin, la directora de la cinta, se toma sus momentos para ir cociendo a fuego lento ese dramático desenlace. Los diálogos que antes anticipaban esta situación se convierte ahora en debates sobre la existencia y sobre la responsabilidad del ser humano en el mundo, acompañados en todo momento de velada comedia propia del que quiere ir rebajando la tensión de un momento doloroso.
James, médico, ofrecerá esa visión científica y realista de la crisis ambiental

Y es que, tras dos años que casi llevamos de pandemia, el enfrentarte a una película así puede llevarte por dos lugares totalmente diferentes. Puedes aceptarla y disfrutarla como una historia de ficción, pero también puedes entrar en ella y comenzar a cuestionarte tu propia moralidad y llegar a plantearte hasta qué punto serías capaz de llegar a actuar como lo hacen los personajes. Es por ello por lo que creo que la historia es valiente y se arriesga tratando ciertos temas de una manera más alegre, pero no por ello carentes de efecto dramático. La comparación que hago con la pandemia es lógica, pues muchos escucharemos comentarios que hemos ido oyendo en los medios o en nuestras familias a lo largo de la película. Queda curioso ese final que, sin entrar en spoilers, puede generar cierta controversia si lo extrapolamos al mundo real, pero que encaja bien en el mensaje que quiere dejar la película.

Todo duerme en derredor

Como ya he dicho anteriormente, el elenco de actores destaca por su solvencia y su buen hacer. Keira Knightley se encarga de llevar el peso protagonista junto con Matthew Goode, por parte de los adultos. La actriz, que muchos conocemos de su papel en Piratas del Caribe, convierte su actuación en el eje con el que seguir la acción, siendo una creíble madre. Su contrapartida masculina, Ozymandias en Watchmen, no se queda atrás, sabe juntar esos momentos en los que se pide más sobriedad con los que tiene que lucir más interpretación. Completan esta familia los hermanos Griffin Davis. Hermanos en la realidad (los tres son hijos de la directora de la cinta), destaca Roman en su actuación, algo que no sorprende, pues ya había hecho un grandísimo trabajo en Jojo Rabbit.
Cenando en su última noche vivos.
Un elenco tan grande da para mostrar muchos matices y muchos detalles
sobre cómo afrontar ese fin del mundo.

Las demás familias están llenas de personajes algo estereotipados, pero con matices que les permite encajar y ofrecer juego en la trama. Así, tenemos a Annabelle Wallis con un infeliz personaje centrado en su hija, Divida Mackenzie, la cual completa una digna actuación con un personaje que roza lo insoportable en varias ocasiones. Junto a ellas, un Rufus Jones correcto pero sin mucho protagonismo.

Tenemos también la pareja formada por Lucy Punch y Kirby Howell-Baptiste, las cuales buscan superar el "fin" de diferentes maneras, protagonizando una de las escenas más impactantes de la película

La última pareja de actores es la formada por Sope Dirisu y Lilly-Rose Depp. Quizás es la pareja que más "chicha" esconde dentro de la cinta, no puedo contar nada por los spoilers, y permite ver algunas de las conversaciones más interesantes de la película, sobre todo con Lilly, que conjugará bien con otros personajes. Sope, por su contra, al ser el médico de la familia, se encargará de ofrecer información científica sobre la crisis, mostrando de primera mano ese dolor al estar en las "trincheras".

Tal y como se puede observar, aunque los personajes tengan que interactuar entre ellos, también tienen sus historias que tendrán que ir resolviendo antes de llegar al final. Aunque podremos quedar más que satisfechos, no se llegan a cerrar todas las tramas y puede que quedemos con ganas de conocer más sobre alguno de los personajes, aunque... ¿no ocurriría así en la vida real? ¿Podrías resumir en una noche todo lo que le quieres decir a tus seres queridos?

Solo velan en la oscuridad

Así que... ¿Ante qué estamos? Recogeré el testigo y me lanzaré a usar el término que ya han usado muchos de mis compañeros críticos: comedia anti-navideña. Y no es para menos, ya lo había avanzado antes, el guion y el montaje te pueden llevar a equívoco durante los primeros minutos de metraje. Además, el escenario está aderezado con ese ambiente festivo y navideño que tan metido tenemos en el imaginario colectivo que llega a hacerte olvidar por momentos el verdadero propósito de esa noche, lo cual me parece un gran acierto. Esa dualidad alegría/vida contra tristeza/muerte se remarca mucho en distintas escenas dentro de la casa, pero si queremos encontrar de verdad ese contraste tenemos que fijarnos bien en las escenas que se desarrollan en el exterior de los lindes del hogar (con unos efectos especiales decentes), donde la oscuridad y el desasosiego se han convertido en los líderes de esa silenciosa estampa.
Tirando fuegos artificiales antes de que ocurra lo más oscuro de la trama.
¿Vamos a morir? ¡Qué más da! Disfrutemos esta última noche todo lo que podamos

Silencio. Ese concepto que puede abarcar desde el más absoluto respeto hasta la carencia de vida. Aquí, sin lugar a duda, se decanta un poco por lo segundo, por lo que el título de la película me parece redondo. Eso sí, silencio es justamente lo que le falta a la película. Aunque haya escenas cargadas de gran fuerza dramática donde la música decae, en la mayoría de las ocasiones nos encontramos con alguna canción (Silent Night, desde luego, o el "I'm gonna live forever" del Fame de Irene Cara) o la maravillosa composición que ha realizado Lorne Balfe para esta película.

Conclusión: Ha quedado una noche silenciosa

Sí, tengo que admitirlo, esta es una película que rompió mis esquemas en el cine. Yo fui de esos que vio imágenes, pero que intentó no leer nada para que no me destriparan la trama (no quería que me pasara lo mismo que con Till Death y su tráiler). Y ahí es cuando más me sorprendió, Silent Night es una historia que sabe jugar con las expectativas, creando incertidumbre con cada escena. El final puedes llegar a imaginarlo (o saberlo) desde el inicio, pero seguirás disfrutando al ver cómo los personajes afrontan ese camino desde distintos ángulos. La comedia y el drama acaban uniéndose en una combinación perfecta, sacándote una risa nerviosa según avanza el metraje. Lo cotidiano se convierte en excepcional. Todo te lo presentan de una manera tan realista que puede llegar a inquietar. Y es en ese fino camino que separa la ficción de la posible realidad donde hace fuerte su concepto y ataca a los sentimientos del espectador. Si los tiene, claro.


Silent Night llegará a los cines de toda España el día 22 de diciembre de 2021. Si eres de los que disfruta de las películas de drama apocalíptico, esta es tu película. Si solo quieres ver una película familiar navideña... Quizás debieras escoger otra opción.
Antonio J. Rodríguez López

Antonio J. Rodríguez López

De tierras gallegas con un lacón bajo el brazo. La vida frente a la pantalla me entregó unas gafas con las que veo en 8K. Me gustan las cosas bien narradas, sean del formato que sean. Mis estanterías están a rebosar de juegos, libros, miniaturas...

2 comentarios:

  1. Uff. La verdad es que no me lo hubiera esperado. Supongo que merece la pena por el enfoque tan diferente que cuentas y las actuaciones, así que la fichamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Créeme que en el momento me llevé una sorpresa por ese enfoque, pero puede disfrutarse sin problema ^-^

      Ya me dirás qué te ha parecido. Un saludito.

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.