SUICIDE SQUAD: KILL THE JUSTICE LEAGUE - ANÁLISIS EN PS5

Añade este post a una revista de Flipboard

Suicide Squad: Kill the Justice League - Análisis en PS5

Los gemidos y gritos de los prisioneros de Arkham no dejan de resonar en tu cabeza hasta que sientes que te desmayas sin saber muy bien por qué. Al despertarte te encuentras atado a una camilla y ves a lo lejos la conocida figura de alguien que sabes que te va llevar a realizar en una misión suicida. Así comienza la historia de Suicide Squad: Kill the Justice League y nuestro análisis de este juego para PS5, lleno de controversia por lo accidentado de su desarrollo y que os vamos a desgranar para que decidáis si es tan malo como lo pintaban.

El suicidio no es una opción

Contar algo nuevo sobre Rocksteady es bastante difícil, ya que estamos ante una de las compañías más prestigiosas dentro del mundo de los videojuegos. En sus ya 20 de años de historia han conseguido unir tanto a crítica como a público con su trilogía sobre el justiciero de Gotham más famoso de la historia. Sus tres títulos de la saga Arkham están en el corazón de todos los jugadores por su excelente interpretación de las mecánicas de combate y exploración, siempre con una factura técnica sobresaliente. Su único lunar es quizás la adaptación a PC de Arkham Knight que se tuvo que corregir con el paso de los años después de una tumultuosa salida al mercado. Desde entonces, no hemos vuelto a poder disfrutar de un juego suyo (quitando la versión VR de Arkham) y hemos estado siguiendo con expectación las noticias que iban surgiendo sobre el proyecto de Suicide Squad: Kill the Justice League que ahora tenemos entre nuestras manos.
Suicide Squad: Kill the Justice League - Antihéroes
Harley haciendo de Harley

El devenir de un proyecto grande como es este juego no es nada sencillo y por el camino han ido surgiendo muchas dificultades. Desde los primeros materiales que se enseñaron a la versión final que nos ha llegado, han pasado unos cuantos cambios de orientación en cuanto al diseño del mismo y las mecánicas que se habían planteado inicialmente. En su inicio estaba pensado más como un MMO, alejándose por completo de lo que había sido la trilogía del caballero oscuro. Sin embargo, una oleada de críticas hizo que se replanteasen sus ideas y volviesen a una orientación no tan alejada de sus anteriores y galardonados títulos. Y quizás por ello este Escuadrón Suicida que ha llegado al mercado sea una especie de híbrido que intenta coger lo mejor de ambos mundos. 
Suicide Squad: Kill the Justice League - Nanobomba
Como les gusta jugar a los chavales

Suicide Squad: Kill the Justice League no es un juego que vaya a complacer a todos los jugadores porque no es un juego donde el modo historia sea lo más importante ni tampoco es un juego donde nos centramos exclusivamente en la parte multijugador. El modo historia es bastante mejor de lo que hubiésemos esperado, con unos diálogos muy divertidos y macarras y un desarrollo bastante interesante y en lo general bien ejecutado. Lo mismo le pasa al componente de mundo abierto cooperativo donde el combate es muy satisfactorio. La combinación de las dos cosas en general funciona muy bien aunque en ciertas partes se vuelve algo repetitivo sobre todo en misiones secundarias.
Suicide Squad: Kill the Justice League - Empieza la misión
Amanda siempre dando órdenes

Un aspecto muy destacable es la química existente entre sus protagonistas, están todo el rato hablando entre ellos y consiguen captar ese espíritu particular de cada uno de ellos: las referencias humorísticas, sexuales y macabras de Harley, la inocencia y el salvajismo del rey tiburón, el egoísmo y el instinto de supervivencia de Deadshot o la estupidez y la locura del capitán Boomerang. Se nota que hay mucho trabajo detrás de los guionistas del juego consultando información sobre los personajes y dotándolos de una personalidad muy cercana a la de los cómics. Lo que sí está claro es que este juego se va a disfrutar mucho más si se juega con amigos porque el combate, aunque se puede jugar con bots si se desea, está pensado para desatar la locura usando hasta 3 amigos más.
Suicide Squad: Kill the Justice League - Green Lantern
No nos gusta el verde

Gamberradas en Metrópolis

El argumento de Suicide Squad: Kill the Justice League es una historia original basada en el universo DC que tiene lugar en la ciudad de Metrópolis. Ocurre 5 años después de los acontecimientos ocurridos en Arkham Knight (algo importante por lo que veréis que ocurre con la situación de ciertos personajes secundarios que os vais a encontrar en vuestro camino). Amanda Waller y su organización Argus se dirigen al asilo de Arkham para reclutar a un grupo de supervillanos y hacer algo inimaginable, acabar con la liga de la Justicia que ahora mismo se encuentra bajo el control mental de Brainiac. Debido a ese control se han transformado en las versiones tenebrosas de los héroes que fueron y han acabado con gran parte de la población de Metrópolis. Así que Harley Quinn, Deadshot, el rey Tiburón y capitán Boomerang, previa inyección de una bomba en su cerebro, van a tener que adoptar el papel de "héroes" para librar a la humanidad de los malvados planes de Brainiac.
Suicide Squad: Kill the Justice League - Brainiac
Menudo cabezón

Y como estos antiheroes no son muy amigos de solventar los conflictos de forma amistosa, van a ir armados hasta los dientes para repartir cientos de balas entre todos los enemigos que se les pongan por delante. Eso sí, tienen su propia agenda oculta para intentar quitarse las bombas de la cabeza y traicionar a Amanda Waller por el camino. No va a ser un camino de rosas para estos cuatro villanos desquiciados porque se van a tener que enfrentar a Superman, Batman, Linterna Verde y Flash entre otros por el camino... Y os podéis suponer que esto no es precisamente algo sencillo. Por suerte van a contar con algo de ayuda, gracias a las armas que les proveerá el Pingüino, Hiedra Venenosa, el Juguetero o el propio Lex Luthor. La cantidad de personajes de DC que vamos a ver es bastante grande y Rocksteady ha prometido ir incluyendo de forma gratuita aún más personajes (incluso jugables) en los próximos tiempos.
Suicide Squad: Kill the Justice League - Batman
Creo que la frase ha cambiado un poco...

¿Y cómo es el combate en Suicide Squad? Pues es un combate muy frenético donde la verticalidad es un componente vital. Nuestros personajes son capaces de escalar edificios en cuestión de segundos para posicionarse en las mejores posiciones para descubrir puntos débiles de nuestros enemigos. Quedarse quieto no es una opción y desde luego el sigilo de la saga Arkham ha pasado a mejor vida. Además, el combate cambia bastante dependiendo del personaje que usemos en cada momento, siendo posible cambiar de uno a otro durante la aventura. Harley es más acrobática y su mecánica de agarre (gracias al equipo que le ha robado a Batman) le permite agarrarse a su dron o a las cornisas de los edificios. Deadshot es más de disparar buscando los puntos débiles y propulsarse con su mochila cohete por todo el escenario. Capitán Boomerang utiliza sus poderes de la fuerza de la velocidad para desplazarse instantáneamente a cualquier sitio. Y el rey Tiburón es pura fuerza y destrucción para acabar con los enemigos en segundos. Dependiendo del tipo de enemigo al que nos enfrentemos tendremos que elegir bien qué táctica o personaje favorito elegir
Suicide Squad: Kill the Justice League - Habilidades
Boomerang Flash

Cada miembro del escuadrón suicida tiene sus propias habilidades y movimientos únicos junto con una gran variedad de armas, escudos y modificadores para hacer del campo de batalla una fiesta de explosiones y destrucción. Además, contamos con un sistema de talentos que nos va a permitir modificar tanto el efecto de nuestras habilidades como el efecto de las armas que llevemos equipadas. Algo que vemos en todos los RPGs y que este también nos proporciona basándose igualmente en un sistema de puntos de experiencia que vamos adquiriendo en función de lo bien o lo mal que lo hacemos en combate. Para ello se establece un sistema de combos que va aumentando o disminuyendo dependiendo de cómo acabemos con nuestros enemigos durante los combates. Algo similar a lo que vimos en cualquier juego de los Arkham, pero sin necesidad de tener tanta precisión a la hora de pulsar botones. 
Suicide Squad: Kill the Justice League - Wonder Woman
Silencio en la sala...

En cuanto a la parte de exploración tenemos la capacidad de poder visitar toda la ciudad desplazándonos con nuestros personajes usando sus habilidades. Por el camino os iréis encontrando con asentamientos enemigos o misiones secundarias, pero también os avisamos que la ciudad parece algo vacía en muchas ocasiones. Eso sí, quien vuelve para hacer que nuestros cerebros se derritan no es otro sino Enigma y si no queréis dejaros nada sin descubrir, no dejéis de echar un ojo a nuestra guía de Suicide Squad: Kill the Justice League. Eso significa que en cada zona de la ciudad va a dejar unos cuantos ya clásicos trofeos, zonas de juegos con realidad aumentada y algún enigma visual para que intentemos conseguirlos todos y quién sabe si volverlo a ver en persona. Es otro componente diseñado para que el juego nos dure algo más de las 10-15 horas que supone acabar la historia principal del mismo.
Suicide Squad: Kill the Justice League - Flash
Este tío no para quieto para hacerle una foto

El reverso de la Justicia

Suicide Squad es un juego con muchos altibajos. Visualmente por ejemplo tiene un aspecto muy diferente cuando nos encontramos en zonas más cerradas (caso de varias misiones de la historia principal) que cuando nos movemos por la ciudad a nuestras anchas. Aunque en general sí podemos decir que notamos un aspecto gráfico por debajo de lo que sería normal en esta generación. Si bien los modelos de los protagonistas están bien animados y detallados, no se puede decir lo mismo de los modelos de los enemigos o incluso de los escenarios. No son malos, pero curiosamente parecen inferiores a los que podemos encontrarnos por ejemplo en Arkham Knight que es un juego de hace 9 años. Suponemos que esta orientación a multijugador y la necesidad de una acción frenética en mundo abierto ha obligado a bajar la calidad gráfica del título. Aún así las escenas cinemáticas siguen siendo espectaculares y brillan con luz propia recordando al mejor Rocksteady de siempre.
Suicide Squad: Kill the Justice League - Hack
¿La chica explosiva?

Mención aparte merece el doblaje maravilloso en castellano que ha traído el título a la altura de una superproducción de cine. Están todos los dobladores originales que podríais imaginar teniendo en cuenta el elenco tan grande de héroes y villanos que posee el juego, destacando por ejemplo la voz de nuestro querido Claudio Serrano como Batman. Este tipo de cosas suelen ocurrir para el caso de los juegos de Warner, pero no podemos dejar de destacarlo viendo que la tendencia actual nos lleva precisamente hacia lo contrario. Ojalá sigan tratando con tanto cariño estas adaptaciones en los próximas juegos que distribuyan en España.
Suicide Squad: Kill the Justice League - Hiedra
¿Este sería un caso de explotación infantil?

No hay que olvidar que no deja de ser un juego pensado como servicio, aunque es cierto que no estamos hablando de micropagos para poder ganar ventajas a la hora de jugarlo. Los micropagos van a estar basados en conseguir mejoras estéticas para nuestros personajes (como atuendos o combinaciones de colores o colgantes para las armas) y los vamos a tener disponibles en la tienda integrada dentro del juego. En la edición Deluxe, que es la que hemos podido probar, hay una serie de trajes especiales para los cuatro integrantes del escuadrón que habréis podido ver en las capturas que hemos ido mostrando a lo largo de este análisis. En cualquier caso estos complementos son opcionales y no aportan nada a la jugabilidad del título.
Suicide Squad: Kill the Justice League - Vehículos
También tenemos vehículos

Los planes de Rocksteady son de dotarle de vida más allá del lanzamiento del mismo, añadiendo contenido gratuito de temporada al juego que irá desde personajes jugables nuevos a misiones o equipo o eventos. Por ejemplo, vamos a tener disponible al Joker (en su versión Elseworlds) desde marzo con sus propias habilidades y desplazamiento por los tejados de Metrópolis. Eso sin contar con el añadido de modo historia sin conexión que han prometido tener listo para finales de año. Esto último llama un poco la atención porque parece que es una manera de reconocer que la decisión de la conexión permanente no era la más adecuada desde el principio. 
Suicide Squad: Kill the Justice League - Metrópolis
Metrópolis de noche es una fiesta

Para terminar, nos gustaría destacar también un aspecto negativo de diseño del juego que no entendemos muy bien cómo no se ha corregido en su salida al mercado. Este aspecto es la estructura de los menús en los que resulta muy confuso moverse y a veces cosas que deberían ser muy sencillas (como cambiar de arma) se acaban complicando innecesariamente. Esperemos que con las actualizaciones que se vayan produciendo a lo largo del tiempo se vayan puliendo poco a poco estos defectos de la interfaz de usuario.
Suicide Squad: Kill the Justice League - La reina
Es la reina y todos lo sabemos

Conclusión

Suicide Squad: Kill the Justice League es un juego de claroscuros, con una propuesta jugable frenética y divertida, pero con ciertas carencias técnicas debidas a su diseño híbrido entre un MMO y un RPG de mundo abierto. Su historia a pesar de no ser demasiado compleja, permite que el jugador le coja cariño a cada de uno de estos criminales con dobles intenciones gracias a unos diálogos brillantemente escritos. Es un título que necesita un cierto tiempo para que te enamore (a nosotras particularmente nos ha gustado) y aún así es posible que lo acabes abandonando... Nos tememos que no va a haber un término medio y las críticas abunden mucho más que los aplausos.

Suicide Squad: Kill the Justice League está disponible desde el 2 de febrero del 2024 para PlayStation 5, Xbox Series S|X y PC (Steam).

Lo mejor

- El carisma de los personajes del escuadrón
- Los diálogos hilarantes y macarras
- El combate frenético y muy vertical
- Las habilidades personalizadas de cada personaje
- Un modo historia bastante interesante
- El doblaje al castellano es espectacular

Lo peor

- El innecesario y torpe tutorial del comienzo
- Necesitar una conexión permanente (por el momento)
- Los menús del juego están muy mal diseñados
- Las misiones secundarias son repetitivas y poco interesantes
- Metrópolis se siente demasiado vacía
JuanMa Luengo

JuanMa Luengo

Miembro de la Orden Jedi dispuesto a perderse en mundos virtuales desde que tiene uso de razón. Cuando tengo tiempo libre me dedico a disfrutar de una cantidad ingente de pasiones que van desde los comics a la música clásica pasando por las series de más rabiosa actualidad.
Si quieres contactar conmigo:  Sígueme en Twitter | Sígueme en Instagram

No hay comentarios: