SANDLAND (TOSHIHISA YOKOSHIMA, 2024) - CRÍTICA

Añade este post a una revista de Flipboard

Portada crítica Sandland

Tras mirar todos los días las noticias y comprender que el fin del mundo tal y como lo conocemos está próximo, nos alegramos de recibir la invitación de Bandai Namco para ver la película de Sandland, que salió en Japón el agosto del año pasado. Y estamos contentos por la esperanza que acaba sobrevolando la obra. Akira Toriyama, padre de Dragon Ball o los diseños de Dragon Quest, volcó en las páginas del manga una historia con signos ya proféticos de nuestra responsabilidad climática o del abuso de poder. Es una pena que su pronta muerte le haya privado de disfrutar de este estreno en occidente con los extras que acompañarán su llegada.

Porque aunque nosotros hemos visto la película, esta no será la que todo el público verá de primera mano. Disney+ se hizo con los derechos de distribución y convirtió esta producción en una serie, a la que se sumarán capítulos adicionales que traerán una nueva historia para la obra. Los primeros siete ya están disponibles en la plataforma de streaming desde el 20 de marzo, siendo el séptimo el prólogo de esta segunda parte. Hoy, día 27 de marzo, arriban los restantes. ¿Qué nos esperan? Habrá que verlos.

Pero... ¿Queréis saber qué nos ha parecido por si lanzaros a vivir esta aventura o no? ¿Hemos acabado disecados por recorrer tan inhóspito terreno? 

Una unión forzada contra la codicia de los poderosos

El mundo ha llegado a un colapso climático que lo ha condenado a ser un gran desierto. Las guerras han dejado el poder en manos de un rey tirano y codicioso que comercia con el único recurso que de verdad tiene sentido poseer: el agua. Con el agotamiento de ver como el mundo alrededor se consume y con la esperanza de encontrar una solución, el sheriff Grao decide pedir ayuda a los demonios. Es así como comienza una travesía a través de las arenas en el que tendrán que enfrentarse a las distintas desavenencias que se vayan encontrando y acabarán descubriendo que, como suele ocurrir, todo lo que han vivido no es lo que parece.

Belcebú es todo carisma
Pero... ¿los demonios no eran criaturas malvadas?

Porque en esta aventura habrá muchos pensamientos preestablecidos que irán cayendo poco a poco. Al igual que en el mundo que conocemos, los demonios en Sandland están vistos de forma negativa y, aunque gran parte de la idea tiene fondo firme, no son las criaturas malvadas que tanto han vendido. Y eso es algo que no tardaremos en descubrir. La unión de Belcebú y Thief al grupo de Grao permitirá ese contraste de visiones y, al menos tiempo, permitirá un acercamiento entre las posturas de ambas razas. Porque, aunque tengan sus más y sus menos, todos tienen una misma necesidad: el agua, el gran punto final que se busca.

Quizás hay muchas preguntas que nos podemos hacer sobre la construcción del mundo, dudas que surgen y que no obtienen respuesta, pues la acción de la ventura está en las ruedas o las placas de un tanque y no da tregua. Antes de que nos demos cuenta, estaremos metidos dentro de un vehículo dirigiéndonos al sur para encontrar la respuesta al misterio del agua. Estos momentos de viaje trabajan con especial atención las personalidades de los protagonistas, derrochando un carisma espectacular que ganará el corazón de muchos. Es fácil entender que los demonios sean más interesantes (por su particular estilo), pero la evolución de Grao me encanta. Aquí hay que reconocer el buen hacer de Toriyama en encontrar esa línea que une el destino de los distintos personajes con el objetivo final de la obra.

Los secundarios son todo carisma
Los secundarios tiene todos una personalidad característica y acaban siendo entrañables.

Pero el camino es largo y ante ellos se alzarán algunos problemas que vendrán a molestarles o bloquear su tránsito. No son muchos los encuentros que tienen, pero cada uno sirve para que la confianza entre los protagonistas siga evolucionando, al tiempo que permite conocer a más personajes o facciones. Algunos serán de encuentro único, pero otros aparecerán en más de una ocasión y, tengo que aceptarlo, es probable que hagan que alguna lagrimita caiga.

Una de las grandes dudas, tanto con la película como con la serie, es su fidelidad con la obra en papel. Aquí podemos tranquilizar a la mayoría de lectores. El estreno en gran pantalla se acompañó de añadidos que, a pesar de no cambiar la narrativa de la obra, permitían darle un empaque más épico en sus últimos minutos de metraje. Esos cambios se mantienen en la serie, añadiendo más secuencias de por medio y agrandando su extensión (además de un opening chulo). 

Un desierto en el que habita mucha personalidad y belleza

La conversión al medio audiovisual ha seguido la estela películas como Dragon Ball Super: Super Heroes. Como ya dijimos en su crítica, este estilo de animación es fluido y se fusiona perfectamente con los diseños de Toriyama, permitiendo que estos luzcan en pantalla. Y no es para menos, al igual que antes hablábamos del carisma de los personajes, con sus aspectos más o menos bizarros (sí, los Swimmers nos encantan), no lo son menos las criaturas o los vehículos que pueblan la aventura. Hace poco escuché que Akira era capaz de darle vida y personalidad a algunas creaciones robóticas, siendo esta obra un ejemplo perfecto de ello. Ya no es solo el jeep del inicio, sino los tanques o el mismo "avión" que se encuentran. Se nota una fascinación del creador en este tipo de detalles.

Los gusanos de Dune también han querido unirse a la aventura.
Los humanos no son el único peligro de Sandland. ¿Arrakis, eres tú?

A esto hay que sumar la gran calidad en las escenas de acción, con fotogramas para enmarcar y que no dejan de hacer referencia (o expandir) lo que se ha visto en papel.

La obra está doblada al inglés, estando únicamente disponible en ese idioma y en japonés. En cambio, los subtítulos podrán ponerse en distintas lenguas, como el castellano o el español de latinoamérica.

Y lo que viene...

¿Y acaba con esto? Como ya mencionamos antes, el día 20 de marzo Disney+ publicó el primer episodio del segundo acto de esta obra (titulado en la plataforma "La historia del ángel adalid"). Esta continuación sirve de epílogo y secuela, llevando a los protagonistas a nuevos territorios, como el floreciente Forest Land.

No será la única inclusión dentro de estos bastos terrenos. El 26 de abril llegará a videoconsolas la adaptación al medio (y que próximamente tendremos su análisis). Actualmente está disponible una demo para que cualquiera pueda dar sus primeros pasos sobre la arena.

Conclusión

2024 iba a ser una año de ensueño para Akira Toriyama. A esta adaptación y continuación se iba a sumar un nuevo anime llamado Dragon Ball Daima, una serie que muchos teníamos en el calendario apuntada. Es una pena que se haya tenido que marchar tan pronto, aunque fijo que lo hizo sabiendo el legado que ha dejado tras de sí.

Esta adaptación trae al medio popular una de sus obras más interesantes, donde la fijación del ser humano por el dinero y la violencia tienen su mayor vertiente. Es cierto que no es algo perfecto, pues hay muchas cuestiones que no tienen respuesta, pero es montarte en el primer vehículo y se te olvidan. La aventura se centra en una búsqueda a través del desierto, pero también también de la evolución de los personajes que la llevan a cabo. Es un gusto ver como los unos se hacen a los otros, uniendo sus fuerzas contra ese poder superior que los tiene a todos subyugados y sedientos. Es fácil empatizar con todos. ¿Quién no haría lo mismo en su situación? Los personajes que irán descubriendo destacarán por sus diseños o por su personalidad, logrando que el final acaba siendo épico y emotivo a partes iguales. Sin duda, a falta de ver su continuación, es un gran momento para engancharse a esta historia.

Sandland llegó a Disney+ el día 20 de marzo en forma de siete episodios, con una nueva remesa el 27 del mismo mes. Del séptimo en adelante pertenecen a un arco original creado por Toriyama para la ocasión, permitiendo expandir la narrativa de la obra. ¿Te gustó la obra original? No va a defraudarte. 

Antonio J. Rodríguez López

Antonio J. Rodríguez López

De tierras gallegas con un lacón bajo el brazo. La vida frente a la pantalla me entregó unas gafas con las que veo en 8K. Me gustan las cosas bien narradas, sean del formato que sean. Mis estanterías están a rebosar de juegos, libros, miniaturas...
Si quieres contactar conmigo:  Sígueme en Twitter

No hay comentarios:

¡Estamos migrando a Wordpress mientras tanto puedes seguirnos en redes!