GOD OF WAR RAGNAROK - ANÁLISIS EN PS5 | Cosas de Chicas Gamers

GOD OF WAR RAGNAROK - ANÁLISIS EN PS5

Añade este post a una revista de Flipboard

Análisis de God of War Ragnarok en PS5

¡Chicoooooo, vente pa' cá que vamos a llevar a Chicas Gamers el análisis de God of War Ragnarok en PlayStation 5! Cuatro años después del lanzamiento de la primera aventura de la saga nórdica de God of War, nos volveremos a ir de viaje con Kratos y Atreus a través de los nueve reinos para descifrar los misterios del fin del mundo: el Ragnarök.

¿Nos acompañáis en este análisis libre de spoilers?

El Ragnarök se aproxima

Nos encontramos tres años después de los hechos acontecidos en God of War, hechos que si no recordáis bien, podréis rememorar antes de empezar la partida, pues se ha incluido un vídeo con un resumen de lo que pasó para ponernos en situación. Ahora, con la llegada del Fimbulwinter  ha aparecido un invierno eterno que precede al Ragnarok y que se está extendiendo por los Nueve Reinos a marchas forzadas. Según las profecías, este evento hará que llegue el fin del mundo, pero... ¿Será cierto ese futuro?

Análisis de God of War Ragnarok - Kratos y Freya

Nos volveremos a meter en la piel de Kratos, quien ahora quiere ser el padre del año, para seguir a Atreus en esta épica historia por evitar el Ragnarok y que todo acabe como el rosario de la aurora. Sin entrar en más detalles en cuanto a la historia se refiere, sí que quería comentar que la narrativa del juego os atrapará desde el minuto uno por la epicidad de sus escenas, la carga dramática y de tensión y lo bien hecho que está todo. Además de por esas conversaciones profundas y llenas de información interesante que se mezclan con algún que otro toque de humor.

Recorriendo los Nueve Reinos

Antes de comenzar la aventura, podremos elegir la dificultad de la misma entre cinco niveles distintos, así que si sois valientes, aprovechad y empezad God of War Ragnarok en el modo Dios de la Guerra.

Análisis de God of War Ragnarok - Opciones de dificultad

Explorar las diferentes localizaciones de Yggdrasil nos llevará a visitar Helheim, Niflheim, Svartalfheim, Muspellheim, Jötunheim, Midgard, Alfheim, Vanaheim y Asgard. Cada mundo tiene algo que lo caracteriza y diferencia del resto. Recorrerlos para avanzar en la historia principal os parecerá poco de todo lo que os pueden ofrecer y querréis quedaros descubriendo nuevos secretos.

Análisis de God of War Ragnarok - Puerta mística

La exploración y los puzzles estarán a la orden del día en el juego puesto que estos reinos son zonas muy grandes llenas de vida y cosas por hacer. La historia principal seguirá un camino lineal muy marcado, pero siempre podréis desviaros y dedicar vuestro tiempo a otros menesteres como la de hacer favores, que serían como las misiones secundarias, las cuales, están muy bien desarrolladas, unas más largas que otras, pero siempre con beneficios si las hacemos. También habrá ocasiones en las que os tocará volver a visitar el lugar para recoger algo porque en ese momento no dispongáis de las habilidades o herramientas necesarias para acceder a determinadas zonas.

No seguir el rumbo marcado os permitirá enfrentaros a jefes secretos, desafíos y como mencioné antes, otros puzzles curiosos, no para devanarnos los sesos, pero bien pensados como las tumbas de Tomb Raider, por ejemplo. Además, podréis conseguir los coleccionables repartidos por el mapa como los cuervos de Odín, cofres legendarios, hallazgos, fragmentos de saber o los cofres de las nornas por mencionar algunos.

Análisis de God of War Ragnarok - Cofre de nornas

Buscar los cofres de las nornas os servirá para subir vuestra barra de salud recogiendo manzanas de Idunn o de ira si hacéis lo propio con la hidromiel sangrienta, pero encontrarlos no será el único desafío, abrirlos supondrá otro porque están sellados con magia rúnica. En ocasiones, bastará simplemente con golpear los sellos que encontremos dispersos por la zona, mientras que en otras, habrá que encender antorchas o golpearlos a la vez para desbloquear el cofre y conseguir nuestro ansiado premio.

Para recorrer los diferentes lugares se nos otorgará una brújula, que nos irá indicando la distancia y el camino a seguir de los diferentes objetivos, ya sea la misión principal (marcada con una huella de oso), favores u otro tipo de indicadores. A medida que vayamos explorando, iremos abriendo atajos para acceder a los sitios sin tener que dar tanto rodeo, algo que me ha recordado a Bloodborne cuando abrías los atajos para llegar desde las lámparas al jefe de la zona sin tener que recorrer todo el camino.

Análisis de God of War Ragnarok - Kratos y Atreus

A la hora de desplazarnos, lo haremos casi siempre a pie, pero habrá momentos donde cogeremos nuestra barquita, un trineo o incluso otros transportes para poder llegar a otros destinos. Mencionar que cuando vayáis en la barca y veáis un grupo de luciérnagas, acercaos puesto que siempre hay algún material para recoger y que os será útil a la hora de fabricar objetos. Por supuesto, el portal místico también estará disponible para viajar entre reinos.

Acompañantes

La mayor parte del juego iremos acompañados de nuestro hijo, Atreus, pero no será el único que visite los Reinos con nosotros, puesto que a lo largo de la aventura conoceremos nuevos aliados como Tyr, los enanos Brock y Sindri y alguna que otra sorpresa más que se unirán a nuestra causa.
Análisis de God of War Ragnarok - Tyr
Soy Jesuc... Digo Tyr, ¡tomad y comed porque este es mi cuerpo!

Estos acompañantes, a excepción de Atreus que suele actuar de motu propio, ayudarán a Kratos a la hora de los combates, normalmente tendremos que pulsar el botón cuadrado para ordenarles que hagan algún ataque que les distraiga o que les reste algo de salud. Además, siempre tendremos a Mimir atado a la cintura que nos indicará por donde nos van a atacar si no estamos viendo al enemigo que viene por detrás y nos irá contando historias la mar de interesantes.

Un guerrero nunca baja los brazos

¡Y mucho menos Kratos! Por eso, esta vez contaremos desde el primer momento con dos de nuestras armas más queridas: El Hacha Leviatán y las Espadas del Caos. Vamos a empezar hablando del hacha, la cual, se podrá ir subiendo de nivel a medida que encontremos Llamas heladas, que normalmente poseen los jefes de determinadas misiones. 

Además, también podremos mejorarla eligiendo diferentes tipos de empuñaduras, que podremos comprar o encontrar en cofres y a la que se la subirá de nivel con diferentes materiales. El hacha, al igual que en God of War, tendrá dos ranuras para ataques especiales que se podrán usar las veces que queramos, siempre y cuando pase el tiempo de reutilización. Accederemos a ellas en combate con L1+R1 o L1+R2

Análisis de God of War Ragnarok - Habilidades Hacha y su árbol de habilidades

Como es de esperar, para que Kratos pelee dejándose la piel con el hacha dispondrá de un conjunto de habilidades para ésta, que se dividen en técnica, ataques a distancia y cuerpo a cuerpo. Como novedad, habrá habilidades que irán sumando las veces que las usemos y cuando lleguemos a un número determinado, se nos dará la opción de potenciarla y modificarla de una forma especial

Esto mismo también se aplica a las Espadas del Caos, que subiremos de nivel con la Llama del Caos y también mejoraremos con diferentes mangos y ataques especiales. También tendrán su propio árbol de habilidades igual que el Hacha Leviatán.

A todas ellas, también se le incorpora el poder de una reliquia, que también se puede usar cada x tiempo pulsando L1 + círculo. 

Análisis de God of War Ragnarok - Habilidades Amuletos

Aparte de las armas, Kratos volverá a hacer uso de un escudo y de su famosa ira espartana, que en esta ocasión incorpora una novedad, ya que podremos usarla en modo ira, modo valor o modo cólera, la primera es la que conocemos de siempre, aumentar nuestro poder de ataque durante un tiempo determinado, la segunda nos otorgará salud y la tercera carga contra un enemigo el arma que tengamos equipada para aplicar efectos adicionales, además, este último modo nos curará ligeramente al eliminar a un enemigo.

Pero un guerrero sin su armadura no es nadie y a Kratos no le podía faltar, que para enfrentarse al Ragnarok ir a pecho descubierto no es muy buena idea. Este aspecto tampoco variará respecto a lo que ya conocemos, podemos elegir entre armadura de pecho, de muñeca y corporal. Mi consejo es que hagáis favores para encontrar mejores armaduras que las que hay en la tienda como por ejemplo la de los enanos, que se puede conseguir al principio de la aventura. A medida que avancéis en el juego, conseguiréis el Amuleto de Yggdrasil, que desbloqueará los encantamientos y las habilidades de bonificación.

Análisis de God of War Ragnarok - Forja de los enanos

Para finalizar, volveremos a disfrutar de la forja de los enanos, quienes nos darán objetos y también nos fabricarán otros si les llevamos los materiales y les pagamos la plata necesaria, que aquí nadie da nada gratis y eso que llega el fin del mundo.

Pelear nunca fue tan divertido

El sistema de combate y los controles serán muy similares a los que probamos en God of War, pero ahora con un plus más, ya que el juego ha evolucionado para mejorar algo que ya funcionaba y llevarlo a su siguiente nivel. A la hora de combatir podemos cargar nuestras armas con su elemento de base o lo que es lo mismo, congelar nuestra hacha para congelar a nuestros enemigos o incendiar las espadas para quemarlos dejando pulsado el botón triángulo.

Análisis de God of War Ragnarok - Nidhogg

Podemos fijar a nuestros enemigos o no, puesto que usaremos el escenario para movernos libremente y hacer que los enfrentamientos sean mucho más ágiles y vistosos. Habrán un sinfín de opciones y combos a realizar y como mencionamos antes, según la habilidad que uséis, ésta irá aumentando de experiencia y podréis elegir diferentes formas de uso.

El escudo ya no servirá sólo para protegernos, ahora también tendrá propiedades en función de cuál usemos que nos ayudarán con las paradas, absorberán mejor los golpes o se cargarán para realizar un ataque. Además, pulsando dos veces L1 podremos romper las defensas enemigas y sus escudos.

Análisis de God of War Ragnarok - Rompiendo defensas

Los enemigos también serán bastante más variados y con unos patrones diferenciados, además, nos podrán poner efectos alterados como:

- Hielo
- Quemadura
- Conmoción
- Veneno
- Aturdimiento
- Ceguera
- Sónico
- Maleficio
- Bifrost

Análisis de God of War Ragnarok - Ataque brutal

Aunque nosotros también podremos hacer lo propio con ellos e inducirles estados alterados. Los enemigos contarán con una barra de aturdimiento, que una vez llena, nos permitirá hacer un ataque brutal que en la mayoría de casos les lleva a la muerte definitiva y nos permite ver unas ejecuciones mucho más gores que en el anterior juego. 

Podemos distinguir la fuerza de los enemigos fijándonos en el color de su barra se vida, de manera que si la comparamos con el nivel de poder de Kratos será:
  • - Verde si es más débil que nosotros
  • - Amarilla si está a nuestro nivel
  • - Naranja si está un nivel de poder por encima
  • - Morado si está dos niveles de poder por encima
  • - Rojo si está 3 o más niveles por encima

Algunos enemigos más fuertes, también tendrán una doble barra a modo protección que deberemos quitar antes de poder bajarles la vida. Dicha barra, puede ser roja o azul, según el elemento, por lo que si es roja deberemos atacar con el hacha para quitarla y si es azul con las espadas del caos.

Análisis de God of War Ragnarok - Drekki

A la hora de enfrentarnos a jefes, habrá momentos en los que tendremos algunas acciones QTE que también nos aportarán escenas de combate épicas. Además, al igual que hacíamos en los juegos de El Señor de los Anillos, ahora nos subiremos a trolls una vez les debilitemos para asestar golpes más fuertes contra nuestros enemigos.

Sintiendo el poder de un Dios

Hay pocos juegos que hacen un buen uso del DualSense, pero no es el caso de God of War Ragnarok, que aprovecha a la perfección todas las opciones que este mando nos ofrece. Si jugamos con los cascos podremos disfrutar de un audio 3D que nos hará sumergirnos aún más en el juego y saber por dónde vienen los sonidos en todo momento, aunque en esta ocasión recomiendo jugar sin ellos y aprovechar el altavoz del mando para oír los diferentes sonidos del entorno como el descenso por una cuerda o las cadenas de los trineos.

Análisis de God of War Ragnarok - Tierra de los elfos

En cuanto a la vibración, también estará muy conseguida y cada acción que hagamos será acorde en el mando, sintiendo en todo momento si estamos caminando sobre el hielo o moviéndonos en una vagoneta, por ejemplo. Por otro lado, los gatillos hápticos en esta ocasión sólo harán acto de presencia en acciones puntuales, algo que creo que es una acierto porque un juego hack&slash en el que estuvieras que estar usándolos cada dos por tres acabaría por ser incómodo.

Una delicia audiovisual

Creo que no me equivoco al afirmar que God of War Ragnarok es uno de los mejores juegos a nivel gráfico de PS5 hasta la fecha, y eso que hay que tener en cuenta que el juego también saldrá para PS4 y puede que aún fuera más espectacular si sólo se hubiera desarrollado para la última consola de Sony, pero aparte de esto, no se le puede poner ninguna pega porque es una auténtica bestialidad.

El juego presenta seis modos en función de la resolución y el rendimiento. El primero centrado en mejorar la resolución sobre los fps y el segundo, al revés. 

- Favorecer rendimiento: 1440-2160p / objetivo 60fps
- Favorecer rendimiento + HFR: 1440p / 60fps desbloqueados
- Favorecer rendimiento + HFR + VRR: 1440p / 60fps desbloqueados
- Favorecer calidad: 2160p (4K nativo) / objetivo 30fps
- Favorecer calidad + HFR: 1800-2160p / objetivo 40fps
- Favorecer calidad + HFR + VRR: 1800-2160p / 40fps desbloqueados

En mi caso, he jugado en modo rendimiento a 60fps y es una auténtica gozada.

Análisis de God of War Ragnarok - Escenario

Metiéndonos en harina en el apartado técnico, podemos observar unos modelados espectaculares tanto en los personajes como en los escenarios. Los personajes están creados con una calidad y unas texturas increíbles que les dotan de un realismo excepcional. Si nos fijamos detenidamente, podemos apreciar como todo lo que representa está muy próximo a la realidad como el pelo, las arrugas de la cara o incluso el material de sus telas.

Siguiendo con los personajes, no podemos dejar atrás las animaciones, que son una auténtica pasada. Nos transmiten todo lo que están sintiendo y podemos ver reflejado en sus caras esa sensación de odio, miedo, alegría o tristeza que la escena nos quiere contar. Pero no sólo en las cinemáticas están bien ejecutadas, también en los movimientos de los propios personajes al moverse, realizar acciones o combatir.

Análisis de God of War Ragnarok - Kratos y Freya

Los escenarios no se quedan atrás, también están llenos de múltiples detalles que les dan vida propia. A lo largo del viaje, visitaremos infinidad de localizaciones que nos dejarán con la boca abierta por cómo están recreadas y también veremos cómo hay pequeños tiempos de carga camuflados a modo de pasillos que seguramente no serían necesarios en la versión de PS5. Los efectos y la iluminación también son dignos de mención e incluso cómo el trazado de rayos hace que la armadura de Kratos refleje el fuego o el agua la espesura de los árboles. De diez.

Puede parecer que me estoy deshaciendo en elogios o que estoy exagerando, pero quien me conoce sabe que no regalo los oídos si no se lo merecen y en este caso sí lo merece y con creces. Cuando juguéis, comprobaréis que cada nuevo sitio que visitéis es mejor que el anterior y el juego os dejará con la boca abierta.

Análisis de God of War Ragnarok - Atreus y la ardilla

Si algunas capturas de este análisis son para enmarcar cuando llegue el modo foto ya serán directamente para hacerlas un póster. Destacar también las opciones de accesibilidad del título como mejoras en los subtítulos: colores, tamaño, nombres de los interlocutores, desenfoque de fondo e indicadores de dirección para orientar al jugador en la dirección de los sonidos importantes para avanzar en el juego. También se incluye la posibilidad de reasignar los botones, varios modos de contraste que aplican una capa de color a los personajes para destacarlos sobre el fondo, asistencia adicional en movimientos de interacción como escalar o agacharse y pistas auditivas a las interacciones del juego para que el jugador pueda identificar cuándo hay un icono de interacción cerca. En mi caso, como me parece incómodo estar recogiendo los consumibles por el escenario, vi una opción para que se recogieran automáticamente los objetos y la activé porque me pareció muy útil. 

En cuanto al apartado sonoro, Bear McCreary compone una banda sonora que casa perfectamente con cada escena que se representa ya sea de tensión, de combate o de calma. Acordes que recuerdan a los escuchados en The Witcher 3 y que nos acompañan en nuestra aventura sin desentonar.

El doblaje al castellano está a un nivel excelente, aunque también podéis jugarlo en versión original y disfrutar de los diferentes acentos de los actores. 

Conclusión

God of War Ragnarok es una aventura épica y casi perfecta a todos los niveles, tanto a nivel jugable como audiovisual. Estamos ante el mejor juego del año y el mejor del catálogo actual de PS5. Nos ofrece una historia narrada con buen ritmo y de la que no querrás despegarte durante sus 30-35h, con misiones secundarias igual de entretenidas que la trama principal, así como unos personajes bien construidos y que transmiten a través de la pantalla. A todo esto se suman unos puzzles bien construidos y unos combates ágiles y distintos. Además, el juego traerá unas cuantas sorpresas a nivel jugable que no he podido contar aquí y que seguro que os van a gustar mucho.

God of War Ragnarok llegará el 9 de noviembre de 2022 de forma exclusiva a PS4 y PS5.

Lo mejor

- La historia y el ritmo de la narrativa
- Un apartado audiovisual exquisito
- Doblaje al castellano
- El sistema de combate mejorado
- Las sorpresas a nivel jugable que no puedo contar 

Lo peor

- Tener que volver a por coleccionables porque no podemos acceder a algunos sitios en la primera visita

Estela Villa

Estela Villa

Mi pasión por los videojuegos me llevó a terminar una Ingeniería T.Informática y un Máster de modelado y animación 3D para videojuegos. Soy gamer de nacimiento y fan incondicional de la saga Metal Gear. Además de jugar, en mis ratos libres me dedico a otros de mis hobbies como el cine, las series y la lectura.
Si quieres contactar conmigo: Twitter | Instagram | Escríbeme

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.