Últimas noticias
recent
-->

DARK SOULS REMASTERED - ANÁLISIS

Añade este post a una revista de Flipboard

Análisis Dark Souls Remastered

 La Primera Llama está a punto de apagarse, la Era del Fuego de acabarse y que la Era de la Oscuridad va a comenzar, por ello encarnando al No Muerto elegido debemos aventurarnos a recorrer todo un mundo de peligros, enemigos demasiado bien ubicados y con las herramientas necesarias para poder llegar a enlazar la Primera Llama. Así llega, tras 7 años, el primer Dark Souls, que no el primer Souls, a PS4, junto a una segunda y tercera entrega también remasterizadas, para estar todas juntas en la misma consola.

Volveremos a Lordran, a sufrir en nuestras propias carnes las muertes en este juego considerado como el Dark Souls de los Remasters. ¿Merece la pena esta remasterización?

Historia

Aunque ya sabemos que es un remaster, nunca está de más echar la vista atrás y recordar un poco la historia de Dark Souls, así, nos metemos en situación antes de hablar del aspecto técnico del juego. A decir verdad, y tod@ el que lo haya jugado estará de acuerdo conmigo, hablar de historia en Dark Souls es tomar un sentido muy amplio de la palabra, es decir, el juego como tal no tiene una historia demasiado definida sino que se basa en puro lore, conversaciones con NPCs, y mucha teoría, pero el comienzo es algo que todo tenemos claro.

Los dragones eran los señores del mundo mientras los humanos vivíamos bajo tierra en las tinieblas, hasta que un día de la nada surgió La Primera Llama, y con ella llegó la luz, hubo 4 seres que se acercaron a ella y consiguieron su poder, Gwyn, el Rey; Nito, el primer muerto; La Bruja de Izalith y sus hijas; y el Furtivo Pigmeo, y gracias a ello, se rebelaron, salieron a la superficie y derrotaron a los dragones, con la ayuda de Seath el Descamado, que traicionó a su especie. Así empezó la era del fuego y la era del hombre hasta que un día la llama empezó a apagarse, y estos, ahora considerados dioses, temían que su era se acabase, así que Gwyn partió a enlazar la Llama y alargar su vida, lo consiguió, pero lo pagó con su vida, y tras mucho tiempo, la Llama de nuevo vuelve a empezar a apagarse y los No Muertos se dirigen a Lordran como dice la profecía, esperando que uno sea el Elegido y logre enlazar de nuevo la Llama y evitar la Era de la Oscuridad.

Jugabilidad y mecánicas

Parece un apartado superfluo en un remaster, dado que la jugabilidad es la misma que la original de hace 7 años, pero no se queda en el simple lavado de cara gráfico e introduce algunas mejoras.

Como principal aliciente Dark Souls Remastered tenemos los 60fps estables durante todo el juego, una mejora que rejuvenece bastante la jugabilidad, dado que la agilidad y rapidez de los siguientes hace difícil volver a este, 60 fps que se cumplen incluso en las zonas famosas por los bajones, como Nuevo Londo o Ciudad Infestada.

Pero las mejoras no sólo se limitan a la cantidad de frames por segundo, sino que han incluido un par de avances que se agradecen y hacen menos pesado ciertos aspectos del juego. Hablamos de poder acceder a los pactos desde una pestaña nueva añadida a las hogueras y de poder cambiar de pacto sin tener que ir al lugar donde se encuentra. Otra mejora que va bastante de la mano de esta, es que cuando se selecciona un objeto, ya sea para ofrecerlo a un pacto o para consumirlo, no es necesario ir de uno en uno y te permite seleccionar el número de objetos que desear emplear, algo que los jugadores del original hubiéramos agradecido muchísimo en su entrega original, ya que entregar 30 humanidades por ejemplo, de una en una, no era demasiado emocionante.

DARK SOULS REMASTERED - ANÁLISIS

También hay que mencionar, aunque lo desarrollaré más adelante, la ampliación del número de jugadores para jugar online en el mismo mundo.

Y por último, y perteneciente también a la jugabilidad, esta vez de forma negativa, hay que hablar de algún que otro bug, que esperemos que arreglen más adelante. Algunos de los que yo personalmente he encontrado, van desde lo inocente como un fallo en el código de una descripción de un objeto.

Análisis Dark Souls Remastered

Hasta alguno que puede resultar molesto, como puede ser imposibilitarte usar la modificación de armas en el herrero, o algún combate en que un enemigo caído levita como podemos ver en la siguiente captura.

DARK SOULS REMASTERED - ANÁLISIS

Apartado gráfico

Sin duda alguna, el plato fuerte de todo juego que se venda como remastered ese un buen lavado de cara. Una vez empiezas el juego notas la diferencia, ya sea por los detalles en paredes, puertas, las animaciones de las llamas... La verdad es que en este apartado cumple bastante bien, aunque hay algún punto que solucionar, como un brillo azulado que sale en las armaduras cuando atraviesas algún lugar oscuro, o las sombras de los enemigos, que atraviesan techos y paredes y puede llevar a confusión.

Al igual que en la entrega original, los modelados y la ambientación cumplen con creces introduciendo a los jugadores en un mundo que pondrá a prueba su paciencia.

DARK SOULS REMASTERED - ANÁLISIS

Modo online

Llegamos a otro apartado del juego original que han retocado, en este caso sin mecánicas nuevas, pero que sí ha aumentado en número de jugadores. En el original se contaba con un máximo de 4 jugadores, y en esta revisión remasterizada el máximo es de 6 personas, incluido el Coliseo ubicado en el DLC Artorias del Abismo, que ahora también permite batallas por equipos de 3vs3.

En cuanto al combate en sí, deja una sensación agridulce pero mejor que el original, se nota más fluidez gracias a los 60fps y cierta mejora del hitbox, que evita algunos golpes injustos al esquivar o bloquear que sí había en la versión anterior. Pero la mejora no es total, y no han podido arreglar todos los fallos del original, dado que en éste aún surgen apuñalamientos por la espalda desde el lado, que siguen haciendo una epopeya sobrevivir cuando te invaden.

A modo de crítica constructiva nos gustaría que hubiesen añadido un acceso al Coliseo desde la Hoguera mediante algún objeto, tal y como se vio en Dark Souls III, y no hacer necesario tener que llegar a la mitad del DLC cada vez que quieras entrar allí tras cada NG+. Y es que ya que han añadido algunas ventajas como acceder a Pactos desde la Hoguera, también podrían haber añadido lo que hemos comentado. 

Conclusión

Dark Souls Remastered es un juego muy recomendable, sobre todo para los que en su día no hayáis podido jugarlo, y directamente no os hayáis atrevido por su fama de juego imposible. Si nunca lo has probado esta es la oportunidad, en cambio si ya te lo pasaste en su día y no eres un incondicional de la saga es un título del que puedes pasar, pero para los fans de los Souls era una cita que no podíamos perder, para los que disfrutan del PVP también es una buena noticia por el aumento del número de jugadores, ya podrán sacarle mayor partido.

Jesús Astorga Sánchez

Jesús Astorga Sánchez

Jugador desde que tengo memoria, incluso antes, juego casi cualquier género y saga, siempre buscando algo bueno que jugar. Para matar el aburrimiento nada como Metal Gear, Final Fantasy y los Souls.
Si quieres contactar conmigo: Twitter | Facebook | Escríbeme

2 comentarios:

  1. No sé no sé... es una buena oportunidad para darle si no se ha jugado, pero como dices si ya lo has jugado no merece mucho la pena el salto, sobre todo en PC donde el DSFix ya hacía todo esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No olvidemos que es un Remaster, al fin y al cabo es el mismo juego, por lo menos a este le han añadido alguna mejora pequeña a agradecer, pero sigue siendo el mismo juego al 99%.
      Yo no pude evitar comprarmelo porque siempre es buena oportunidad para mi para volver a jugarlos.

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.