PROBE: A GAME DEV EXPERIENCE - ANÁLISIS EN PS5 | Cosas de Chicas Gamers

PROBE: A GAME DEV EXPERIENCE - ANÁLISIS EN PS5

Añade este post a una revista de Flipboard

Análisis de Probe: A Game Dev Experience en PS5

Bienvenidos a la experiencia (simplificada) de la vida de un desarrollador de videojuegos gracias a este análisis de Probe: A Game Dev Experience en PlayStation 5. Os recomiendo que empecéis a refrescar vuestros conocimientos de Scratch y os arméis de paciencia para ensamblar unos cuantos modelos 2D y 3D... lo vais a necesitar para poder conseguir acabar este serious game sin abandonar a las primeras de cambio.

Diseñando mundos virtuales

Probablemente muchos jugadores a lo largo y ancho del mundo han tenido alguna vez esa sensación de querer cambiar aspectos de algunos de los juegos que han probado a lo largo de su vida: una iluminación que no te convencía, esa inteligencia artificial deficiente de algunos de los enemigos con los que te enfrentas o ese modelado que no te acababa de convencer... en definitiva todos esos elementos que crees que podrías mejorar pero nunca hubieras pensado que tienes capacidad para poder hacerlo.
Análisis de Probe: A Game Dev Experience en PS5
Oficina no apta para alérgicos

Pues Probe: A Game Dev Experience viene a paliar precisamente ese hueco que no se encuentra habitualmente representado en el mundo de los videojuegos salvo contadas excepciones (como por ejemplo Game Dev Story). La combinación de la experiencia docente de Voxel School (junto a su laboratorio de innovación Voxel Labs), el músculo técnico de la UTEC y HP, han conseguido llevar a buen puerto este proyecto del programa PlayStation Talents que intenta promover propuestas innovadoras como la que nos ocupa.

Dos años de desarrollo, y seguramente mucha ilusión por publicar un videojuego, han sido suficientes para traernos este juego híbrido pensado para jugar con las gafas VR de PlayStation, y en caso de no tenerlas, o con nuestro DualShock/DualSense. Para el caso de este análisis hemos utilizado el DualSense y aunque se puede jugar sin problemas, se nota que no ha sido la interfaz con la que se pensó originalmente el juego.
Análisis de Probe: A Game Dev Experience en PS5
Nuestro productor vive en un mundo ideal

Tenemos chico nuevo en la oficina

El juego nos pone en la piel de una persona que acaba de encontrar trabajo en un estudio de videojuegos y se enfrenta a sus primera tareas dentro del estudio. Para ello va a tener que ir visitando las diferentes salas de la oficina y conociendo a todos los responsables de las principales áreas que conforman el desarrollo de un videojuego... y como buen chico de los recados que eres vas a tener que aprender los conceptos básicos de cada una de las disciplinas.
Análisis de Probe: A Game Dev Experience en PS5
Pues yo sólo conozco el Kit Kat y gracias...

Las tres disciplinas principales del desarrollo de videojuegos con las que el recién llegado va a trabajar son:
  • - Iluminación de escenas: Tendremos que colocar diferentes focos de luz para iluminar correctamente una escena.

  • - Modelado 2D/3D: Vamos a aprender conceptos básicos sobre el modelado creando personajes a partir de partes predefinidas tanto en 2 dimensiones como en 3 dimensiones. 

  • - Programación de la lógica/comportamiento de personajes: En este caso aprenderemos a programar una pequeña máquina de estados para conseguir que nuestro personaje se mueva y alcance sus objetivos.

Cada vez que hablemos con uno de los responsables de estas tres áreas pasaremos a jugar una serie de minijuegos relacionados con el tema que irán complicándose a medida que avancemos en los mismos. No son especialmente complicados pero si que es cierto que los minijuegos de programación pueden costarnos algo más si no se tienen nociones básicas sobre desarrollo SW.
Análisis de Probe: A Game Dev Experience en PS5
Esta vaca está muy loca

Blood, sweat, and pixels

El juego usa una perspectiva en primera persona (típica de los juegos de VR) para que podamos observar los detalles del mapeado por el que nos vamos a mover. Un mapeado ciertamente reducido y centrado en las oficinas del estudio de videojuegos ficticio que se representa en el juego.
Análisis de Probe: A Game Dev Experience en PS5
Cualquier excusa es buena para jugar al Candy Crush en el curro

Nuestro interfaz con el mundo es una especie de gamepad hecho a mano que aunque de primeras no parece la mejor opción, con el paso del tiempo nos damos cuenta que es útil para no perdernos en la perspectiva que vamos a tener en los minijuegos. Nos vamos a poder mover con los sticks por toda la oficina y gracias al sensor de movimiento de nuestro DualSense podremos cambiar nuestro punto de vista. Por desgracia este uso del sensor de movimiento tiene un efecto colateral, y es que tendremos que hacer uso de la función de recentrado de nuestro mando de forma habitual.

No estamos antes un juego con un apartado técnico impresionante aunque es suficiente para representar los aspectos que se querían resaltar en el juego. El sonido tampoco es algo destacable centrándose únicamente en un tema que suena recurrentemente y sin disponer de voces para los personajes que se presentan a lo largo de nuestra aventura.
Análisis de Probe: A Game Dev Experience en PS5
De aquí directo a Naughty Dog

Los textos que se presentan a lo largo del juego son en castellano aunque se me antojan insuficientes en algunos casos dónde se agradecerían algunas explicaciones adicionales con información extra de las tareas que vamos realizando.

Conclusión

Es difícil valorar un juego de estas características, más pensado para un propósito educativo que para el entretenimiento. Sin embargo, sí que se nota la intención de Voxel Labs por intentar despertar la chispa de la curiosidad a todo aquel que se acerque a este Probe. 

También se nota el esfuerzo por intentar representar en el videojuego (dentro de las limitaciones técnicas evidentes del título) aspectos fundamentales en los que se basaría cualquier master que se puede impartir sobre la materia. Este aspecto no es especialmente desdeñable, ya que el mundo del desarrollo no es precisamente idílico y conlleva en muchas ocasiones bastantes sinsabores y un continuo aprendizaje.
Análisis de Probe: A Game Dev Experience en PS5
Amén hermana

Creo que este juego estaría recomendado para todos aquellos que tengáis curiosidad por aprender algunos conceptos básicos acerca de lo que se esconde detrás de la cortina de un videojuego. Los minijuegos que se plantean en cada una de las tres áreas principales del desarrollo ayudan a comprender qué incluso cosas muy básicas pueden traer problemas difíciles de resolver. El hecho de que sea compatible con VR y que vaya a formar parte de los juegos del Plus de Octubre creo que ayudarán también a que mucha gente se acerca por curiosidad a esta propuesta innovadora. 

Probe: A Game Dev Experience estará disponible como parte del programa PlayStation Plus para PlayStation 4 y PlayStation 5.

Lo mejor

- La propuesta original de formar parte del desarrollo de un videojuego
- Los minijuegos de lógica de programación

Lo peor

- El centrado del mando, algo que realizarás demasiadas veces
- La interfaz con el mando está poco trabajada y resulta confusa en ocasiones
- La duración del juego (entre 1 y 2 horas) y la poca cantidad de contenido
JuanMa Luengo

JuanMa Luengo

Miembro de la Orden Jedi dispuesto a perderse en mundos virtuales desde que tiene uso de razón. Cuando tengo tiempo libre me dedico a disfrutar de una cantidad ingente de pasiones que van desde los comics a la música clásica pasando por las series de más rabiosa actualidad.
Si quieres contactar conmigo: Twitter

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.