LYSFANGA: THE TIME SHIFT WARRIOR - ANÁLISIS EN PC

Añade este post a una revista de Flipboard

Lysfanga: The time shift warrior - Análisis en PC

Mueves la hoja de tu espada en un movimiento rítmico constante acabando con todos tus enemigos hasta que en un descuido una espada te atraviesa acabando con tu vida... ¿Pero ese es realmente el final? Para descubrirlo vas a tener que acompañarnos en nuestro análisis en PC de Lysfanga: The time shift warrior, y ya os vamos adelantando que es una de las sorpresas indies de este año.

El tiempo en sus manos

Aparte de desarrollar grandes juegos en los últimos años, Quantic Dream ha decidido crear su propio sello editorial para dar cabida a todos aquellos pequeños estudios que desean publicar su videojuego. Este sello, de nombre Spotlight, se encarga de asesorar a los estudios y ayudarles en la parte técnica si es necesario como si fuera una suerte de incubadora para todos aquellos que quieren cumplir su sueño de triunfar en este difícil mundo. Gracias a eso vamos a tener con nosotros en próximas fechas el proyecto de un pequeño estudio francés surgido desde el mundo universitario y cuyo nombre es Lysfanga: The time shift warrior. Sand Door ha estado trabajando duro durante unos años para evolucionar su proyecto y muestra de ello han sido los diferentes materiales que han ido liberando y que ya dejaban intuir que estábamos ante uno de esos videojuegos que van a marcar tendencia.
Lysfanga: The time shift warrior - Gemelos
Los gemelos golpean dos veces

Lysfanga es un hack'n'slash de un jugador con un componente estratégico usando una perspectiva isométrica. Está ambientado en un mundo antiguo que recuerda mucho a cuentos sacados de las mil y una noches, donde una gran guerrera llamada Imë (la lysfanga o la portadora de la luz) tiene la misión de ir a investigar si las ciudades antiguas de Mayura se encuentran en peligro por culpa de un demonio antiguo y muy peligroso. Después de un primer encuentro con una horda de demonios, muere y es rescatada por una diosa que le otorga unos poderes que la permiten luchar con varias copias de sí misma, llamadas remanentes, para que el resultado del combate caiga siempre de nuestro lado. De esta manera y encontrando varios aliados a nuestro paso, tendremos que ir abriendo camino por las viejas calles de las ciudades antiguas y acabar con ese peligro que nos acecha... Y quién sabe si volvernos a encontrar con nuestro hermano  Kehör, de quien pensábamos que estaba desaparecido.
Lysfanga: The time shift warrior - Ciudad sellada
Si alguien sella algo... Por algo será

Y es que en este Lysfanga vamos a encontrarnos con unas mecánicas de combate de lo más original. En cada combate vamos a tener un tiempo limitado en el cual hay que acabar con todos los enemigos, pero no hay que hacerlo en el primer intento sino que tendremos que mezclar los diferentes intentos que hacemos para acabar con ellos. Cada uno de esos intentos se quedan guardados para el siguiente intento consiguiendo que podamos usar cada remanente (nuestro yo de cada intento) para hacer diferentes propósitos mientras nosotros en tiempo real hacemos otra cosa. Aunque parece complicado de explicar es muy sencillo de poner en práctica y los combates se convierten en algo realmente estratégico, ya que tenemos que decidir a qué enemigos atacar en cada intento e incluso si queremos que un intento no sea más que una maniobra de distracción para algún enemigo especialmente duro.
Lysfanga: The time shift warrior - Combate
Los amigos de mis enemigos son mis enemigos

Se acaba el tiempo

Nuestra misión en el juego es ir explorando las ciudades antiguas durante el transcurso de 3 actos (y un epílogo) que nos llevarán a descubrir el misterio que se oculta detrás de ese supuesto demonio antiguo que se ha liberado y que tiene que ver con nuestro hermano que creíamos desaparecido. El mapeado del juego no es especialmente intrincado, pero sí que es cierto que muchas veces vamos a tener la sensación de estar perdiéndonos cosas porque no hay indicaciones de dónde debemos ir. Eso hace que el componente de exploración para encontrar ciertos coleccionables no sea tan satisfactorio como debiera... Pero es una cuestión de acostumbrarse a volver a determinados sitios y buscar rutas alternativas. Cada vez que lleguemos a una zona con enemigos, el juego se para y nos da la oportunidad de revisar el campo de combate para elegir cómo vamos a querer lanzar nuestras intentonas con cada uno de los remanentes. Además, tendremos que elegir qué arma/hechizo usamos para cada ocasión, ya que los resultados pueden ser totalmente distintos.
Lysfanga: The time shift warrior - Poderes temporales
Controla lo horizontal y lo vertical

Los poderes que nos ha otorgado la diosa son increíbles, pero tienen una contrapartida y es que deberemos ser bastante ágiles a la hora de tomar decisiones porque el tiempo es finito y además en cada intento podemos morir antes de que se acabe ese tiempo. Por suerte, vamos a contar con una serie de ayudas para que sea un poco más llevadera nuestra experiencia. Esas ayudas vienen en forma de nuevas armas, hechizos y runas entre otras que permiten acabar con nuestros enemigos mucho más rápido o incluso que tengamos una defensa mejor de los mismos. Como ya decíamos anteriormente es importante elegir con cuidado qué llevamos equipado, ya que el devenir de nuestras decisiones en combate puede depender de ello.
Lysfanga: The time shift warrior - Remanentes
Yo, yo misma y mis remanentes

A lo largo de nuestra aventura vamos a encontrarnos con unos cuantos aliados, en forma de golems mecánicos, que nos van a permitir comerciar con ciertos recursos como modificaciones estéticas de tu armadura o repetir combates aplicando varios modificadores que lo hagan mucho más desafiante. Algunas de estas cosas no van a estar disponibles de inicio y tendréis que avanzar en vuestra aventura hasta que se desbloqueen. Todo esto ocurrirá en una suerte de refugio al que podréis acceder desde cualquier punto de teletransporte, los cuales, se irán desbloqueando a medida que exploremos los escenarios del juego. Lo mismo ocurrirá con los anteriormente mencionados coleccionables, que son de varios tipos y nos van a servir tanto para conocer más de la historia del título como para mejorar las características de Imë. Particularmente interesantes son los fragmentos de remanente que al recopilarlos nos generan una nueva posibilidad de intento durante los combates.
Lysfanga: The time shift warrior - Enemigos
El tamaño sí importa

En cuanto a las armas podemos deciros que se irán desbloqueando conforme avancemos y cada una de ellas será más destructiva que la anterior. Eso se unirá a la posibilidad de desbloquear unos ataques especiales que podrán ser usados también durante el combate. Como ocurre con los hechizos y el arma, no se van a poder cambiar durante el combate así que elegid bien qué combinación es la más adecuada. Los combates tienen un fuerte componente de rejugabilidad al poderse repetir para mejorar el tiempo en el que hemos acabado con nuestros enemigos o probar estrategias para ver si son más efectivas que las que hemos utilizado previamente. Por opciones y modos de juego no nos vamos a poder quejar desde luego.
Lysfanga: The time shift warrior - Complicaciones
Esto se ha descontrolado

Un cuento de las mil y una noches

¿Y qué puntos son mejorables? Quizás el punto más débil del juego sea la historia, ya que no es tan memorable como podríamos esperar de un juego apadrinado por Quantic Dream. En este caso la historia es una mera excusa para plantear la idea jugable y por sí misma no tiene la dimensión necesaria como para atraer a los jugadores. Si bien es cierto que intenta al menos darle un tono de misterio por la involucración del hermano de la protagonista con cierto personaje que no podemos desvelar, es bastante previsible lo que va a acabar ocurriendo en la parte final. Sin embargo, todo este aspecto se compensa por el innovador modo de combate que invita a jugar de manera continua.
Lysfanga: The time shift warrior - Hermano
El hermano díscolo

Otro aspecto que se ha cuidado bastante es el visual, con unos escenarios bastante atractivos (aunque algo vacíos) que recuerdan en cierta manera al ya clásico de Supergiant Games, Hades. Aunque esta propuesta es bastante más modesta que el juego anteriormente mencionado, se nota que se han inspirado en ciertos aspectos para darle vida a este Lysfanga. 

Las animaciones de los personajes y enemigos están también bastante trabajadas y dada la variedad de estos últimos se puede decir que es un trabajo más que correcto de este estudio novel francés. Además, han elegido usar imágenes estáticas muy de cómic para los diálogos, que la verdad es que quedan realmente bien para la estética del juego.
Lysfanga: The time shift warrior - Escenarios
Tiempo de rezo

En el aspecto sonoro hay que destacar también el buen uso de la música para las diferentes situaciones que se producen en el mismo. Cambios entre música más frenética para los combates a música más relajada para la exploración, pero siempre como tónica común un marcado tono arabesco a juego con la estética de Lysfanga. Otro aspecto no tan positivo es el no doblaje al castellano, aunque sí que se ha optado por traducir los subtítulos y los menús del mismo. Últimamente se está convirtiendo en una constante el no doblar este tipo de trabajos y la verdad es que da cierta pena porque en este caso el doblaje no era especialmente extenso.
Lysfanga: The time shift warrior - Diosa
Pues ya me estás dando más

Y por si fuera poco, os vamos avisando que no vais a necesitar un PC especialmente moderno para jugarlo. Sus especificaciones recomendadas son bastante modestas e incluso va a funcionar perfectamente en una Steam Deck con lo cual sospechamos que va a salir como verificado en cuanto esté disponible el 13 de febrero en la tienda. De hecho, algunas de las capturas del juego que acompañan a este análisis han sido realizadas a través de una Steam Deck.
Lysfanga: The time shift warrior - Jardines
La de agua de riego que deben gastar aquí

Conclusión

Lysfanga: The time shift warrior es realmente divertido y desafiante. Las mecánicas de combate son muy originales y están muy bien implementadas resultando muy sencillo que el jugador empiece a experimentar estrategias para conseguir acabar con todos los enemigos en un tiempo limitado. Si os gustan los hack'n'slash, pero os faltaba un cierto componente estratégico, este va a ser el juego que os va a entretener y desafiar durante unas cuantas horas.

Lysfanga: The time shift warrior estará disponible el 13 de febrero para PC (Steam y Epic).

Lo mejor

- Las mecánicas de combate
- El componente estratégico divertido y desafiante
- El diseño de escenarios 
- La variedad de enemigos

Lo peor

- Una historia algo simple
- No disponer de un mapa para explorar mejor el escenario


Este análisis se ha realizado en dos PC con las siguientes características:

Equipo de sobremesa
- Sistema Operativo: Windows 11
- Procesador: Intel Core i7-6700 CPU @ 3.40GHz
- Tarjeta gráfica: Nvidia GeForce GTX 1070
- Memoria RAM: 32 GB

Steam Deck 512GB
- Sistema Operativo: Steam OS (Arch Linux)
- Procesador: Zen 2 4c/8t, 2.4-3.5GHz
- Tarjeta gráfica: 8 RDNA 2 CUs, 1.0-1.6GHz
- Memoria RAM: 16GB
JuanMa Luengo

JuanMa Luengo

Miembro de la Orden Jedi dispuesto a perderse en mundos virtuales desde que tiene uso de razón. Cuando tengo tiempo libre me dedico a disfrutar de una cantidad ingente de pasiones que van desde los comics a la música clásica pasando por las series de más rabiosa actualidad.
Si quieres contactar conmigo:  Sígueme en Twitter | Sígueme en Instagram

No hay comentarios: