TORN AWAY - ANÁLISIS EN NINTENDO SWITCH

Añade este post a una revista de Flipboard

Portada análisis Torn Away en Nintendo Switch

Acompañadnos en este análisis de Torn Away para Nintendo Switch, una aventura indie del estudio perelesoq, que nos pone en la piel de Asya, una niña de 10 años en mitad de la II Guerra Mundial.

No contaréis con armas con las que defenderos, tampoco elementos con los que luchar, solo con la compañía del camarada manoplas para ayudaros a sobrevivir, ¿lo conseguiréis?

La guerra no cambia nunca

Todo parece idílico. El canto de los pájaros acompañan una suave melodía hacia el interior de la casa de Asya, la familia come tranquila, ¿qué hija no querría eso? No tendremos mucho tiempo para admirar la escena, porque, pronto, el aviso con el comienzo de la guerra romperá la paz. Su madre permanecerá en la mesa, pero su padre se esfumará ahí mismo, debiendo partir para prestar servicio en el frente.

Asya y sus padres comen tranquilos en casa

Con esta escena inicial, perelesoq marca la pauta para lo que nos vamos a poder esperar a continuación. Un juego centrado por completo en la narrativa que pretende llevarnos de la mano por la II Guerra Mundial a través de los ojos de una niña de diez años, que, tal y como nos dicen los desarrolladores en su página, no puede ni quiere luchar.

Cuando consigamos el control, el tiempo habrá pasado. Será el cumpleaños de nuestra madre y querremos aportar algo de luz a los tiempos tan oscuros que les ha tocado vivir. Despertamos en nuestro cuarto, con la única compañía de dos de nuestros amigos: Arkady, un caballito de madera, y Madame, una muñeca algo borde que solo quiere que la dejemos tranquila.

Asya despierta en su habitación

No sabremos por qué, pero hemos roto la lista en la que habíamos apuntado todo lo necesario para la celebración del cumpleaños y que hemos dejado esparcido por toda la habitación. Nos ayudarán -al menos uno de ellos- a recuperarla y repararla. Con la excusa de buscar los pedazos perdidos, aprenderemos los controles básicos para manejar a Asya. Investigaremos la habitación, nos podremos agachar y saltar, para ir seleccionando los elementos con los que queramos interactuar. Estos se iluminarán cuando coloquemos el cursor sobre ellos y que nos ayudará a resolver los puzzles. Podremos, claro está, pedir pistas con ZR por si nos perdemos.

El primer puzzle

Una vez consigamos repararla, abandonaremos la habitación y entraremos al salón, donde empezaremos a preparar todas las cosas que no hacen falta. La más importante de todas: remendar al que será nuestro compañero durante la aventura, al camarada manoplas. Nuestro pepito grillo particular.
Camarada manoplas
"Me queda como un guante"

¿Recordáis a Madame? Pues habremos preparado todo lo necesario para la fiesta y nuestra recompensa será que ella eche todo por tierra. La voz oculta de Asya que se manifiesta a través de la muñeca. No somos más que una niña, obligada a madurar antes de tiempo por las vicisitudes del conflicto. Volverán a caer las bombas, justo como pasó cuando nuestro padre se marchó a filas, marcando un nuevo cambio en la vida de Asya. Estaremos solas y todo se nos habrá venido encima.

Sigue nadando, sigue nadando

Hasta ahora hemos tenido lo que podría ser el tutorial. A partir de otro avance en el tiempo, comenzará la aventura de verdad. Tendremos que correr a través de la nieve y alcanzar al que queremos convertir en un nuevo amigo: una liebre, que huirá de nosotros/as.

Asya debe atravesar la nieve

Empezaremos a intercalar zonas de scroll lateral en las zonas abiertas con las exploraciones en los interiores, donde nos podremos mover por toda la habitación, y momentos en primera persona en los que se intenta sumergirnos en la atmósfera.

La persecución de la liebre solo puede terminar de la forma que cabría esperar, con la aparición de los soldados alemanes de los que tenemos que escapar. Esta será la constante durante prácticamente todo el juego. Usa el sigilo, esquívalos, y sigue avanzando.
Aparecen los soldados alemanes
La luz de las linternas marcará cuando podemos continuar y cuando no

Iremos viendo los últimos momentos de Asya en el campo de concentración, que se intercalarán con su huida a través de Alemania y Polonia para llegar hasta lo que le queda de familia. Atravesaremos todo tipo de escenarios, como el mismo bosque o alguna ciudad alemana en la que no seremos del todo bienvenida, con el objetivo de vivir. Los soldados no serán la única amenaza; animales salvajes o el hambre también estarán presentes. Por el camino también encontraremos varios desconocidos de los que no sabremos sus intenciones, pero que podrían llegar a ser buenos aliados.

Los lobos acechan


Voy a dibujar mis platos favoritos, así podré verlos

Junto a la historia, el punto fuerte de esa casi novela visual interactiva, lo acompaña un arte personal y único, que crea la atmósfera perfecta para ponernos en la piel de Asya y que afianza ese estilo de realismo socialista tan presente en la Unión Soviética. Se une el 2D al 3D para brindarnos una experiencia cautivadora. Todo coronado con una banda sonora muy bien cuidada y perfecta para todas las penurias que vamos a tener que afrontar. Además, si buscamos la inmersión perfecta, cuenta con doblaje al ruso, junto al doblaje en inglés, aunque todos los textos los podemos disfrutar en español.

Uno de los sustos de Asya

Puede deberse a que el análisis se ha hecho en Nintendo Switch, pero en alguna ocasión me he encontrado con algún bug visual o de iluminación, al igual que alguna animación que se veía extraña, como es el salto de Asya o la obligación de pasar por una animación para escalar que rompe la fluidez en ciertos puntos. También me he encontrado con alguna bajada de rendimiento, pero nada que pueda opacar la increíble experiencia que se vive en este Torn Away.

Su punto más flojo puede ser la simpleza de sus mecánicas, porque, aunque la protagonista no quiera ni pueda luchar, podremos tirar abajo árboles o columnas para cruzar por diferentes zonas, o blandir un hacha para ayudarnos, de forma tan simple como mantener pulsado un único botón (La Y en el caso de Switch) hasta que se complete la acción.

Demostrad vuestras habilidades artísticas con el dibujo de Asya
Aunque sea simple, colorear no es lo mío.

Los puzzles corren la misma suerte. Apenas vais a tener que pensar mucho para resolver cada situación que se nos plantea. Casi siempre tendremos todo a mano y, si no, solo habrá que buscar un poco en la habitación donde estemos. Solo un puzzle cerca del final del juego necesitó algo más para poder llegar a su conclusión. Además, contaremos con la ayuda de Manoplas para guiarnos un poco. No os preocupéis, no es de esos que se hace pesado escucharle y quieres que se calle (cof cof Atreus cof cof). Incluso llegaréis a echarle de menos una vez termine.

Contaremos con la ayuda de un diario para recoger la información

Junto al camarada Manoplas, Asya irá escribiendo un diario, al que podremos acceder en todo momento, donde plasmará todas las cosas que viváis, tanto para recoger las notas que encontraremos a lo largo de nuestro avance como algo de información extra para completar el mundo y que recomiendo por completo dedicar un rato a leer. Los textos estarán junto a nuevos dibujos igual de bonitos que los escenarios, de los que merece la pena pararse a admirarlos. Escritos en ruso, podréis seleccionarlos para que sea el juego quien los traduzca.

Conclusión

Estaréis controlando a una niña obligada a crecer antes de tiempo, a tener que enfrentar la realidad de lo que supone una guerra sin que puedas hacer nada más que pasar de puntillas por ella para intentar sobrevivir. No os esperéis una historia alegre a lo largo de sus veintiséis episodios, porque vais a necesitar los pañuelos.

Disfrutaréis de preciosos escenarios a través de los cuales querréis guiar a Asya hasta su familia. En esta aventura, que no os durará más de 4 o 5 horas, podréis ver una realidad que no se suele contar, donde dispondréis de vuestra habilidad para sobrevivir.

Torn Away ya está disponible para PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series, Nintendo Switch y PCSi os gustan juegos como LimboAmerican Arcadia o Little Misfortune, no os lo perdáis.

Lo mejor

- Una historia cautivadora que te mantendrá pegado a la consola
- El arte, dibujado a mano, le da una personalidad única
- Su duración permite disfrutar del juego sin que se convierta en algo repetitivo

Lo peor

- La simpleza de sus puzzles
- La traducción a veces fallaba, con palabras que no correspondían a lo que debía ser
Sergio Díaz

Sergio Díaz

Desde pequeño aprovechaba cada fin de semana para alquilar un videojuego. Me fui decantando por los de gran peso narrativo. La lista es larga, pero Night in the woods, Blasphemous, Dragon Age, Fallout: New Vegas o Animal Crossing tienen un hueco especial en mi corazón. Fue la narrativa la que me abrió el camino a intentar crear mis propias historias e, incluso, a masterear partidas de rol como Dungeon Master.
Si quieres contactar conmigo:  Sígueme en Twitter

No hay comentarios:

¡Estamos migrando a Wordpress mientras tanto puedes seguirnos en redes!