THE GAME AWARDS 2022 - NUESTRAS APUESTAS | Cosas de Chicas Gamers

THE GAME AWARDS 2022 - NUESTRAS APUESTAS

Añade este post a una revista de Flipboard

Apuestas del equipo de redacción de Chicas Gamers para The Game Awards 2022

Un año más llega The Game Awards, una gala que este año estará marcada por el apasionante duelo por el reconocimiento a mejor juego del año entre God of War Ragnarok y Elden Ring, y como no, las sorpresas a las que nos tiene acostumbrados. Desde la redacción de Chicas Gamers nos queremos mojar una vez más en decir quién queremos (o desea) que sea el juego o personalidad ganadora de cada nominación. 

¿Quién acertará más de la quiniela? Te invitamos a que veas nuestras apuestas y que nos digas las tuyas en comentarios.

La quiniela de Chicas Gamers en The Game Awards




Álvaro

Pese a que 2022 no ha sido un año en el que se haya asentado totalmente la nueva generación, a última hora llega para agregarse a la lista de los nominados God of War Ragnarok, que amenaza como un titán con hacerse con gran parte de los galardones. Pese a la presencia de este dios nórdico, hay títulos que intentan hacerse con algún hueco en alguna candidatura como A plague Tale: Requiem, el cándido Tunic o nuestra querida y esperada Bayonetta 3, que creo serían candidaturas más que merecidas. 

Lo si que tengo claro es que, pese a que mucha gente tiene muchas ganas del Resident Evil 4 Remake, el juego más esperado es, y será siempre, el incombustible The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom, al igual que en juegos como servicio lo será Final Fantasy XIV. Estas cosas se me dan fatal y como pitoniso no tengo buen futuro jejeje, pero a ver qué tal se me da este año.

Antonio

Cuando hablamos del 2022 hablamos de la promesa de uno de los mejores años de todos los tiempos y aunque los retrasos se han llevado alguna de las grandes obras al siguiente, no podemos negar que la calidad y el gusto en las publicaciones.

La gran sombra para batir en los primeros meses ha sido, sin duda, el Elden Ring, la consagración de From Software y el paso necesario de su fórmula al mundo abierto. Poquito antes ya había llegado Horizon Forbbiden West, destacado también y con un nivel gráfico espectacular, pero que se ha visto opacado en muchas listas por la gran publicación de Sony: God of War Ragnarök, demostrando que Santa Mónica ha logrado darle la vuelta al personaje original de la saga con una entrega que eleva la narración y las temáticas a otro nivel (siendo el posible Goty del año).

Nintendo, por su parte, nos trajo dos juegos de Pokemon (Arceus y Españita) que han logrado que muchos fans alcen la voz por sus fallos gráficos y técnicos. Además, tras tantos años, el Kirby y la tierra olvidada mantiene el gusto de los originales y se muestra como un reto para conseguir su 100%.

Pero no puedo olvidarme de juego más pequeños, aunque no por ellos menos interesantes. El Tunic y el Cult of the Lamb fueron grandes descubrimientos que han entrado en mi top de diversión, aunque el primero ha logrado tocar la fibra sensible y nostálgica. Stray muestra un gatito bastante realista que logró hacer maullar a mis michis con sus sonidos, justo contrario al caso de Endling y su destructiva narrativa emocional. Inscryption, por su parte, mantuvo la tensión con su oscura e intrigante historia. Obsidian regresó por partida doble con el parche 1.0 de Grounded (para jugar en multi) y el Pentiment, juego con un gusto por el detalle fantástico. Y acabaré con el gran Immortality, una propuesta genial que perfecciona su estilo (aunque no para todos los públicos).

Y habrá mucho más, pero no hay tiempo para todo. Sin duda, grandes juegos como A Plague Tale: Requiem o Mario + Rabbits se me han quedado en el tintero y es probable que tengan fuerte competencia con los nuevos lanzamientos para 2023. The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom, Resident Evil IV Remake, Silent Hill, Fire Emblem, Ark 2, Starfield… ¡Qué maravilla!

Estela

Para mí el año 2022 ha sido muy malo en general, pero en el mundo de los videojuegos tampoco es que haya brillado en exceso salvo esta última parte y porque ha llegado un juegazo con todas las letras llamado God of War Ragnarok, al igual que otros como A Plague Tale Requiem o Bayonetta 3. El año empezó prometiendo con Horizon Forbbiden West y Elden Ring, pero en mi caso nada más lejos de la realidad. El primero porque nunca he sido fan de Aloy, la jugabilidad del primer juego me resultó aburrida y todavía no he empezado su continuación, y el segundo porque me pareció un tremendo copy paste de otros juegos de la saga Souls y de él mismo, pero en un mundo abierto, no entiendo quién lo defiende porque es que además llegó lleno de bugs, pero bueno, ya se sabe que hay comunidades tóxicas.

Por la parte indie, voy a destacar a mi querido Cuphead con su expansión The Delicious Last Course, que volvió a suponer un reto y una alegría por partes iguales. Además, Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder's Revenge o Stray (al que aún le tengo que echar las garras) han sido otros de los juegos destacados en este apartado.

En cuanto a las decepciones, ha habido varias como Babylon's Fall, un juego que se lanzó en enero y ya ha cerrado sus servidores, Gotham Knights, título que quiso parecerse a la saga Arkham y no le ha llegado ni a la suela del zapato o quizá uno de los más sonados, Pokémon Escarlata y Púrpura, que ha venido cargado de bugs, pero que por misterios de la vida se justifican cuando hay a otros como Cyberpunk 2077 se les crucifican.

En cuanto al futuro, parece esperanzador con anuncios tan esperados por los fans como un remake de Silent Hill 2, el nuevo Final Fantasy XVI, Forspoken The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom, por citar algunos de los que llegarán próximamente.

Juanma

El 2022 ha sido en general un año bastante bueno para el mundo de los videojuegos con un desembarco muy importante por parte de Sony en el mundo del PC. Títulos como God Of War, Spiderman o Uncharted han llegado por fin a todos los jugadores que no poseen una consola o que querían probar su flamante Steam Deck, que ha sido otro de los dispositivos que ha empezado a despuntar en esta segunda mitad de año. En el mundo de las consolas podemos destacar sobre todo la llegada de juegos tan esperados como Elden Ring (ese mundo abierto al estilo Dark Souls que los fan pedían), God Of War: Ragnarok (Kratos reinando de nuevo) o Bayonetta 3 (la bruja de Umbra ha llegado no exenta de polémica). Aunque quizás dónde más brillo hemos encontrado es en el mundillo indie con títulos como Tunic, Trek To Yomi, Stray o la vuelta por la puerta grande de Guybrush Threepwood y su Return to Monkey Island. Y por supuesto una mención especial al parche de nueva generación de Cyberpunk 2077 que ha conseguido resucitar un juego qué hasta ahora era considerado como maldito. A veces las segundas oportunidades existen (¿verdad No Man's Sky?).

Pero no todo han sido luces en este 2022, ya que hemos vivido grandes decepciones como han podido ser Gotham Knights, que se ha quedado muy por debajo de las expectativas de la saga Arkham o bien de Babylon's Fall con Square Enix y Platinum Games fallando estrepitosamente en un pastiche poco propio del prestigio de ambas compañías. Estos son sólo dos de los fracasos más sonados, pero también hay que decir que no ha sido un año especialmente malo para el mundo del videojuego a pesar de la crisis a todos los niveles que estamos viviendo desde que empezó el año.

Para el próximo año espero encontrarme con bastantes sorpresas agradables, ya que hay bastantes títulos importantes en camino como Forsaken, Hogwart's Legacy, la vuelta de Link a Legend Of Zelda, un nuevo Assassin's... El futuro se ve bastante prometedor y esperemos que todos estos títulos le sigan dando brillo a este mundillo que tanto nos gusta y apasiona.

Reo

Para mí 2022 ha sido un año muy raro, para que mentirnos, y eso no excluye al mundo del videojuego. Iniciábamos 2022 con muchas grandes promesas que han llegado, ya sea Elden Ring, God of War: Ragnarok o Pokémon: Escarlata&Púrpura y a medida que trascurría, íbamos viéndolos aparecer, mientras otros grandes títulos hacían acto de presencia, además de que unos cuantos se volvían multiplataforma como Miles Morales o Sackboy

No ha sido mi año favorito, pero hay mucha calidad y buen trabajo en los juegos traídos. Sin embargo, veo una gran contra en este año y ese ha sido el fandom, el cual, se ha vuelto mucha más radical, dando lugar a momentos de discusiones e intolerancia en cuanto a las opiniones negativas hacia muchos juegos, dejando de lado la idea de los videojuegos y volcándose aún más en una guerra sin sentido sobre quien lleva razón.

Sonia

Este ha sido un año en el que a penas he cogido el mando y el teclado para jugar, así que mi opinión sobre alguno de los temas a tratar en este The Game Awards 2022 se me queda bastante grande. Aun así me he podido terminar algunos juegos como God of War (2018) que lo he gozado mucho, lo que me ha dejado con unas ganazas tremendas de God of War Ragnarok y más después de ver que está generando tanto revuelo. Confío y espero que sea el GOTY porque su primera parte me ha parecido espectacular y sé que esta segunda parte es aún mejor.

He podido jugar a las Tortugas Ninja y Little Hope en cooperativo, volver a jugar algo de forma cooperativa y sana ha sido un gustazo para mí. He empezado tantos otros, como mi querido Crash Bandicoot, Ghost of Tsushima, Uncharted o Vampire The Masquerade-Swansong, otro al que le tenía muchas ganas y la jugabilidad y la lentitud se me hizo algo tediosa. Otro muy esperado para mí fue Overwatch 2, en el que tenía muchas esperanzas puestas y no me ha llegado como lo hizo su primera parte, (y no, no es el mismo juego 2 xD).

No puedo deciros lo mucho que me ha gustado Stray, porque por desgracia aún no lo he podido empezar, pero seguramente os hablaría maravillas de él y me alegraría que ganara algún premio, aunque no vaya a ser el Goty porque ese Goty ya tiene nombre y apellidos.

Aún así me han gustado todos y cada uno de los juegos que he jugado, pero también hay que destacar que los que se vienen me tienen en vilo, como Silent Hill 2 Remake (precisamente porque este verano me pasé el original en PS2) o Resident Evil 4 Remake, que me negaba a jugarlo por su pésimo doblaje en castellano, así que ahora ya no tengo excusa.

Eso sí, ninguno supera la ilusión que me hace que salga Crisis Core - Final Fantasy VII Reunion, volver a disfrutar de esta aventura junto a Zack, Sephiroth y Génesis a un nivel gráfico tan cuidado y con las mejoras que se vienen me hace especial ilusión. Se viene mezcla de emociones a 4K, señores.
Estela Villa

Estela Villa

Mi pasión por los videojuegos me llevó a terminar una Ingeniería T.Informática y un Máster de modelado y animación 3D para videojuegos. Soy gamer de nacimiento y fan incondicional de la saga Metal Gear. Además de jugar, en mis ratos libres me dedico a otros de mis hobbies como el cine, las series y la lectura.
Si quieres contactar conmigo: Twitter | Instagram | Escríbeme

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.